Nacionales Politica

Presencia del señor Faller en el Palacio Nacional y soldados de los EU en la frontera dominicana-haitiana

Angel Moreta
Escrito por Angel Moreta

Por: Angel Moreta (Autor-Editor)

 

Estados Unidos aprovecha la crisis en Haití, creada por el Pentágono,  para realizar una serie de movimientos militares y diplomáticos que los dominicanos ignoran, pero que tienen que ver con la soberanía de la República Dominicana.

Entre esos movimientos se encuentran dos que sobresalen: el primero es la presencia inconsulta, no aprobada por el Congreso Nacional de Haití, de tropas del ejército norteamericano en la frontera dominicana-haitiana. La segunda es la visita no anunciada previamente pero intempestiva del jefe del comando sur señor Faller al Palacio Nacional.

Ambos eventos están íntimamente relacionados con la soberanía de República Dominicana. Primero se introducen tropas militares en la frontera dominicana-haitiana; y luego aparece en visita diplomática a nuestro país el señor Faller. Está claro que esos movimientos procuran involucrar a la diplomacia dominicana para lograr la aceptación de un proyecto de internacionalización de la frontera con fines militares geoestratégicos contra Venezuela y Cuba.

El señor Faller, siempre deslenguado y amenazador, representa el punto de vista del Pentágono en el sentido de que República Dominicana y Haití son dos letrinas en el patio trasero de los Estados Unidos, que se encuentra hoy escandalizada por la presencia de diplomáticos de China continental en el país y que son resultado del establecimiento de relaciones normales entre República Dominicana y China.

Tienen miedo de China continental en República Dominicana, porque EU considera que tanto una nación como la otra son provincias de Norteamérica. Por esa razón la embajadora de los Estados Unidos anda como alma insepulta por todos los rincones del territorio nacional como queriendo decir que los EU están omnipresentes en el territorio dominicano; pero no es omnipresentes simplemente, sino que tienen miedo de un mundo multipolar y de un mundo pluricultural, que representa la nación asiática y que en definitiva traerá beneficios cuantiosos a Santo Domingo.

China continental puede dar a República Dominicana en términos financieros, comerciales e industriales; en términos económicos y culturales lo que no puede dar los Estados Unidos.

Y no lo puede dar los EU porque mira a los países como fuente de beneficios para la explotación mineral, para los negocios de todo tipo, préstamos internacionales, inversiones en zonas francas industriales y expansión de las empresas multinacionales, en una proporción de ganar-ganar y los dominicanos perder-perder, es decir, una relación desigual e inequitativa, de explotación y saqueo.

Frontera dominico-haitiana

Además, China continental nunca invadió República Dominicana ni a ningún país del continente latinoamericano, mientras que los EU ha invadido tres veces la República Dominicana: 1903, 1916 y 1965, situación histórica imborrable de la memoria colectiva que no podrá ser suplantada o borrada del mapa de los recuerdos trágicos.

La “troika” que rodea a Danilo Medina, es decir, grupos organizados para los malos negocios, cuyo principal acicate lo constituye el canciller dominicano Miguel Vargas Maldonado, está siendo excesivamente complaciente con los intereses de la Casa Blanca; y recibió al señor Faller como si fuera un emperador romano, un bienhechor indiscutible, un pater familia, pero sabemos que el jefe del comando sur, flota creada por EU para mantener una vigilancia sobre todas sus “provincias” del Caribe, sobre todo sus “letrinas caribeñas”, observando y vigilando que nadie intervenga en ese ámbito; y con este accionar corrobora la referida troika.

Pretensiones imperialistas encubiertas

El señor Faller es un peregrino marítimo que tiene la ilusión de que el comando sur es propietario de América Latina, y que ellos son los “guardianes” de todos esos territorios humillados por las políticas imperiales de Washington. La monserga y siempre los mismos disparates del señor Faller son celebrados con abrazos, sonrisas y brindis por la troika de Danilo Medina; al igual que sus pretensiones de internacionalización armada de la frontera dominicana-haitiana, que no es frontera de los Estados Unidos, que es un proyecto que viola la soberanía de Haití y República Dominicana.

En sus pretensiones imperiales, el socarrón de Faller se considera o se imagina a si mismo que es un “emperador” romano, y la troika entreguista de Danilo Medina un grupo de politicastros sin dignidad y sin veneración a su patria, su bandera y su escudo.

Claro está, esa troika solamente busca el enriquecimiento ilícito para su continuación en el poder con el apoyo de los EU, en quien dichas troikas ven un apoyo fundamental para su proyecto de ocupación fronteriza y una fuente de legitimidad.

En el transcurrir del 2019 hemos experimentado situaciones vergonzosas como la imposición que hizo Mike Pence en junio 2019 al presidente Moise y al canciller Vargas Maldonado en el sentido de que en la asamblea general de la OEA tenían necesariamente que votar contra Venezuela porque es un país enemigo. Lo que no dicen es que a los Estados Unidos les interesa la cuenca del Orinoco para robar el petróleo allí existente, que es un quinto del petróleo mundial. Tampoco dicen que Haití tiene petróleo pero que Estados Unidos le impide explotarlo porque tiene como objetivo de mantener como reserva en el subsuelo de Haití.

De igual modo, en República Dominicana hay petróleo pero lo fundamental es que los dominicanos no lo aprovechen debido a que dicha riqueza mineral constituye igualmente una reserva de los Estados Unidos para su futuro, en el momento en que vaya a necesitarlo.

Todo esto indica que ambos países son víctimas de la Casa Blanca y de las políticas imperiales del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, que nos ha invadido tres veces y quieren que los dominicanos continúen arrodillados a sus estrategias de saqueo y robo de nuestras riquezas, lo cual se extiende también a la República de Haití.

¿A qué vino el emperador Faller, de repente?

La troika de Danilo Medina está en la obligación moral de definir con claridad a qué vino el jefe del comando sur de los Estados Unidos a la República Dominicana. No hacerlo significa traicionar los símbolos patrios de República Dominicana.

Pero ya esa troika ha traicionado varias veces, por ejemplo, en 2015 firmó un “contrato” con el Departamento de Estado permitiendo la ocupación de una franja territorial en el suroeste del país con el fin de instalar una base militar que geoestratégicamente se ubicaría en el suroeste del país para operaciones militares contra Cuba y Venezuela.

Y a eso vino el señor Faller, que al salir del Despacho del presidente Danilo Medina, “a quien hizo una visita de cortesía”, afirmó que se encuentra en el país para buscar métodos tangibles para seguir mejorando la colaboración con sus vecinos a fin de combatir las amenazas y mejorar la seguridad regional, amenazas que según él son el tráfico de personas y de armas, el crimen transnacional y la amenaza de estados externos nocivos.

“estamos acá para fortalecer nuestra amistad con el pueblo y el gobierno de la República Dominicana”, sin revelar a cuáles estados de la región se refiere, ni cuáles serían esas “amenazas”.

O el señor Faller es un profesor del disparate, como creo que lo es; o es una actuación de difamación contra Estados soberanos como Cuba y Venezuela que no representan ninguna amenaza para los Estados Unidos.

Al contrario, son Estados Unidos los que representan una amenaza para esos países y para la región del Caribe y América Latina; a quienes consideran su propiedad particular al margen del Derecho internacional. Por tal razón, la verdadera liberación de nuestros países y el rescate de nuestra soberanía representa una lucha contra los Estados Unidos por la autodeterminación.

El pueblo de República Dominicana sufre de un bombardeo comunicacional tendente a crear una buena imagen hacia los Estados Unidos. También sufre una especie de ocupación cultural y una guerra psicológica para meter miedo y desinformar a la población que se encuentra hoy en condiciones de esclavitud ideológica, en condiciones propias de la caverna de Platón, mediante la importación de enlatados culturales, de acciones religiosas fanáticas como la de los mormones y otras sectas que operan en nuestro territorio, también las iglesias todas procuran arrancar el alma a las nuevas generaciones, y engañar mediante lavados de cerebros a los jóvenes dominicanos. Y también mediante la tecnología militar, los videojuegos, los documentales, las películas holliwoodenses, el industry entertainment, las telenovelas, las radionovelas, los juegos electrónicos, y todo tipo de juegos.

En esas tareas también están comprometidas la embajada norteamericana y entidad llamada USAID, la CIA y otras entidades que buscan mantener en la esclavitud espiritual al pueblo dominicano.

En esas tareas la embajadora de Estados Unidos en República Dominicana informó el 9/11/19 que durante la reunión con el presidente Danilo Medina, el almirante Craig S. Faller abordó el tema de la frontera dominicana-haitiana.

Es obvio que el interés de los Estados Unidos en este momento, como parte de su estrategia política, es la frontera dominicana-haitiana, pues sobre ella existe un proyecto de internacionalización que podrá ser impuesto de cualquier manera a ambos pueblos, incluyendo la ocupación militar.

Tal pretensión tiene raíz y apoyo en el pensamiento de las troikas de Danilo Medina, que alguna vez tendrán que pagar sus actuaciones entreguistas del territorio, de las riquezas naturales y de la soberanía del país.

Dicen la embajadora y el señor Faller que Estados Unidos busca fortalecer la seguridad de República Dominicana, pero ¿Quién amenaza actualmente a nuestro país, que necesita “fortalecer” su seguridad?. Repetimos la pregunta: ¿Quién amenaza actualmente a nuestro país, que necesita “fortalecer” su seguridad?.

Obviamente ningún país amenaza a República Dominicana, es un invento del señor Faller y del Pentágono para engañar al pueblo dominicano, con la complacencia de la troika del presidente Medina, ya que su verdadero propósito es obtener apoyo para la intervención militar extranjera y la pretensión de internacionalización de la frontera dominicana-haitiana y, por ende violar la soberanía de ambas naciones.

Acerca del autor

Angel Moreta

Angel Moreta

Angel Moreta, jurista, sociólogo, y filósofo; Profesor-investigador de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), República Dominicana, Autor-Editor de Debateplural.

Dejar un comentario