Cultura Nacionales

Borinquen querido

Avatar
Escrito por Debate Plural

José del Castillo (D. Libre, 11-5-19)

 

Santo Domingo y Borinquen tienen larga historia de relaciones fecundas. La recién celebrada FILSD 2019 dedicada a Puerto Rico como país invitado reiteró la pauta de hermandad que vincula a nuestros pueblos y sus culturas, priorizando el libro como enlace articulador. Exhibición y venta de obras de diverso género y autores de las editoras de la Universidad de PR y el Instituto de Cultura Puertorriqueña, así como de los sellos Isla Negra, Gaviota, Huracán. Muestra de carteles de meritorios artistas del grabado como Lorenzo Homar y Antonio Martorell –quien estuvo presente en la Feria. Animación musical a cargo de grupos juveniles de plena, bomba y danzas de la Isla del Encanto. Charlas, coloquios, lecturas de poesía y textos breves. Dieron un toque especial a esta edición de la FILSD, poblando de entusiasmo vital las calles de la Ciudad Colonial y sus vetustas edificaciones.

Yo estuve como pez en aguas seguras, pues llevo a Borinquen prendado en un rincón del alma muy especial.

Hostos, quien plantó su huella prodigiosa de saberes modernos creando la Escuela Normal, dictando cátedras de Sociología, Moral Social, Economía Política y Derecho Constitucional en el Instituto Profesional, estuvo ligado raigalmente a mi familia, residiendo en su etapa más prolongada en la hoy Benigno del Castillo con 30 de Marzo en San Carlos. Siendo sus colaboradores mis abuelos, el diputado Luis Temístocles del Castillo y la educadora Dolores Rodríguez-Objío, directora del Colegio El Amparo. Junto a las del poeta José de Diego, en la biblioteca de mi padre encontré muchacho sus obras. Que por décadas he leído y releo aún como savia nutricia del espíritu libre. El pensamiento democrático progresista tiene en Hostos una de sus señas históricas vigentes.

A la vecina isla fueron a parar los primeros exiliados antitrujillistas. Allí falleció en 1934 el estadista Federico Velázquez, quedando su hijo Guaroa. Luis Felipe Mejía –autor de De Lilís a Trujillo, luego radicado en Venezuela con su hijo Luis Aquiles, articulador de las expediciones del 59-, el Dr. Leovigildo Cuello –uno de los líderes de Cayo Confite y fundador del PRD- y su combativa esposa Conina Mainardi, padres de tres médicos eminentes. Juan Isidro Jimenes Grullón –quien conoció y fue pie de inspiración de la poeta borinqueña Julia de Burgos- y Juan Bosch, a quien se encomendara la edición de las Obras Completas de Hostos, motivando Hostos, el Sembrador y Mujeres en la Vida de Hostos. Ambos fundadores en Cuba del PRD y promotores de Cayo Confite. Chiqui Vicioso recoge la relación de los Juanes y la poeta en su iluminador Julia de Burgos en Santo Domingo.

Se asentó en Borinquen, Ángel Morales, líder horacista que también vivió en New York con fuertes nexos en Washington vía el influyente subsecretario de Estado Sumner Welles, visto como principal presidenciable del exilio.

En los 50 llegaron gente de Juventud Democrática, tales los hermanos Martínez Bonilla, Maricusa Ornes, Carmen Natalia, de honda huella en el teatro, la poesía y las actividades culturales de la isla. La primera, consagrada declamadora y organizadora de grupos de teatro y poesía coreada. La segunda, poeta de raíz. Se sumó Horacio Julio Ornes –quien residió en México y Costa Rica, donde fue comandante de la revolución de Figueres-, fundador de Vanguardia Revolucionaria junto a otros exiliados como los Soto Martínez. También arribó su hermano Germán, tras romper con el régimen a finales de 1955, a la sazón director de El Caribe y luego autor de Trujillo: Little Ceasar of the Caribbean.

El liderazgo que ejercía Luis Muñoz Marín y su Partido Popular Democrático en la escena política, con la implementación de reformas modernizantes, facilitó el asiento de nuestro exilio, con amplias simpatías. Reconocido antitrujillista, Muñoz y otros líderes del PPD como Arturo Morales Carrión y Jaime Benítez, fueron esenciales en la transición post dictadura, el apoyo al gobierno de Bosch con Festival Casals incluido, la acomodación de su exilio en la UPR y la Crisis del 65. Negociándose bajo su cobija la fórmula Guzmán durante la intervención norteamericana.

La economía ha trazado nexos interinsulares. Juan Serrallés fundó en Macorís el ingenio Puerto Rico a finales del siglo XIX, siendo también ganadero, alambiquero, fabricante del afamado ron Don Q. Tanto él como el norteamericano William L. Bass, propietario de Consuelo, ensayaron con la traída de braceros boricuas. Desde 1910, la South Porto Rico Sugar Co., dueña de Guánica Central, puso su mira en La Romana, comprando tierras y fomentando campos de caña. Desarrolló un formidable sugar company town, levantando un ingenio modelo a finales de esa década, dotado de moderna infraestructura, base del actual complejo azucarero-ganadero-de zona franca industrial-inmobiliario y de turismo.

Promovió en sus inicios la inmigración de puertorriqueños para puestos claves, incluso el personal del cuerpo de guarda campestre. No en balde en La Romana opera La Casa de Puerto Rico como importante centro social, que conocí al inicio de los 60 al pasar unos días en el hogar de Guadalupe Rodríguez, uno de los empleados boricuas del central.

Cortés Hermanos –que tiene el liderazgo en la industria chocolatera en Puerto Rico y en RD- fue una operación iniciada en San Francisco de Macorís en 1929 por el boricua Pedro Cortés Forteza para aprovechar la excelencia del cacao dominicano, que hoy conquista los mercados mundiales.

El ingeniero Benigno Trueba, vino al país a la instalación del ingenio Las Pajas en San Pedro de Macorís a mediados de la década del 10 del pasado siglo. Trabajó en la sección de carreteras de Obras Públicas y fue clave en los 20 en el levantamiento de los edificios modernos Baquero, Diez y Cerame en El Conde, y los hoteles Colón y Palace.

El naturalista puertorriqueño Carlos E. Chardón es autor de Reconocimiento de los recursos naturales de la República Dominicana, estudio encomendado por el gobierno dominicano y publicado a finales del 30 (con reedición de la Sociedad de Bibliófilos en 1976). Empleado en los planes de explotación de entonces.

El Banco Popular de Puerto Rico fue factor en el surgimiento del Banco Popular Dominicano, asesorando en su instalación en 1963 con cuota de capital incluida. Posteriormente, tuvo participación en otros bancos dominicanos como el BHD.

En la música, tan temprano como en los 20 del XX, Rafael Hernández formó en New York el trío Borinquen (designado Quisqueya cuando se orientaba hacia el mercado nuestro) con la participación de Antonio Mesa como voz prima, grabando numerosos sencillos. Consignándose su composición Quisqueya. Negrito Chapuseaux y Simó Damirón formaron dúo artístico (al que se sumaría la panameña Sylvia D’Grasse), que llevó el merengue por el mundo, radicándose en San Juan, queridos como boricuas. Nuestro Bullumba Landestoy hizo estancia prolongada animando las noches de los mejores hoteles. El cantante de LVD Ney Rivera crearía el sello discográfico Riney.

Radhamés Reyes Alfau, saxofonista y compositor de la Súper San José, se establecería en la Isla del Encanto, produciendo discos para Monroig (dos discos de oro), Nidia Caro, y otros artistas. Conduciendo una gran orquesta en el homenaje rendido a Rafael Hernández por el Banco Popular en la víspera de su muerte. Además, jinglero muy cotizado.

La amistad de Lope Balaguer y Bobby Capó, que incluyó a Casandra Damirón, motivó estancias recíprocas de estos artistas en ambas islas. Daniel Santos, al igual que otros artistas puertorriqueños, residió en los 50 en Ciudad Trujillo con audiciones diarias en La Voz del Trópico. Danny Rivera –que ya es tan nuestro como de Borinquen- reside aquí con ciudadanía dominicana. Tito Rodríguez llevó al acetato con la orquesta de Leroy Holmes, los temas de Manuel Troncoso, Rafael Solano, Sánchez Acosta y Brens. El Conjunto Quisqueya ha llenado de felicidad a los vecinos con su fuerza salpimentosa. Y bueno, Johnny Pacheco ha liderado la salsa junto a los mejores músicos y cantantes boricuas tanto de la isla como de los Nuevayores.

A mediados de los 60 visitaba el piano bar Granada, en el Viejo San Juan, propiedad del Negro Plebe, Tirso Guerrero, y gozaba de lo lindo con la destreza en el piano, canto y animación humorística de este artista. En esos años, el Colegio de Agricultura y Artes Mecánicas de Mayagüez de la UPR estaba repleto de cientos de estudiantes dominicanos. Mi cuñado Ramón Hungría era nuestro cónsul y pasé grata temporada junto a mi hermana Flérida. Estuve casi a punto de ingresar a la UPR en Hato Rey.

Tras mi regreso de Chile en 1971 pasé a visitar a mi hermana Lolita, quien residió en San Juan hasta su reciente fallecimiento, procreando junto a su esposo Dr. Luis Rojas Franco a mi querida sobrina Mariví. Por décadas viajé a la isla, donde establecí fuertes vínculos con Manuel Maldonado Denis, Juanma García Pasalacqua, Luis Rafael Sánchez, Marcos Rigau, Ricardo Alegría, Ángel Quintero, Marcia Rivera, Tony Ramos Mattei, Luis Agrait, Edgardo Rodríguez Juliá, Margarita Benítez, Etnairis Rivera, Héctor Luis Acevedo y Tito Colorado, entre otros amigos.

Casi mensualmente estuve por San Juan, ora en el Recinto de Cayey de la UPR –donde Carlos Di Núbila organizó una formidable Semana Dominicana con el auxilio de Frank Marino Hernández, bajo la rectoría de Margarita Benítez, hija talentosa de don Jaime Benítez. Ora con Pepe Méndez en la Universidad del Turabo, junto al alcalde de Miami Maurice Ferré y un grupo de académicos, entre los José Luis González, en seminario ambulatorio surrealista. Los mejores restaurantes fueron hábitat de charlas enriquecedoras que me afincaron en la raíz profunda de ese pueblo al que amo.

Un pintor boricua que me refiriera Cabrera Infante en Barcelona, Rafael Ferrer, con casa en Samaná, ha hecho suyo ese paraíso y otros con la magia del pincel. Para gloria de ambas islas.

Acerca del autor

Avatar

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario