Internacionales Politica

El injerencismo imperialista EU pretende ahora cargar contra Evo

Angel Moreta
Escrito por Angel Moreta

Por: Angel Moreta (Autor-Editor)

 

Desde las primeras décadas del siglo XIX, cuando se formuló en 1823 la Doctrina Monroe, se cumplirán 200 años de que los gobiernos imperialistas de EU practican dicha teoría aplicándola sistemáticamente a la vida social, económica y política de lo que se ha denominado el “patio trasero” y su “letrina” que es el conjunto de países latinoamericanos.

La historia del imperialismo en América Latina es la de las agresiones, injerencias, invasiones, protección de dictaduras; golpes de estado, intentos de balcanización de algunos países del continente.

La obra de Ramiro Guerra, “La expansión territorial de los Estados Unidos a expensas de España y de los países hispanoamericanos”, publicada en el año 1935, es un monumento investigativo de alta claridad para comprender la esencia injerencista y violenta de los gobiernos norteamericanos en la vida de los pueblos del continente.

Esa historia deberíamos enseñarla en nuestras escuelas y universidades de manera ordinaria de modo que las juventudes de nuestros países comprendan a ciencia cierta lo que han sido las políticas de los gobiernos norteamericanos para América Latina.

Ahora el objetivo número uno es balcanizar a Bolivia, Venezuela y Nicaragua, en una gestión destructiva de naciones progresistas que no se arrodillan ni lo harán nunca frente al imperialismo EU.

Reclaman a Maduro ser un dictador, pero apoyaron a los dictadores como Duvalier, Trujillo, Batista, Stroesner, Somoza, Pinochet y otros, durante muchos años que duraron esos regímenes criminales. Reclaman a Evo Morales que es un presidente continuista, pero apoyaron el sangriento golpe de estado en Chile, el asesinato del líder popular Jorge Eliecer Gaitán, el asesinato de Maurice Bishop y de Salvador Allende; y toleraron el Ku Klux Klan de los llamados Tontons Macoute en Puerto Principe.

En cambio Evo Morales se ha dedicado exclusivamente a trabajar por el desarrollo de una República multicultural y multirracial, buscando la integración económica y política de una nación en la cual se han integrado al trabajo y al progreso los pobladores originarios, discriminados durante más de 200 años; y de las masas de trabajadores públicos y privados. La nación boliviana hoy es un ente que desarrolla la industria del gas y exporta este producto hacia muchos países de América del Sur; y eso molesta a los gobiernos imperialistas norteamericanos, pues naturalmente los gobiernos de Evo Morales no se han prestado a colaborar con los ambiciosos planes de intervención y de dominio de la nación a favor de sus intereses estratégicos.

De modo que esperemos las maniobras del gobierno Trump para desprestigiar la gestión de Evo Morales con motivo de las próximas elecciones que se celebraran a fines del corriente año. Es decir, que el gobierno Trump anuncia desde ahora lo que será su injerencia en Bolivia.

El gobierno Trump y su camarilla criminal, a saber, los señores Bolton, Pompeo,  Abrams, Duque, Almagro, Rubio y el mismo Trump, preparan un manjar de trampas al gobernante progresista Evo Morales, el presidente boliviano independiente que mucho ha hecho por la autodeterminación, la libertad, el progreso tecnológico, la justicia social, la integración multirracial nacional de su país, sin prácticas de corrupción.

Los gobiernos imperialistas de EU aprovechan siempre ventajosamente las coyunturas electorales de América Latina para infiltrar, contaminar y desacreditar dichos procesos con la finalidad de desarrollar conspiraciones contra gobiernos verdaderamente democráticos y electos libremente por sus pueblos.

De manera estratégica los gobiernos injerencistas de EU alimentan financieramente a grupos y tendencias ideológicas para llevarlos a que participen en comicios nacionales con el encargo de producir las condiciones ideológicas y políticas para perseguir el cambio de regímenes progresistas independientes que no son afines a los planes imperiales, que garanticen la apropiación, el saqueo y el robo de los recursos minerales, las riquezas petroleras y las provenientes del gas de exportación.

Los gobiernos norteamericanos gozan del control de los medios de comunicación occidentales (Francia, Canadá, EU, España), para armar verdaderas campañas de descrédito de gobiernos y gobernantes latinoamericanos. Lo mismo hicieron en Libia, en Irak, en Granada, Panamá, República Dominicana (invasión militar de 1965); y a favor de Pinochet en Chile. Pero también usan los medios de comunicación occidentales a favor de ellos mismos para limpiar la cara de sus gobiernos y confundir a la humanidad y a todos los pueblos del mundo, incluyendo el pueblo norteamericano.

Ellos son los dueños del mundo que pueden sancionar a cualquier gobierno de cualquier país que no se arrodille a sus ambiciones imperiales. Ellos gozan de la Doctrina Monroe como si fuera una doctrina universalmente valida; igualmente enarbolan y usan cada día la teoría del “destino manifiesto”, es decir, predestinados por la naturaleza universal y por un Dios universal para dominar, controlar y explotar el mundo con la ayuda, la complicidad y la genuflexión de las élites oligárquicas del continente y sus operadores que son las troikas mafiosas que se enriquecen a base de la corrupción tolerada por los gobiernos injerencistas EU.

“Los dueños del mundo” sancionan de manera criminal a cualquier país del mundo que no se arrodille frente a las pretensiones y ambiciones de sus planes geoestratégicos   

Los “dueños del mundo” (los EEUU y sus aliados y delfines), vienen amenazando de imponer sanciones a aquellos países que ponen, a su juicio, en peligro lo que ellos entienden como democracia, derechos humanos y seguridad. Los países que actualmente sufren severas sanciones económicas, financieras y comerciales son Irán, Venezuela, pronto posiblemente Bolivia;  Rusia, China, Corea del Norte: las sanciones y el embargo de activos y bienes de estos países son acciones verdaderamente criminales, que crean un estado de necesidad que es el verdadero objetivo del injerencismo, y para justificar ayudas humanitarias dirigidas a palear los males creados por dichas sanciones.

Recientemente, aplicaron castigos a Venezuela y a Rusia por hechos que EEUU interpretan que irrespetan la democracia. Aquellos países, incluyendo potencias, que no se “comporten” de manera sumisa ante los dictados del Pentágono, serán castigados por EEUU, que son un “tribunal universal” que puede imponer sanciones económicas, políticas, financieras e intervenciones militares en cualquier rincón del planeta. Son la policía del mundo.

Los “dueños del mundo” también son un tribunal universal, pues dictan sentencias que pueden en cualquier momento afectar a uno que otro país, siempre que se salga del carril señalado por esa potencia, que tiene supuestamente el derecho sagrado, la máxima potestad y el máximo poder, dados por la Providencia Divina, para invadir, amenazar, castigar, imponer, reprimir, humillar, bombardear, minar a cualquier país del globo terráqueo que no responda sumisamente a los intereses políticos, económicos y financieros de una nación capitalista que tiene capacidad nuclear para compararse con los que no la tienen, y colocarse en un plano de superioridad.

De este modo, han agredido, invadido y golpeado severamente a muchos países pobres del mundo. El juez universal viene a ser el presidente de EEUU, actualmente el presidente Donald Trump, que se expresa siempre como un Dios Absoluto de la siguiente manera en un lenguaje de violencia como los ejemplos que ponemos a continuación utilizando una imagen ficticia:

a) Si continúas fortaleciendo las milicias en Ucrania del Este, te castigaremos, independientemente de la carta de la ONU;

b) Si mañana no suspendes los preparativos que vienes realizando para una asamblea nacional constituyente, te impondremos drásticas sanciones;

c) Si continúas dañando la “democracia”, mañana te impondremos un castigo financiero, económico y político;

d) Si continúas agrediendo los “derechos humanos”, en Venezuela, muy pronto prepararemos un paquete de medidas punitivas en contra de tu gobierno;

e) No puedes continuar preparando esa Asamblea Nacional Constituyente (ANC), pues lo que persigues es la continuación de tu dictadura;

Naturalmente, el lenguaje de fuerza de este Dios universal encarna un poder que actúa más allá de la historia de los pueblos. Dueño del mundo como es, nunca dice las razones verdaderas que tiene para considerarse un tribunal universal, considerarse un sujeto universalmente poderoso que nunca explica cuál es su concepto de democracia, de derechos humanos, de libertad, de dictadura. Se trata de conceptos entendidos a su manera, según sus intereses imperiales, pues EEUU nunca ha respetado las democracias  del mundo ni de los países pobres de América Latina, Asia y África,  tampoco los derechos humanos y mucho menos la libertad.

Tales conceptos modernos de 1948 no son más que un pretexto para considerarse a sí mismos los dueños del mundo y los campeones de la libertad, de los derechos humanos, de la democracia, y de la justicia. Sin embargo, valga decir, a modo de ejemplo, lo que sigue a continuación, con el fin de mostrar la hipocresía y la doble moral de la Casa Blanca:

1) En Paraguay auspiciaron, contribuyeron y participaron del golpe de Estado contra el presidente Lugo;

2) en Honduras auspiciaron, contribuyeron y participaron del golpe de Estado contra el presidente Celaya, ambos gobiernos democráticos electos libremente;

3) organizaron milicias para la invasión de Bahía de Cochinos en Cuba;

4) auspiciaron, contribuyeron y participaron en todas las acciones militares de Vietnam;

5) bombardearon el Palacio de la Moneda en Chile y asesinaron a Salvador Allende imponiendo una dictadura criminal;

6) destruyeron poblaciones enteras en Laos y Camboya (genocidio);

7) invadieron groseramente a Panamá en 1989, en plena navidad del 24 de diciembre;

8) invadieron a Grenada y asesinaron al presidente democráticamente electo Maurice Bishop;

9) invadieron República Dominicana tres veces durante el siglo XX;

10) le arrebataron la mitad del territorio nacional a México, sobre la base de pretextos injustificados y mañosos;

11) se apoderaron de la isla de Puerto Rico justo a fines del siglo XIX, arrebatándole la libertad y la democracia al pueblo puertorriqueño;

12) realizaron una guerra criminal horrenda en Filipinas;

13) arrebataron la isla de Hawaii, justamente iniciándose el siglo XX y destruyeron su cultura e instituciones;

14) invadieron a Irak y asesinaron al presidente Sadam Husein, y se apoderaron de la riqueza petrolera, de la cual planearon extraer 9 millones de barriles de petróleo diariamente;

15) ocuparon a Cuba a fines del siglo XIX e implantaron la llamada “enmienda Platt”;

16) amenazaron y asesinaron, por vía de la nanotecnología, al presidente Chávez, democráticamente electo por el pueblo de Venezuela;

17) con la ayuda de la CIA asesinaron al líder Jorge Eliecer Gaitán en las calles de Bogotá, en 1948 en Colombia;

18) ocuparon durante 18 años la República de Haití; y ejecutaron al campesino rebelde Charles Magnes Peralte;

19) sodomizaron y asesinaron al presidente Gadafi en Libia, y saquearon toda su riqueza petrolera;

20) han desarrollado una guerra de siete años en Siria para derrocar al presidente democráticamente electo Bashar al Asad, guerra que ha producido miles y miles de muertos;

21) lanzó dos bombas atómicas sobre Japón, produciendo más de 300 mil muertos y miles y miles de heridos irrecuperables como consecuencia de las lesiones irreversibles de  radioactividad;

22) mantienen presos de ideología cientos de ciudadanos árabes en Guantánamo, los cuales son mantenidos con los ojos vendados durante más de 10 años, según informes sobre las torturas y métodos de barbarie utilizados en esa base militar;

23) apoyan los crímenes y desmanes cometidos permanentemente por Israel contra las poblaciones de Gaza y Palestina;

24) toleran y premian los crímenes horrendos cometidos por la policía federal y estatal contra los negros afrodescendientes norteamericanos;

25) produjeron más de 3 millones de niños muertos en Filipinas, que eran degollados cuando llegaban a los diez años de edad para que no se incorporaran al ejército rebelde;

26) apoyaron los crímenes cometidos por Inglaterra en Islas Malvinas, donde Inglaterra sodomizó y asesinó a gran cantidad de soldados;

27) asesinaron al presidente Lumumba en El Congo; y lo picaron en pedazos, enterrándolos en sitios dispersos de las zonas rurales;

28) practicaron la barbarie y el crimen contra los llamados gavilleros en República Dominicana;

29) apoyó los crímenes cometidos por la derecha salvadoreña contra el pueblo y el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN);

30) apoyaron la barbarie de la dictadura de Pinochet, mediante un golpe de Estado grotesco, y basta solamente con ver el libro “Documentos e informes sobre la ITT en Chile”;

31) apoyaron la dictadura y la barbarie de Francois Duvalier, en premio por las facilidades que concedió a los capitalistas norteamericanos para hacerse de las mejores tierras azucareras;

32) ni hablar de los crímenes cometidos en la guerra de Vietnam, donde inclusive aplicaron armas químicas prohibidas por la ONU como el napal, reduciendo a cenizas aldeas campesinas completas; aplicaron mil veces el agente naranja en Vietnam contra la población civil

Y sucesivamente así una interminable cadena de acontecimientos desastrosos para la humanidad, para los países pobres y pequeños de América Latina, Asia y África, que son los preferidos por los EEUU para pelear, imponer, invadir sus territorios, amenazar su seguridad y yugular su soberanía.

Todos estos acontecimientos y más a lo largo de la historia en nombre de la libertad, de la democracia y de los derechos humanos; en nombre de la justicia y la equidad; en nombre de la agresión supuestamente por causas justas, de ahí que han llenado a América Latina de infelicidad, hambre y miseria, como afirmó Bolívar, en nombre de los valores que nunca respetaron ni practicaron.

En un lenguaje idéntico siempre en todas las situaciones; tratan a los países pobres como si fueran bichos y ellos en cambio dueños del mundo; imponen sanciones a funcionarios de Venezuela y Rusia, castigados por el Departamento del Tesoro Norteamericano, por trabajar en la organización de un proceso electoral verdaderamente democrático que es la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que actualmente se celebra en ese país.

Sanciones a Rusia durante más de diez ocasiones en los últimos tres años; golpes financieros, boicots económicos, acusaciones falsas, deslealtad comercial, amenazas letales, imposición de tratados, conspiración permanente criminal.

El imperio norteamericano aumentó la presión contra el plan del pueblo y gobierno venezolanos de celebrar una Asamblea Nacional Constituyente (ANC); dijo Trump “el domingo hay una raya roja que si el gobierno venezolano la cruzaba recibiría el castigo de los dioses por socavar la democracia y los derechos humanos en Venezuela, es decir, o haces lo que yo te digo y no cruzas la raya roja, o continuaré castigándote y buscando derrocarte.

No puede haber más descaro, falta de respeto a un pueblo y a un gobierno independiente y soberano, gobierno democrático electo por el pueblo libremente, y que vive hostigado por la CIA y una derecha criminal que no cree en la autodeterminación de los pueblos.

 

Acerca del autor

Angel Moreta

Angel Moreta

Angel Moreta, jurista, sociólogo, y filósofo; Profesor-investigador de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), República Dominicana, Autor-Editor de Debateplural.

Dejar un comentario