Nacionales Politica

Sobre historia del modelo neoliberal en República Dominicana (2 de 3)

Escrito por Angel Moreta

Por: Angel Moreta (Autor-Editor)

 

Gobiernos de Danilo Medina (2012-2020)

 

Danilo Medina se lleva la corona de oro en la consolidación del modelo neoliberal y la continuación de las políticas de globalización en República Dominicana, las que engendran desigualdad social, pobreza extrema y corrupción administrativa voraz, entre otras realidades, como la penetración y consolidación de empresas transnacionales norteamericanas en la economía y la sociedad dominicana.

El presidente Medina ha configurado a lo largo de sus dos gobiernos grupos de funcionarios que constituyen “troikas” dedicadas a los negocios turbios, el enriquecimiento ilícito, las acciones demagógicas, violación de las leyes, concesión de privilegios a las compañías transnacionales de la minería, del turismo, de zonas francas; el endeudamiento externo voraz, ha sido un elemento presente en la subordinación del país a los organismos internacionales, al igual que la enajenación del patrimonio del Estado y de la riqueza pública.

El presidente ha construido personalmente un entramado mafioso y pestilente caracterizado por la entrega de bienes y privilegios al mundo empresarial capitalista, insultantes “presupuestos complementarios” del Presupuesto Nacional que vician  las leyes en esta materia.

Han ocurrido en este periodo decenas de hechos de corrupción que no han recibido las concomitantes persecuciones y castigos judiciales, debilitando el sistema de justicia de la República Dominicana. Los persistentes robos y privilegios en la administración pública han validado la idea de que la democracia es un ejercicio demagógico en donde el presidente de la República anda por todo el territorio nacional entregando y distribuyendo el presupuesto del Poder Ejecutivo sin planificación de los organismos técnicos correspondientes, una forma de hacer política improvisada contra las estructuras de la democracia.

La entrega graciosa de bienes y privilegios al mundo empresarial capitalista, como dijimos, se realiza mediante concesiones privilegiadas a altos funcionarios, permisos obscenos y cómplices a empresas norteamericanas; concesiones graciosas a las ARS, las AFP y ARL en beneficio de la capitalización privada egoísta y de la privatización de todos los bienes públicos, continuando con la política de globalización del gobierno anterior de Leonel Fernández, quien  llevó al extremo de la desfachatez la privatización del Consejo Estatal del Azúcar y de todos sus territorios urbanos y agrícolas; y la venta asqueante y cómplice de los ingenios azucareros, de empresas de servicios públicos, enajenación de patrimonios públicos con grandes ventajas a favor de las familias económicamente poderosas.

                                                             Leonel Fernandez

Podemos señalar la negociación secreta de los terrenos urbanos al este de la capital incluyendo los de San Souci, donde hoy se encuentra la antigua Marina de Guerra, que será trasladada a los terrenos del Ingenio Boca Chica mediante una negociación turbia realizada para favorecer de manera exclusiva a la familia Vicini y a los bolsillos de los altos funcionarios encargados de esta oscura contratación.

Millones de metros urbanos en las riberas del Rio Ozama, entregados a la familia Vicini mediante una contratación espúrea que nadie conoce sus alcances y que nunca fue divulgada a través medios de comunicación para que los ciudadanos pudieran comprobar en qué beneficia o perjudica al pueblo dominicano, ya que a ningún presidente dominicano se le reconoce legalmente la facultad para disponer en forma misteriosa y medalaganaria de los bienes públicos, al margen del Poder Legislativo.

El modelo neoliberal viene a profundizarse con Danilo Medina en la medida en que se incrementa el costo de la vida, el endeudamiento externo, el sistema de corrupción administrativa; la administración del presupuesto público del Poder Ejecutivo, del Poder Legislativo y de otros poderes de la nación, la consagración del proceso de privatización de bienes públicos, costas y playas, de la educación superior, de la salud, educación en sentido general, mala administración del 5 % destinado al proceso educativo, etc.

También hay que considerar la desregulación de la economía nacional, concediendo libertades absolutas de comercio, de finanzas y de industrias a los grupos empresariales reconocidos. Pero además, desde el punto de vista político, se profundiza el sistema de violaciones a la Constitución de la República, la falta de control presupuestario, la inversión pública abultada por medio de técnicas engañosas o amañadas, todo sobre la base de un sistema de demagogia social, fraude, dilapidación y pobreza, dañando el sistema democrático del país, ya de por sí representado en un orden despótico, autoritario y enajenante; y en un partido de la “liberación” ampliamente reconocido por sus practicas corruptas.

                                           Corporación petrolera Apache

Puede decirse que Danilo Medina ha sido uno de los autores intelectuales palaciegos del modelo neoliberal de Leonel Fernández. Adquirió nombre legendario desde el silencio de su Despacho ministerial, pero en verdad fue quien preparó el avance de la privatización de los bienes públicos y de la dilapidación impúdica de toda la riqueza estatal, destruida por las gestiones gubernamentales del partido de la “liberación” dominicana y de sus altos funcionarios.

Cuando era ministro a hurtadillas Danilo Medina elaboró las prácticas administrativas del modelo neoliberal, que más adelante profundizó aprovechándose de una “Constitución mañosa” aprobada a fines del gobierno de Leonel Fernández y luego en 2015 reformada por Danilo Medina en su artículo 124 comprando votos legislativos para posibilitar su segunda candidatura presidencial o su reelección.

Constitución que permite la concentración de los poderes públicos en manos del partido de la liberación dominicana, partido que no es y nunca fue de la “liberación” y que es poco dominicano en la medida en que ha permitido la continuación de la marginalidad social, del analfabetismo, de la penetración cultural neocolonial, de la “esclavitud mental” (enajenación cultural); la entrega de las riquezas naturales a las grandes compañías transnacionales norteamericanas; de las telecomunicaciones, de la energía, de las infraestructuras, de la industria, y del arrodillamiento de las élites o troikas hacia los intereses norteamericanos, hasta el colmo de haber firmado en 2015 un contrato con el Departamento de Defensa de los EU para la instalación de una base militar del ejército norteamericano en el suroeste de la República Dominicana, con infinitos privilegios hacia los EU.

El contrato para una base militar de los EU en territorio dominicano, sin haber realizado un referéndum o una consulta popular, ni haber sometido a discusión el asunto en el seno del Poder Legislativo para sopesar y reflexionar sobre la iniciativa abyecta del Poder Ejecutivo, constituye una grave violación de la Constitución de la República por parte del presidente Danilo Medina. Felizmente el Tribunal Constitucional anuló mediante una sentencia magistral lo que no era más que una componenda con el Ministerio de Defensa de los EU para entregar graciosamente la soberanía nacional, cuya contratación fue redactada por el Comando Sur de los Estados Unidos en el Caribe.

A este propósito, hemos dicho varias veces que Danilo Medina no podrá  nunca ser “rehabilitado” para la presidencia de la República en los próximos años como pretenden voceros públicos de las “troikas”  establecidas en el Palacio Nacional y que rodean y enzarzan al presidente de la República, cuyo periodo terminará en agosto 2020; y que no pudo obtener el apoyo de los EU para su reelección, interés que está por detrás de tan vil iniciativa…

Dijimos que desde el punto de vista moral el actual comanditario del proyecto de establecimiento de una base militar EU en RD, al igual que Buenaventura Báez, no puede volver a la presidencia de la República, mediante un proceso de rehabilitación legislativa, pues el proyecto de una base militar es equivalente moralmente a la venta de la Península y la Bahía de Samaná; o a la conversión de la República en un Estado más de la federación norteamericana. Por tanto, un acto de traición a la patria.

El modelo neoliberal se profundiza con el presidente Medina, repetimos, al entregar obras públicas a empresas transnacionales norteamericanas mediante procedimientos oscuros y cuestionables, que la embajada norteamericana y el Departamento de Estado empujan para que el Estado dominicano conceda esas obras mediante información privilegiada y entrega sin licitaciones públicas internacionales, tal como lo exige la ley 340-07 relacionada con las contrataciones públicas del Estado dominicano.

La presión del Departamento de Estado y de la embajada norteamericana en nuestro país en los actuales momentos llega a los confines del Palacio Nacional, con el fin de que queden excluidas ofertas de algunos proponentes de amplia autoridad tecnológica, tales como China Continental. Es una conspiración económica y política del comando sur y la embajada EU a la cual se pliega el presidente Danilo Medina, perjudicando al país y privándolo de cosas positivas, dándole las ventajas negociadoras al capital transnacional norteamericano.

Valga mencionar, por ejemplo, la entrega de la remodelación del puerto de Manzanillo a una empresa norteamericana sin licitación internacional, sino mediante mecanismos muy personales de información privilegiada, lo cual constituye un atentado a las leyes y la Constitución dominicana.

Con razón el premio Nobel de economía 2001, Joseph Stiglitz, citado por el articulista Antonio Rodríguez en su trabajo “El neoliberalismo debilita la democracia latinoamericana”, ha mencionado que: En todos los países, ricos o pobres, las élites prometieron que las políticas neoliberales llevarían a más crecimiento económico, y que los beneficios se derramarían de modo que todos, incluidos los más pobres, estarían mejor que antes.

“Pero hasta que eso sucediera, los trabajadores debían conformarse con salarios más bajos, y todos los ciudadanos tendrían que aceptar recortes en importantes programas estatales. Las élites aseguraron que sus promesas se basaban en modelos económicos científicos y en la «investigación basada en la evidencia». Pues bien, cuarenta años después, las cifras están a la vista: el crecimiento se desaceleró, y sus frutos fueron a parar en su gran mayoría a unos pocos en la cima de la pirámide. Con salarios estancados y bolsas en alza, los ingresos y la riqueza fluyeron hacia arriba, en vez de derramarse hacia abajo”.

Valga mencionar también, dentro de las prácticas de falsas licitaciones internacionales, la entrega de la actividad exploratoria y extractiva del subsuelo submarino dominicano para fines energéticos a la empresa norteamericana denominada Apache, en cuyas gestiones participó activamente el actual Ministro de Minería, que se ha prestado a la creación de una fachada silenciosa y no controlada por la Dirección General de Contrataciones Públicas, para conceder a la empresa Apache el contrato de las actividades investigativas y exploratorias de la empresa norteamericana mencionada. (Continuaremos).

Acerca del autor

Angel Moreta

Angel Moreta, jurista, sociólogo, y filósofo; Profesor-investigador de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), República Dominicana, Autor-Editor de Debateplural.

Dejar un comentario

/* ]]> */