Cultura Internacionales

Intelectuales de América Latina y El Caribe (siglos XIX y XX) (50)

Escrito por Debate Plural

Mario de Andrade (1893-1945)

 

Poeta, investigador y crítico brasileño, destacada figura del modernismo en su país por su actividad innovadora y experimental. Comenzó su carrera artística estudiando música en el conservatorio de São Paulo, donde luego fue profesor. Se acercó luego a la literatura como crítico de arte en revistas y diarios. Como investigador, cultivador y crítico abordó la poesía, la ficción, la música, las artes plásticas y el folclore.

Andrade nació en São Paulo, ciudad en la que vivió durante prácticamente toda su vida, en el número 320 de la Rua Aurora, donde residían sus padres, Carlos Augusto de Moraes Andrade y Maria Luísa Leite Moraes Andrade. En su infancia fue considerado un niño prodigio como pianista. Al mismo tiempo, estudiaba historia, arte y, especialmente, poesía. Tenía un sólido dominio de la lengua francesa, y leyó durante su infancia a Rimbaud y a los principales poetas simbolistas franceses. Aunque escribió poesía desde su más tierna infancia (su primer poema data de 1904), su primera vocación fue la música, y en 1911 se matriculó en el Conservatorio de São Paulo.

En 1913 su hermano Renato, que tenía entonces catorce años, murió a consecuencia de un golpe recibido mientras jugaba al fútbol, lo cual causó a Mário una honda conmoción. Abandonó el conservatorio y se retiró a la hacienda familiar en Araquara. Este incidente significó el final de su proyectada carrera como concertista de piano, ya que le produjo un temblor en las manos que en lo sucesivo le impidió tocar. Por ello, decidió convertirse en profesor de música, al tiempo que comenzaba a tomarse un interés más serio por la literatura. En 1917, año en que concluyó sus estudios de piano, publicó su primer libro de poemas, Há uma gota de sangue em cada poema, con el seudónimo de Mário Sobral. La obra contiene ya indicios de la creciente sensibilidad del autor hacia los rasgos distintivos de la identidad brasileña, pero, como ocurre con la mayor parte de la poesía brasileña de la época, no destaca por su originalidad: es evidente su deuda con la poesía europea de la época, particularmente francesa.

Tras la publicación de su primer libro de poemas, Andrade decidió ampliar el ámbito de su escritura. Dejó São Paulo para viajar al campo, e inició una actividad que continuaría durante el resto de su vida: la meticulosa documentación acerca de la historia y cultura (sobre todo la música) del interior de Brasil, tanto en el estado de São Paulo y en Minas Gerais, que le interesó profundamente por su arte barroco de época colonial, como en las áreas más agrestes del nordeste del país. Publicó ensayos en revistas de São Paulo, que a veces ilustraba con fotografías de su autoría, y fue, sobre todo, acumulando información acerca de la vida y el folclore brasileños. Al tiempo que emprendía estos viajes de investigación, Andrade impartía clase de piano en el Conservatorio, y en 1921 se convirtió en profesor de Historia del Arte de dicha institución

Mario de Andrade fue uno de los principales animadores de la que sería una pieza clave del futuro artístico de Brasil: la Semana de Arte Moderno, celebrada en São Paulo en 1922. Estuvo a cargo de la dirección del Departamento de Cultura del Municipio de São Paulo y de la cátedra de Historia y Filosofía del Arte en la Universidad del Distrito Federal, en Río de Janeiro.

Su primer libro, Hay una gota de sangre en cada poema (1917), obedece a normas estilísticas, como la métrica y la rima, de influencia parnasiana; usa la poesía como forma de denunciar los horrores de la Primera Guerra Mundial. Posteriormente rompió con el parnasianismo elitista en su colección de poemas Paulicéia Desvariada (1922), considerado el primer libro del movimiento modernista, y que le valió el apodo de «Papa del modernismo brasileño». En el prólogo, manifiesto teórico tan confuso como ardiente, en forma de breves frases, Andrade anunciaba el Desvairismo, tendencia que propugnaba la completa autonomía del movimiento. Es una lírica que recoge evidentes influjos de Laforgue, en una acumulación de frases exclamativas, a veces sin verbo, creando una atmósfera sentimental y sarcástica a un tiempo.

En Losango Cáqui (1926), la preocupación nacionalista predomina sobre la reflexión estética y poética. Es un libro de irónica atmósfera militar, donde se canta, por ejemplo, a los «involuntarios de la patria». Influidos por las vanguardias, sus poemas muestran la vida cotidiana y describen ideas y emociones simples con un tono irónico. Clã do Jabuti (1927) representa su etapa más nacionalista.

En prosa destacan Amar, Verbo Intransitivo (1927) y Macunaíma (1928). La primera es una denuncia de la hipocresía de la clase burguesa de São Paulo y un análisis psicológico de los personajes que retoma las teorías de Freud y desmitifica las relaciones familiares. Macunaíma, novela donde está presente su nacionalismo, rompe con los modelos académicos, reelaborándolos con elementos folclóricos. A partir del protagonista, un antihéroe, describe el encuentro del indio amazónico con la tradición de la cultura europea en la ciudad de São Paulo.

Obras (selección)

Poesía

  • Há uma gota de sangue em cada poema (1917)
  • Paulicéia desvairada (1922)
  • Losango cáqui (1926)
  • Clã do jabuti (1927)
  • Remate de males (1930)
  • Poesías (1941)

Publicados póstumamente:

  • Lira paulistana (1946)
  • O carro da miséria (1946)
  • Poesías completas (1955).

Ensayo, crítica y musicología

  • A escrava que não é Isaura (1925)
  • Ensaio sobre música brasileira (1928)
  • Compêndio de História de Música (1929)
  • O Aleijadinho de Álvares de Azevedo (1935)
  • Lasar Segall (1935)
  • O Movimento Modernista (1942)
  • O baile das quatro artes (1943)
  • O empalhador de passarinhos (1944)

Póstumas:

  • Ensaio sobre a música brasileira (1962) [edición aumentada].
  • O banquete (1978).

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */