Nacionales Politica

¡Que sea investigado el diputado Camacho!

Avatar
Escrito por Debate Plural

La fortuna de Camacho creció un 150 % eb ocho años

Carlos Reyes (D. Libre, 9-11-18)

El presidente de la Cámara de Diputados (CD), Radhamés Camacho, presentó ante la Cámara de Cuentas una declaración jurada de patrimonio por valor de RD$70. 7 millones, un 150 por ciento más que la última que dio a conocer este funcionario en el año 2010 cuando llegó al Congreso Nacional.

Licenciado en pedagogía de profesión, a sus 60 años de edad, el también miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) pasó en ocho años de tener una fortuna de RD$28,251,517 en 2010 a RD$ 70,757,863.

De acuerdo con el documento presentado por el diputado ante la Cámara de Cuentas, disponible en el portal de esta entidad, este tiene bienes muebles e inmuebles por valor de RD$30,7 millones.

Camacho, quien fungió como presidente de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) antes de ser legislador, informa en su nueva declaración jurada de patrimonio inversiones en “productos agroindustriales y semovientes” por RD$4.5 millones.

Además presenta siembras de 76 tareas de calabazas, 80 tareas de guandules, 48 tareas de yuca y 21 tareas de plátano, por valor de RD$1.5 millones.

Camacho posee ahorros en entidades bancarias y financieras por un valor de RD$17.1 millones y una cuenta en dólares en el Banco Popular por US$141,423.00.

Además, la fortuna del presidente de la Cámara de Diputados alcanza certificados de inversión en entidades financieras por un valor total de RD$17.2 millones.

Los vehículos propiedad del diputado son una yipeta Toyota Land Cruiser por valor de RD$3,4 millones; una camioneta Toyota 2017 valorada en RD$3,1 millones; un automóvil Chevrolet Camaro año 2010 por valor de RD$800,000 y un camión Nissan 2002 con un valor de RD$650,000.

Por su función como presidente de la Cámara de Diputados, Camacho Cuevas recibe un salario bruto de RD$204,750 más RD$40 mil de gastos de representación y RD$75 mil de dieta.

El diputado peledeísta presentó la declaración luego de presiones de diversos sectores del país.

La pesadilla de Camacho y el repudio en mayo

 

Marien Aristy Capitán (Hoy, 31-10-19)

 

Cada uno de los 16,700 millones de pesos malversados del 2016 al 2018 representa una razón para avalar la indignación de los jóvenes que fueron al Estadio Quisqueya el martes pasado y lograron un imposible: que los aguiluchos y liceístas gritaran a una sola voz… ¡laaadrón, ladrón, ladrón, ladrón, laaadrón, ladrón, ladrón…!

Al hacerlo, mostrando unas camisetas en las que se leía “Camacho Corrupto”, le hicieron pagar con creces al presidente de la Cámara de Diputados, Radhamés Camacho, el exabrupto que tuvo el domingo pasado cuando mandó a trancar al muchacho que le gritó corrupto (hecho del que se desligaron todos: el mismo Camacho, la Lidom y el Licey).

Impensable hasta el martes, Camacho propició algo que jamás había sucedido: que se iniciara una campaña de #RepudioMoral contra los corruptos: la idea es, anunciaron, que se lo dirán en su cara.
Motivos para restregarle a los corruptos sus hechos sobran, tal como lo evidencia el último informe de Oxfam: los casos de desfalco al fisco recogidos durante el período 1998-2018 arrojan una estimación promedio anual ascendente a RD$41,629.8 millones o 1.1% del PIB.

Lo más duro es que el 61% de los casos se queda en denuncias o querellas, mientras el 28.2% es imputación y solo un 10.9% logra una condena. Ante tal impunidad, ¿qué opción puede quedarle a la gente? Condenar moralmente, al menos a través del repudio, a quienes se han enriquecido a costa de los sectores más desfavorecidos. Ojalá que este despertar sea el preludio de más reclamos y que la gente le pase la gran factura a los políticos: retirarles el voto en mayo.

Interpretación del PLD y la corrupción

                                                                                    Juan Bosch

 

André L. Mateo (Hoy, 31-10-19)

 

Después del golpe de estado del 25 de septiembre de 1963, Juan Bosch tronó contra  el democratismo que falsificaba la democracia, y descubrió una aterradora verdad: el espectáculo de la democracia importa más que la democracia.  Entonces escribió ese libro de ruptura que se llama “Crisis de la democracia en América”,  y alertó para  que no nos resignáramos a consumir fantasías, porque  el juego de los intereses en la política práctica manipula la conciencia  y oculta la realidad. Nunca como ahora, consumada ya la división del PLD, esa realidad nos aplasta.

Juan Bosch tuvo mucha conciencia del poder de los medios de comunicación, y pese a que era un hombre proveniente de ese ciclo que Marshall MacLuhan llamó “La galaxia de gutemberg”, su empleo  de los medios masivos de comunicación de la época  para difundir sus ideas políticas ha quedado como un modelo diáfano de denuncia y esperanzas. Cualquier charla de Juan Bosch,  esos discursos didácticos que  producía por la radio todos los días a partir de la una de la tarde, estaba siempre destinada a coincidir con las necesidades colectivas de conquista de la libertad.  Todas las apelaciones simbólicas, la imaginación creadora que desplegaba para ilustrar los temas que trataba, las palabras de estirpe clasista (tutumpotes, hijos de machepas, carros pescuezos largos, etc), confluían en la explicación de lo que estaba pasando.  Era un intérprete del presente, y todo cuanto extraía del pasado servía para explicar la naturaleza de los hechos políticos y sociales frente a los cuáles estaba.

Ahora parece como si estuviéramos bloqueados por las reglas de juego en la que actuamos. Los medios de comunicación tienen la capacidad de construir el olvido.  Incluso pueden esfumar lo que parece más concreto.  Uno siente que hay algo que no puede asirse respecto de la realidad, y que el discurso oculta. Por ejemplo, ¿un PLD escindido,  con enormes posibilidades de perder el poder, a cuáles recursos acudirá ?   Es claro que a la saturación repugnante de la propaganda,  a emplear los fondos presupuestarios, a  desparramar  el derroche clientelar,  la cooptación de la voluntad popular a través del soborno, al fraude. Si algo ha demostrado el PLD es su falta de escrúpulos. Expertos en la manipulación de la ignorancia y el hambre, porque se han demostrado así mismos que todo puede ser comprado dentro de una sociedad presa.

¿Pero qué es lo que está pasando?

Lo que pasa es  que para el Partido oficial y hegemónico todo ha cambiado.  Construyeron un poder desmesurado, que desde los órganos del Estado ha  tenido el privilegio de  ir instalando un dispositivo de control social que lo ha reagrupado todo (dádivas de beneficencia, bonos estudiantiles, bono-gas, bono-combustible, tarjetas solidaridad, nóminas secretas con fondos públicos, bono-luz, barrilito para senadores y diputados, enriquecimiento de la estructura de dirección del partido oficial, reformas de la constitución y dominio absoluto de todos sus órganos, control de los medios de comunicación y de los comunicadores por la vía del dinero, práctica desvergonzada del transfuguismo pagado, rentismo, corrupción e impunidad generalizada, cooptación de intelectuales, artistas e historiadores, y  empobrecimiento inconmensurable de la vida espiritual del país). Es una retícula de poder que tiene presencia en todas las esferas de la vida nacional. La nación está ahora organizada de tal manera que la corrupción actúa como el cemento invisible que une todas las piezas del tablero. Es lo que no se quiere perder, es lo que está amenazado, y resquebrajado.   

La República Dominicana es un país secuestrado por una pequeña burguesía golosa que no tiene límites para exhibir el disfrute de los bienes terrenales. Y que han perdido todo freno ético, porque han descubierto que el dinero otorga personalidad, y puede dar felicidad o éxito. No hay historia post factual, pero si Juan Bosch viviera no fuera peledeísta, lo hubiera abrumado la falsificación de la democracia, y el esplendor de  tantas fortunas obscenas que la codicia y la soberbia han acumulado en el PLD.  Si la oposición no tiene claro lo que está pasando, no tendrá una idea cabal de la dimensión de la batalla. Esa cúpula de palacio no es una abstracción sino un referente concreto. Usarán el poder para quedarse, violarán las leyes, distribuirán las cargas presupuestarias con visión clientelar, amenazarán y usarán la fuerza. El segmento de la oposición que crea otra cosa, que se prepare. Lo que está pasando pasa por desmontar todo un sistema de corrupción violento, indolente, agresivo. 

Acerca del autor

Avatar

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario