Internacionales Politica

Las dos guerras de Donald Rumsfeld (y 3)

Escrito por Debate Plural

Rafael L. Bardaji (Gees.org, 15-4-02)  

Presupuesto 2003, la batalla final 

Con el ímpetu de la victoria en Afganistán, Rumsfeld se ha sentido más legitimado para ahondar en la transformación militar a través de la asignación presupuestaria para el 2003. De acuerdo con lo que dice el prestigioso IISS de Londres, “los detalles del presupuesto para el 2003 sugieren un compromiso con la transformación, en la medida en que un número determinado de programas que han demostrado su valor en Afganistán, reciben un fuerte empuje en el presupuesto”.

Por un lado se aceleran los proyectos de todos los vehículos no tripulados, existentes y por desarrollar; por otro, se reconvierten submarinos estratégicos en plataformas de misiles de crucero; además, se añaden fondos para nuevos sistemas de comunicación y datos vía satélite; se permite la exploración de sistemas individuales para las unidades de operaciones especiales, así como en nuevas municiones; se incrementan las partidas de I+D, etc.

Aún siendo estos cambios significativos, pero menores en los valores absolutos de un presupuesto que roza los 380.000 millones de dólares, hay dos hechos que prueban la creciente apuesta de la Administración americana por transformar de verdad, aunque quizá no tan rápido como algunos quisieran, sus fuerzas armadas: por un lado está la decisión, en contra de la voluntad del US Army y de la valoración del Congreso, de cancelar el programa de artillería autopropulsada Crusader, un sistema diseñado en el pasado y para el pasado, que añade poco a la capacidad de innovación y adaptación de las fuerzas y que, por el contrario, detrae fondos para otros sistemas transformacionales.

 La segunda decisión, tal vez no tan simbólica pero igualmente importante en términos de futura evolución de las fuerzas, ha sido la creación de un mando para la Transformación, integrado en la oficina delo Secretario de Defensa y al frente del cual está el Almirante Arthur Cebrowski. Su misión es revisar el ritmo de la innovación en cada ejército y promover la transformación, particularmente en el nivel de lo conjunto.

Próximo capítulo: lo que depara el futuro 

A estas alturas parece claro que Donald Rumsfeld no ha perdido la batalla de la transformación, aunque taimen que esa es una estrategia a la que todavía le queda mucho por desarrollar.

Los partidarios de la RMA se basaban en análisis históricos sobre la estrategia y los métodos empleados por Gengis Khan, así como por la inspiración doctrinal del mítico Sunt Zu.

La Oficina del Net Assement, dirigida por el controvertido Andrew Marshall, le ha alimentado ahora con análisis sobre la proporción de fuerzas alemanas que realmente hicieron posible la guerra relámpago y la victoria sobre Francia. Y en ellos se concluye que basta con transformar y “sistemizar” entre un 10 y un 15% del total de la fuerza, para tener una capacidad de combate moderna.

La idea de crear agrupaciones conjuntas permanentes de ataque va en esa dirección. Si se acaba optando por ejércitos a varias velocidades, la posibilidad de que países con menos recursos se suban al tren de la revolución de los asuntos militares será un hecho, y la transformación de nuestros propios ejércitos también.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */