Internacionales Politica

La demolición de Khan al-Ahmar es más que un simple crimen de guerra

Escrito por Debate Plural

Edo Konrad (Rebelion, 11-7-18)

 

Los residentes de Khan al-Ahmar han pasado las últimas semanas esperando que las excavadoras israelíes lleguen para demoler toda su aldea y desplazar por la fuerza a las 170 personas que viven allí, un movimiento que las organizaciones de derechos humanos y algunos gobiernos europeos dicen que constituiría un crimen de guerra.

Pero aunque la situación humanitaria y la legalidad de la demolición y el desplazamiento son motivo de gran preocupación, gran parte de la cobertura de los medios y el activismo en Khan al-Ahmar han pasado por alto la importancia estratégica de esta pequeña aldea.

Khan al-Ahmar está localizada en E1, el nombre del área de 12 kilómetros cuadrados ubicada entre Jerusalén y el asentamiento de Ma’ale Adumim en Cisjordania. Durante décadas, Israel ha esperado construir el área con colonias para conectar las dos ciudades. Si lo hiciera se bifurcaría Cisjordania, dando lugar a lo que se ha descrito a lo largo de los años como el clavo en el ataúd para la solución de dos estados.

En una declaración publicada la semana pasada, la misión local de la Unión Europea criticó los planes de Israel de demoler Khan al-Ahmar, junto con la construcción de colonias planificadas en E1, diciendo que “exacerban las amenazas a la viabilidad de la solución de dos estados y socavan aún más las perspectivas “para una paz duradera”.

“Esta es una alerta roja para los miembros claves de la Unión Europea”, explicó Daniel Seidemann, un abogado y activista que dirige la ONG israelí Jerusalén Terrestre, y que ha pasado los últimos 20 años monitoreando cómo el panorama cambiante de la ciudad está creando una solución política cada vez más difícil. “Si se arrasara la aldea a pesar del compromiso europeo, es probable que Israel sufra las consecuencias”.

El lunes +972 habló con Seidemann sobre por qué Netanyahu está dispuesto a poner en gran peligro a un pequeño pueblo, las implicaciones geopolíticas de E1 y cómo es probable que la administración Trump maneje la crisis.

Khan al-Ahmar ha estado en el centro de atención del mundo durante las últimas semanas. ¿Por qué el Gobierno israelí está tan decidido a desplazar a una comunidad tan pequeña?

“Esa es la gran pregunta. Khan al-Ahmar ha explotado recientemente en las primeras planas, pero viene hirviendo a fuego lento con una gran atención bajo el radar durante varios años, tanto que si despiertas a los jefes de estado europeos a las 3 a.m. y les preguntas qué es Khan al-Ahmar, ellos podrían darte una respuesta. Lo que esos jefes de Estado han estado diciendo a los líderes israelíes es que el desplazamiento forzado de una población civil bajo ocupación es un crimen de guerra. Aún no has cometido ese crimen de guerra, así que no lo hagas. No podemos defenderte si lo haces, así que no avances en ello”.

“La pregunta es por qué Israel quiere ponerse en tanto peligro. Doce cónsules generales visitaron el pueblo la semana pasada. ¿Por qué arriesgar todo eso por una pequeña aldea? Está claro que esta era una idea fija que venía de los niveles más altos de Israel. Que venía de Netanyahu. Khan al-Ahmar no pudo haber tenido lugar sin el consentimiento y el apoyo del primer ministro”.

Khan al-Ahmar está ubicado en el área altamente problemática conocida como E1, entre Jerusalén y el asentamiento de Ma’ale Adumim. ¿Por qué es eso significativo?

“Por terrible y enormemente problemática que sea la situación de Khan al-Ahmar, no habría recibido la atención que recibió si no estuviera en E1, el área que determinará si puede existir un Estado palestino viable y contiguo. Khan al-Ahmar se ha convertido en el tema humanitario del día. E1 se ha convertido en el tema geopolítico de los últimos 23 años.

“Imagine que Jerusalén está en el centro e inmediatamente al este de Jerusalén, en Cisjordania, a mitad de camino entre el Mar Muerto, está Ma’ale Adumim, la tercera colonia más grande de Cisjordania con unos 40.000 residentes. Ha sido la intención del Gobierno israelí desde mediados de los años 90, en el primer período de mandato de Netanyahu, construir un puente terrestre masivo entre Maale Adumim con decenas de miles de unidades residenciales. E1 es el cuadrante entre Jerusalén y Ma’ale Adumim”.

En un documento de 2012, su organización dijo que E1, “si se construye, es un cambio de juego, tal vez un juego final” para la solución de dos estados. ¿Puede explicar eso?

“Desde el momento en que se estableció Ma’ale Adumim fue visto como una colonia definitiva, ya que podría destruir la posibilidad de una solución de dos estados, porque desmembraría, fragmentaría y fracturaría cualquier Estado palestino potencial y dividiría la Cisjordania, entre el cantón septentrional de Ramallah y el cantón meridional de Belén y Hebrón.

“Hay una razón por la que cada administración -hasta Trump- se ha opuesto a construir allí. Cuando Ariel Sharon comenzó la construcción allí en 2004, el presidente Bush y la secretaria de Estado Condoleezza Rice lo detuvieron después de grandes luchas internas en la Casa Blanca sobre si abordar o no”.

Netanyahu intentó construir allí hace unos años pero cedió a la presión internacional. ¿El Gobierno está ahora sentando las bases porque Trump está en la Casa Blanca?

“Netanyahu procedió en E1 el 30 de noviembre de 2012 en represalia por la aceptación de Palestina como Estado observador no miembro en la Asamblea General de la ONU. La presión internacional logró detener la edificación, y desde entonces no ha avanzado. Creo que ahora su Gobierno tiene presión para proceder con E1 y lo que estamos presenciando es que Netanyahu está haciendo todo menos proceder. En cambio, lo que estamos viendo es la mayor preparación posible.

“Desde el punto de vista israelí E1 es una pieza importante de bienes raíces. Para los palestinos es una propiedad devastadora. Pero independientemente de eso es la propiedad inmobiliaria más controvertida de Cisjordania, especialmente en lo que respecta a las futuras fronteras permanentes. Por eso, cuando las opiniones de los estadounidenses adquieren peso no van a decir “esto no es Palestina, quiten las manos”. Ellos dirán, ‘¿quieres E1? Estupendo. Es un asunto de estado permanente, negocien sobre él y no impongan el resultado”.

“La gente de Khan al-Ahmar cayó en la mira de Netanyahu por estar presente en un área sobre la cual hay una competencia titánica. También es la encarnación más convincente de un crimen de guerra, y esta es una población particularmente vulnerable también. Así que tomas las implicaciones geopolíticas de E1 y las crueles implicaciones humanitarias de Khan al-Ahmar, los pones juntos y obtienes la tormenta perfecta para BDS”.

¿La acción actual es el resultado de la total falta de compromiso de Trump con respecto al problema? ¿Qué más podemos esperar como resultado?

“He oído personalmente dos cosas de miembros de alto rango de la administración. Una opinión es que E1 no molesta a los palestinos, pueden rodearlo. La segunda opinión es que Trump no ha cambiado la política de EE.UU. en E1.

“En cuanto a Khan al-Ahmar, es imposible saber si la demolición tendrá lugar o no. Lo que puedo decirte es una sensación visceral de que Khan al-Ahmar va a ser fundamental en un sentido u otro. Si se detiene la demolición, está claro que la única razón es el compromiso internacional serio, consecuente y articulado de las principales capitales de Europa. Esa es una lección que se observará tanto en Jerusalén como en Europa. Por más problemático que sea, se le puede llamar y ser disuadido.

“El segundo escenario es que sigue adelante con la demolición de todos modos, en cuyo caso el mensaje será alto y claro: ¿quién necesita Londres, París, Berlín y Bruselas cuando tenemos Varsovia y Budapest?”

¿Por qué es esto diferente a Susya, por ejemplo, donde la aldea fue capaz de evitar una demolición inminente con el apoyo de la comunidad internacional?

“Creo que Susiya fue un ensayo general para Khan al-Ahmar. Pero anexar Susya, que no defiendo de ninguna manera, no socavaría la viabilidad de un Estado palestino. En Khan al-Ahmar tienes una alquimia de abordar una cuestión humanitaria enormemente poderosa que te obliga a mirar en términos de blanco y negro, aprovechando el drama geopolítico de E1, que claramente será uno de los temas más controvertidos en cualquier negociación futura. Llevar lo geopolítico y lo humanitario a la cima de su poder es un acto de fusión nuclear”.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario