Cultura Nacionales

Reflexiones sobre la enseñanza de la filosofía en República Dominicana

Es una necesidad recuperar el espacio de la filosofía como área del conocimiento en el Sistema Educativo Dominicano, en sus distintos niveles y modalidades.

Hasta el inicio del Plan Decenal de la Educación Dominicana, 1992-2003 la filosofía era una asignatura que se impartía en el bachillerato (hoy nivel secundario) y existía un bachillerato en filosofía y letras. Utilizando como argumento falaz que el saber filosófico, en sus contenidos, está comprendido en todas las áreas del conocimiento y en sus respectivas asignaturas, se excluyó la filosofía como asignatura del currículo del bachillerato y también, fue erradicado el bachillerato en Filosofía y Letras.

Hegel

Este hecho, ha incidido negativamente en la imagen que los estudiantes egresados del nivel medio secundario tienen de la Filosofía. Lo que además, se expresa en la reducida capacidad de pensamiento crítico que tienen dichos estudiantes.

En el caso particular de las Universidades del país sólo algunas, entre las que se destacan la UASD y la PUCMM, tienen en su oferta curricular la Licenciatura en Filosofía e imparten la filosofía como una asignatura de formación general en el marco de su currículum.

Se hace necesario recordar que en el país ha existido una tradición filosófica, que podríamos llamar tímido, pero que tiene nombres como los de Antonio Sánchez Valverde (siglo XVIII, Andrés López de Medrano (siglo XIX) Eugenio María de Hostos (siglo XIX) y en el siglo XX Andrés Avelino, Juan Francisco Sánchez, Juan Isidro Jiménez Gullón y otros importantes filósofos y educadores actuales.

Eugenio Maria de Hostos

En una mirada panorámica de la realidad de la enseñanza- aprendizaje de la filosofía en el sistema educativo del país, puede visualizarse que:

  • El conocimiento filosófico es escaso y disperso en los contenidos curriculares de los llamados ejes transversales del currículo de educación secundaria.
  • Dicho conocimiento está explícitamente ausente, como área de conocimiento y como asignatura, en los niveles primario y secundario.
  • En el nivel superior con más de 45 instituciones de educación “superior sólo tres importantizan la filosofía como asignatura de formación general y en el marco de su oferta curricular sólo tres la ofrecen como licenciatura.
  • Es evidente la carencia de materiales didácticos con contenidos filosóficos, que sirvan de apoyo a la docencia. Concretamente son escasos los textos filosóficos para apoyar la actividad docente.
  • El personal docente presenta escasa información respecto a los conocimientos filosóficos.

Esta breve descripción — reflexiva del panorama de la enseñanza de la filosofía en el país nos permite proponer lo siguiente:

1ero. Desarrollar una estrategia para que la filosofía sea incluida como área del conocimiento y como asignatura en el currículum de los niveles primario y secundario del sistema educativo dominicano.

2do. Impulsar actividades para que las universidades incluyan en su oferta curricular asignaturas filosóficas.

3ro. Producir y reproducir materiales de contenidos filosóficos.

4to. Organizar programas como talleres, mesas redondas, tertulias, conferencias, conversatorios, exposiciones, etc. de carácter filosóficos.

5to. Organizar concursos de ensayos filosóficos.

6to. Diseñar y ejecutar un programa de actualización y capacitación filosófica dirigido al personal docente de los distintos niveles del sistema educativo dominicano.

7mo. Incorporar las modernas tecnologías de la información al proceso de enseñanza-aprendizaje de la filosofía. Para utilizar video conferencia, tele conferencias, comunicación interactiva, programa de radio y otras.

 

Acerca del autor

Juan Francisco Viloria

Juan Francisco Viloria

Filosofo, sociólogo, profesor investigador de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Dejar un comentario