Internacionales Politica

Declaración Balfour (1917): un siglo de injusticia

Arthur James Balfour
Avatar
Escrito por Debate Plural

¿Quién fue Arthur James Balfour?

Nacido en Escocia en 1848, Arthur James Balfour era un político británico. Se desempeñó
como primer ministro entre 1902 y 1905 y como Secretario de Asuntos Exteriores entre 1916
y 1919. Fue ideológicamente conservador, un colonialista y cercano a varios líderes sionistas.

¿Qué es la Declaración Balfour?

La Declaración Balfour es el nombre dado a una carta firmada por Balfour el 2 de noviembre 1917 y enviado a Lord Lionel Walter Rothschild, el líder de la comunidad judía británica, en el que declaró el apoyo del gobierno británico al establecimiento de una patria judía en Palestina, a expensas del pueblo palestino, los habitantes nativos de esa tierra.

El texto exacto dice lo siguiente:

«El Gobierno de Su Majestad contempla con beneplácito el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío y hará uso de sus mejores esfuerzos para facilitar la realización de este objetivo, entendiéndose claramente que no se hará nada que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina, o los derechos y el estatus político que los judíos gozan en cualquier otro país»-

¿Fue Palestina «una tierra sin pueblo» en 1917?

Palestina era una tierra de casi 28,000 kilómetros cuadrados bajo el control del Imperio Otomano, como muchos de los países árabes y musulmanes de la época. Tenía una población de aproximadamente 700,000 habitantes, de los cuales casi el 90% eran palestinos cristianos
y musulmanes. Es más, la mayoría de la población judía existente en ese momento se consideraba completamente parte de la población palestina nativa, y no de los sionistas. A pesar de esta realidad, la Declaración Balfour se refería a la gran población palestina como las «comunidades no judías existentes».

                          Embajada del Estado de Palestina

Pero la Declaración Balfour refiere a los derechos tanto de los judíos como de los palestinos sobre Palestina, ¿no es así? 

No. Balfour se refiere a un «hogar nacional» para el pueblo judío, lo que implica que sólo los judíos tendrían derechos políticos, mientras que otras «comunidades no judías», sólo se les concederían derechos civiles y religiosos. En la práctica, esto significa ni dos estados soberanos ni un solo estado democrático. De hecho, lo que la Declaración Balfour prometió es lo que ha dado como resultado un siglo más tarde, la imposición de un Estado con dos sistemas separados, uno con derechos políticos para los judíos y otro sin derechos políticos para los no-judíos.

¿Cuáles fueron las consecuencias de la Declaración Balfour para el pueblo palestino? ¿Cómo todavía afecta la vida de los palestinos en la actualidad? 

La Declaración Balfour viola el derecho inalienable del pueblo palestino a lograr su autodeterminación. La implementación de la declaración, de hecho, ha llevado al desarraigo del pueblo palestino de su propia tierra, para reemplazarlo por otros. El resultado fue la catástrofe palestina de 1948, Al-Nakba, en la cual casi un millón de palestinos fueron expulsados por la fuerza de su patria histórica. En vez de lograr la independencia, al igual que otros países árabes y africanos en la era post-colonial, Palestina fue sometida a una mayor colonización de la mano de un nuevo estado, Israel.

El programa político del gobierno israelí es, en esencia, la implementación de la Declaración de Balfour: la negación de los derechos políticos del pueblo palestino, a través de sistemas separados y desiguales de dos grupos basada en su religión y etnia. Israel, como potencia ocupante, que hoy controla la totalidad de la Palestina histórica y cada aspecto de la vida de los palestinos, viola no sólo los derechos políticos, sino también los derechos civiles y religiosos supuestamente protegidos por la Declaración Balfour.

A Chaim Azriel Weizmann, el primer presidente de Israel, le preguntaron una vez cómo obtuvo la Declaración Balfour y qué pensaba sobre los indígenas palestinos. Él respondió: «Los británicos nos dijeron que hay unos cientos de miles de negros [kushim (en hebreo)] y que para aquellos no hay ningún valor».

Unos años después de la Declaración, otro destacado sionista, Israel Zangwill escribió: «Si Lord Shaftesbury estaba literalmente equivocado en la descripción de Palestina como un país sin pueblo, estaba esencialmente correcto, porque no hay población árabe viviendo en estrecha relación con el país, utilizando sus recursos y marcándolo con una impronta característica; lo que existe más bien es un campamento árabe”.

Este mito de «una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra» continúa siendo perpetuado hasta nuestros días, particularmente dentro del sistema educativo israelí y la literatura infantil.

¿Tenía el Reino Unido derecho a prometer Palestina al Movimiento Sionista? 

No. La Declaración Balfour no se basa en ningún fundamento legal. El Reino Unido ocupó Palestina durante la Primera Guerra Mundial. Esta declaración solo puede entenderse en el contexto de la política exterior colonialista del Reino Unido en aquel momento.

¿La Declaración Balfour fue aprobada por unanimidad por el Gabinete británico de aquel momento? 

No. De hecho, el único miembro judío del gabinete británico en ese momento, Sir Edwin Montagu, rechazó por completo la Declaración Balfour. Describió el sionismo como «un credo político malicioso, insostenible para cualquier ciudadano patriótico del Reino Unido». Otros altos funcionarios, como Lord Curzon, cuestionaron qué pasaría con la población de Palestina: «los árabes y sus antepasados han ocupado el país durante la mayor parte de los últimos 1.500 años y son los dueños de la tierra (…) Tampoco estarán contentos en ser expropiado por inmigrantes judíos ni actuar meramente como leñadores y aguadores para estos últimos”.

En 1922, la Cámara de los Lores se negó a respaldar el Mandato británico debido a la inclusión de la Declaración Balfour. Durante el Mandato Británico de Palestina, también hubo varias recomendaciones de funcionarios británicos para honrar los derechos del pueblo árabe-palestino.

Alguna vez el Reino Unido asumió la responsabilidad por la Declaración Balfour? 

No. A pesar de que el Reino Unido tiene una responsabilidad histórica especial hacia Palestina y su pueblo, cada gobierno del Reino Unido ha eludido su responsabilidad y no ha dado ningún paso para reparar el daño causado al pueblo palestino. El actual gobierno británico ha decidido celebrar el centenario de la Declaración Balfour, un símbolo del desposeimiento palestino, al tiempo que aboga fuertemente en contra de la rendición de cuentas por las violaciones israelíes del Derecho Internacional Humanitario y las resoluciones de la ONU.

¿Hay actualmente voces en el Reino Unido que hablen en contra de la Declaración Balfour? 

Hay muchas. A continuación se encuentran algunos ejemplos recientes de miembros del Parlamento británico. Mientras tanto, miles de miembros del público británico han firmado una petición pidiendo a su gobierno que se disculpe por la Declaración, y hay muchas personas y grupos de solidaridad que constantemente hacen campaña por los derechos de los palestinos.

Sir Nicholas Soames (Conservador MP)
«… los términos de la declaración Balfour claramente no son respetados con respecto a los palestinos, y en Gran Bretaña verdaderamente eso debería pesar mucho sobre nosotros».

Grahame M Morris (Labour MP)

«Como el autor de la declaración Balfour y titular del mandato para Palestina, Gran Bretaña tiene una conexión histórica única y discutiblemente una responsabilidad moral con ambos pueblos Israel y Palestina. En 1920, nos hemos impuesto una enmienda sagrado de compromiso para guiar a los palestinos hacia la estadidad y la independencia. Eso fue hace casi un siglo, y el pueblo palestino aún no ha logrado que sean reconocidos sus derechos nacionales. Esta enmienda sagrado ha sido tratada de forma negligente durante demasiado tiempo”.

David Ward (demócrata liberal)

«Israel incumple el contrato establecido en la declaración Balfour que establece que no se hará nada que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no-judías existentes en Palestina”. A la luz de Al- Nakba y todo lo demás, parece una broma pesada.”

Lord Norman Warner:

«La Declaración Balfour ha creado una miseria interminable para generaciones de
palestinos con millones de desplazados».

¿Qué reclaman los palestinos al Reino Unido? 

Los palestinos piden que el gobierno británico asuma su responsabilidad histórica y tome medidas activas para corregir los errores y hacer efectivos los derechos del pueblo palestino que están pendientes desde hace mucho tiempo. Una forma de comenzar este proceso es honrar los derechos políticos que fueron violados por la Declaración Balfour, incluyendo las medidas para apoyar el derecho palestino a la autodeterminación y la independencia. Tomar medidas para combatir las violaciones del derecho internacional, incluidas las relacionadas con la empresa de asentamientos de Israel; apoyar, en lugar de oponerse activamente, a los mecanismos internacionales destinados a mantener la responsabilidad y aplicar el derecho internacional respecto a Israel; y reconocer el Estado de Palestina, todo eso puede contribuir en cierta medida a lograr esos derechos y, en última instancia, la paz.

Finalmente, los palestinos, como muchos ciudadanos británicos, esperarían que el gobierno británico reconozca la insensibilidad de celebrar la Declaración Balfour, ciertamente mientras
una de las partes afectadas por esa declaración todavía sufre a diario por la ocupación y la colonización a manos del otro. Todas las celebraciones deben reservarse para un momento en que ambos pueblos tengan sus derechos y libertades

Acerca del autor

Avatar

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario