Nacionales Sociedad

La rehabilitación del Monumento a Fray Antonio de Montesino amplía la recuperación del Malecón

Escrito por Debate Plural

Inés Aizpún (D. Libre, 27-6-19)

 

La recuperación del Monumento a Montesino es una gran obra. No solo por la belleza del conjunto o por su significado histórico, dos motivos que son suficiente argumento para empren- derla. Es un gran proyecto porque lanza el mensaje de que la decadencia no es una opción aceptable. No es verdad que estamos condenados a vivir entre basura, con las fuentes públicas secas, los monumentos despreciados, abandonados, las aceras ocupadas, los parques arrabalizados.

Santo Domingo se puede recuperar para el ciudadano, para el peatón y a veces es cuestión no tanto de dinero (que también) como de decisión.

El dedicado a Fray Antonio de Montesino es un monumento hermoso, de gran escala, de perfecta ubicación, con un significado hondo y universal. Es, debe ser, el símbolo de la ciudad porque no existe ningún otro que sea más adecuado, representativo de la historia y del futuro que podemos labrar. Del papel que jugó y debe proponerse jugar Santo Domingo en América.

Pero también es un entorno. Recuperado el espacio que servía de parqueo a los camiones de Fenatrado, se recupera la vista al mar, la pequeña playa, el pulso de ciudad marinera. Y al recobrar las estancias que originalmente se pensaron en la estructura base, se devuelven a la comunidad espacios de utilidad pública.

Esta es la obsesión del equipo de urbanistas y arquitectos del Ayuntamiento. Amín Abel Hasbún, Jesús D’Alessandro y Juan Mubarak encabezan este grupo de locos por la ciudad que se ha propuesto como objetivo de esta gestión recuperar los espacios públicos para el gobierno municipal, para los vecinos. El malecón recuperado parece dirigir los pasos del caminante hacia Montesino y de ahí, la entrada a la Zona Colonial es casi inducida. Un corredor turístico que se pone en valor cuadra por cuadra.

Ciudad de turistas

Eduardo Selman, ministro de Cultura y David Collado, alcalde del Distrito Nacional tuvieron mensajes muy similares en el acto de la inauguración del “nuevo” Montesino. Desde sus respectivos despachos han entendido que la colaboración suprapartidaria es esencial para la ciudad de Santo Domingo. No hay espacio, especialmente en el proyecto de recuperación de la Ciudad Coloial, en que no converjan diferentes instituciones. Selman tuvo grandes elogios para Collado y éste para el ministro. Quizá son dos versos sueltos en sus respectivos partidos o quizá se esté abriendo paso una vía de pragmatismo y sentido de la institucionalidad en la política que beneficie de manera real a los munícipes.

La obra tendrá una gobernadora, Rosanna Rivera, vecina de la Zona Colonial. Y el entorno tendrá vigilancia garantizada por el Ejército, lo que deberá dar al espacio una garantía de seguridad. El historiador Manuel García Arévalo estará al frente de los proyectos de museología que albergará el monumeto y habrá opción para alquiler de salas para actividades particulares, porque usar la ciudad es la mejor manera de cuidarla. Comienza pues, una nueva vida para esta monumental figura.

Por qué importa tanto

Fray Antonio de Montesino (será difícil adoptar el apellido así, sin la S final) fue el primero en gritar en contra de los abusos de los colonizadores. El mensaje dado en un sermón en el cuarto domingo de Adviento de 1511 se lee hoy sin que el tiempo haya pasado. Es actual, es incisivo, es desafiante. Al Fray le costó algunos disgistos y a Diego Colón no le gustó nada. O sea, como podría pasar ahora cuando un cura de un pueblo le enrostra al mandatario de turno el abandono de su comunidad o el maltrato a su feligresía. Esta obra importa por el mensaje y por la forma. Recuperar los monumentos y las zonas públicas es una urgencia de la ciudad. Somos como vivimos, y la ciudad es la casa común.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */