Nacionales Politica

Danilo Medina: que espere el golpe de Trump con DR-CAFTA

Escrito por Angel Moreta

Por: Angel Moreta (Autor-Editor)

Estados Unidos se propone arrastrar a todos los países de América Latina y del Caribe a la dinámica de la guerra hibrida contra Venezuela, con el fin de recuperar y fortalecer el modelo global neoliberal dominante en un mundo unipolar. En vista del progreso de potencias regionales y potencias mundiales en todo el mundo, la humanidad se encamina hacia un mundo multicentrico, en el cual se cuestionan las políticas de agresión, de injerencias e intervenciones militares en países débiles de los cinco continentes.

Debido a que EU perdió en Oriente Medio las guerras imperialistas que inició hace varios años (iraq, Siria, Afganistán, etc.), ha decidido volver sus pasos sobre América Latina para derrocar los gobiernos progresistas del continente. Además, la presencia del gigante asiático en el continente ha llevado el pánico a la Casa Blanca, que hoy se asusta por la presencia imponente de China y Rusia en muchos países del continente.

En esa virtud, han decidido recuperar su letrina latinoamericana mediante acciones de agresión económica, financiera, comercial, marítima, psicológica; amenazas y uso de los medios de comunicación mundiales para desacreditar los procesos de cambios revolucionarios en Bolivia, Argentina, Brasil, Nicaragua y otras naciones en vías de liberación del neocolonialismo, del fascismo, del neoliberalismo y del totalitarismo a que se encaminan los EU en el mundo contemporáneo.

El gobierno dominicano, después de su desleal votación en la OEA contra Venezuela, está confiado en que el gobierno de Trump apoyará su candidatura reeleccionista presidencial y agilizará los mecanismos comerciales a favor del gobierno dominicano. Sin embargo, después de traicionar a Venezuela y apoyar la guerra civil en ese país, confía en que la vida le continuará sonriendo, primero con la venta de la deuda de Petrocaribe por la mitad de su valor, segundo los préstamos y facilidades de China Continental y tercero los tratados comerciales con EU como el DR-CAFTA.

El presidente Danilo Medina ha confiado en los EU para traicionar al Estado venezolano y a su legítimo presidente, pero debe prepararse porque tarde o temprano el gobierno de Trump va a revisar, con sus posturas nacionalistas, el tratado de libre comercio DR-CAFTA entre República Dominicana y EU; y nosotros dudamos que ocurra lo contrario.

El gobierno dominicano se ha favorecido enormemente tanto con Petrocaribe como con el DR-CAFTA, pero no le perdonarán haber establecido relaciones diplomáticas, económicas y políticas con China Continental, pues la Casa Blanca ha decidido menoscabar la vida económica y comercial de los países que han establecido tales relaciones.

La visita del subsecretario de comercio de EU el 7 de febrero del corriente año, se produce en el contexto del tratado de libre comercio con la finalidad de suavizar los pronunciamientos que en ese sentido ha realizado el señor Donald Trump.

“no es un acuerdo perfecto para todos, pero ha sido una muy buena relación y un buen tratado de libre comercio. La decisión de revisión de dicho tratado será tomada próximamente por mis colegas en la oficina de representantes de libre comercio, pero en la forma en que lo veo me pregunto por qué; sugerí tomar los programas de apoyo existentes, en consecuencia, vamos a evaluarlos” (Diario Libre, 8/1/19).              

El voto negativo de República Dominicana ante el Consejo Permanente de la OEA, de no reconocer la legitimidad del gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, señala claramente que el presidente Danilo Medina incurre en contradicción con sus posiciones anteriores, pues se suma ciegamente a la conspiración de los EU, mediante la cual se hace el desentendido con la preparación del golpe de Estado que actualmente está en movimiento en la hermana nación.

Algunos intelectuales oportunistas como un tal Nelson Báez Espinal, dominicano que busca “oportunidades” de inserción en las altas esferas del gobierno dominicano, con la intención de ponerse al servicio de las troikas palaciegas que rodean al presidente Danilo Medina, y que trabaja desde los Estados Unidos, coinciden en señalar como positivo y acertado el voto dominicano dado en el “Ministerio de Colonias”, expresión del canciller cubano Raúl Roa para referirse a la OEA.

Lo que indica que son intelectuales entregados a una visión interesada de América Latina y del Caribe, y que todavía creen en una doctrina desplazada y denigrante como la contenida en la frase de Thomas Monroe: “América es para los americanos”; y los americanos son los EU, nación de gobiernos imperiales en todo el orbe terrestre, que se considera poseedora de un “destino manifiesto” privilegiado y providencial en el mundo, y que maneja a los gobiernos de América Latina y El Caribe como títeres y paniaguados.

El enfriamiento de las relaciones será evidente después del voto dominicano, aunque en el corto plazo no se observa un rompimiento diplomático inmediato, pero si una coyuntura en la cual se disminuirán los movimientos económicos entre los dos Estados.

En efecto, el voto negativo del gobierno de Danilo Medina para complacer al imperio norteamericano está vinculado con el proceso reeleccionista venidero en 2020, y en la estrategia de no ofender las políticas norteamericanas en la región del Caribe.

Se trata de un pragmatismo malicioso y entreguista, pues la resolución emanada de la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA, que adoptó una postura que sienta un peligroso precedente en América Latina.

El gobierno de Danilo Medina está muy confiado en que el gobierno dominicano podrá comprar el 49 por ciento del capital accionario de Venezuela en la Refinería Dominicana de Petróleo con el capital de China Continental, pero tremenda operación sería oportunista en cuanto al gobierno chino y muy optimista en cuanto a República Dominicana, y en ambos casos, moralmente desalentador y desalmado.

Pero el imperio, hoy en decadencia frente a un mundo multipolar, no dudará en ningún momento ni circunstancia, si tiene que darle un golpe en cualquier coyuntura a la República Dominicana en relación a la vigencia del DR-CAFTA, es decir, el tratado de libre comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana.

Que se prepare el gobierno de Danilo Medina para la respuesta que podrá darle Trump en el caso del DR-CAFTA, pues el gobierno imperialista de EU, actúa siempre frente a ellos de acuerdo con sus intereses, sin agradecimiento de ninguna especie.

Ni siquiera tuvo valor para votar abstención en la OEA y decirle al presidente Trump: “no podemos votar contra Venezuela, preferimos la abstención”. Al desconocer la legitimidad de un presidente legítimo, República Dominicana se presta para el golpe de Estado en ese hermano país, se presta para la traición al apoyar la guerra civil en Venezuela, se presta para que la sangre del pueblo venezolano corra por las cunetas; se presta para el saqueo y el robo de la riqueza petrolera de la cual tanto se han beneficiado los gobiernos neoliberales del partido de la “liberación” dominicana.

Acerca del autor

Angel Moreta

Angel Moreta, jurista, sociólogo, y filósofo; Profesor-investigador de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), República Dominicana, Autor-Editor de Debateplural.

Dejar un comentario

/* ]]> */