Educacion Nacionales

El conocimiento gestionado desde la organización y la universidad (3)

Frank A. Peña Valdes

Uno de los instrumentos metodológicos para llevar acabo las metas, objetivos, crecimiento, una misión, visión es hablar de direccionamiento estratégico, en donde la gestión del conocimiento se integra como parte importante para el  proceso de generación y transmisión del conocimiento, impactando  la productividad de manera directa y generando cierto interés en la vida de cada uno de los colaboradores de la organización independientemente del cargo o ubicación en la organización. Gestionar a los colaboradores de una organización  asegura resultados óptimos en producción y recursos humanos, creando un ambiente ideal para la creación y transmisión de los resultados.

La gestión del conocimiento es la función que planifica, coordina y controla, los flujos de conocimiento, que se producen en la organización en relación con sus actividades y su entorno, con el fin de crear unas competencias esenciales, entendiendo por tales el resultado diferenciador de tres clases de competencias básicas (personales, tecnológicas y organizativas) Bueno, (2000).

El conocimiento se deriva de la información, así como la información se deriva de los datos. Para que la información se convierta en conocimiento, las personas deben hacer prácticamente todo el trabajo. Esta transformación se produce gracias ha:

  • Comparación.
  • Consecuencias.
  • Conexiones.
  • Conversación.

Según Nonaka y Takeuchi, (1995). El proceso de creación del conocimiento transcurre según el siguiente modelo, con el cual estamos en plena concordancia.

Distinguen dos tipos distintos de conocimiento (tácito y explícito); es el movimiento y el trasvase de información entre el uno y el otro lo que explica la generación de conocimiento el conocimiento tácito es aquel que físicamente no es palpable, sino que es interno y propiedad de cada persona en particular y el conocimiento explícito es aquel que se puede expresar o representar mediante símbolos físicamente almacenables y transmisibles. El mecanismo dinámico y constante de relación existente entre el conocimiento tácito y el conocimiento explícito se constituye como base del modelo. Da a conocer los procesos de conversión del conocimiento:

  • De tácito a tácito (proceso de socialización): Los individuos adquieren nuevos conocimientos directamente de otros, a partir de compartir experiencias, el aprendizaje de nuevas habilidades mediante la capacitación por medio de la observación, la imitación y la práctica.
  • De tácito a explícito (proceso de exteriorización): El conocimiento se articula de una manera tangible por medio del diálogo, mediante el uso de metáforas, analogías o modelos. Es la actividad esencial en la creación de conocimiento y se ve con mayor frecuencia durante la fase de creación de nuevos productos.
  • De explícito a explícito (proceso de combinación): Se combinan diferentes formas de conocimiento explícito mediante documentos o bases de datos (fuentes) Los individuos intercambian y combinan su conocimiento explícito mediante conversaciones telefónicas, reuniones, etcétera.
  • De explícito a tácito (proceso de interiorización): Los individuos interiorizan el conocimiento de los documentos en su propia experiencia. Es la interiorización de las experiencias obtenidas por medio de los otros modos de creación de conocimiento dentro de las bases de conocimiento tácito de los individuos en la interiorización.

En sentido amplio, la gestión del conocimiento  es la gestión del capital intelectual en una organización, con la finalidad de añadir  valor a los productos y servicios que ofrece la organización en el mercado y de diferenciarlos competitivamente. (Nonaka, (2000), ver figura 2.

Un activo intangible, es todo aquello que puede producir valor en una organización pero que no puede ser cuantificado. Partiendo de lo anterior, podemos decir que Gestión del conocimiento  es la gestión de los activos intangibles que generan cierto valor a una organización. Los activos intangibles tienen que ver la capacitación del personal, estructuración y transmisión del conocimiento. Es así que si se quiere saber dónde está la materia prima de la gestión del conocimiento, la respuesta seria en el personal de toda la organización.

La gestión del conocimiento se cataloga como un concepto dinámico o de flujo, pero cabe señalar que en medio de este análisis sobre la gestión del conocimiento existe tres aspectos que son importantes mencionar así como sus diferencias:  Los datos, estos se localizan en cualquier parte del mundo. El conocimiento se encuentra en las personas y organizaciones. Por otra parte la información es el intermediario entre ambos conceptos.

La gestión del conocimiento su crecimiento ha sido enorme,  haciendo voltear a este capital humano a los directivos de las organizaciones, pues se dan cuenta que las tendencias y el flujo de capital está en las personas, y sus organizaciones. Dentro de sus objetivos día a día es contribuir a la obtención de empresas adaptables, así como la creación de procesos y técnicas de gestión que permitan una aceleración del aprendizaje, la creación, transmisión, y adaptación del conocimiento dentro de una organización.

En la actualidad las organizaciones adoptan la idea de que el conocimiento y la capacidad de aprendizaje es la única fuente de ventaja competitiva sostenible, y dicha afirmación hace tan solo cinco años resultaba revolucionaria en su planteamiento. Finalmente para conocer el impacto que tiene la gestión del conocimiento en las organizaciones esta la formula (conocimiento+investigación+desarrollo+innovación), asegura el generar un valor agregado mayor al de los competidores. En este sentido el entorno de la organización, en el cual se incluyen a los competidores y clientes, es la causa fundamental que impulsa a las organizaciones a innovar. Entonces, sin duda, el conocimiento es la base del desarrollo tecnológico y de la innovación, por tanto el conocimiento que pertenece específicamente a las PERSONAS, (CAPITAL HUMANO) es la base de la competitividad. De ahí la importancia de contar con modelos de gestión tecnológica que permitan a las organizaciones ser competitivas.

GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO DESDE LA UNIVERSIDAD

La universidad es una organización basada en el conocimiento cuya misión, con distintos énfasis según la universidad que se trate, es generar o crear, transmitir y difundir conocimiento. La generación o creación del conocimiento suele asociarse a la función investigación; la transmisión del conocimiento a la función docente; y la difusión o diseminación del conocimiento a la función de extensión. Por tratarse de una organización intensiva en conocimiento, su capacidad para gestionar la creación, transmisión y difusión del conocimiento pasa a ser crucial en el mundo contemporáneo.

En el contexto social, la universidad como institución de educación superior, por los procesos de formación que realiza, es considerada protagonista de la función educativa, responsable de mantener la cultura y la identidad, así como de favorecer el desarrollo socioeconómico de un país. De esta manera, mientras los problemas y necesidades de la sociedad se tornan más complejos, la universidad genera cambios estructurales y funcionales para responder a su entorno, partiendo de la definición y redefinición de sus aspectos principales.

La literatura al respecto es explícita y anticipativa. Drucker (1985) dice: “La nueva revolución de la información tuvo sus orígenes en los negocios y es allí donde más ha avanzado, pero está a punto de dar un vuelco a la educación y el cuidado de la salud” (1985: 141). Por su parte, Didriksson (2000) propone que el avance de las tecnologías de la información y las comunicaciones ha tenido “profundas consecuencias para la educación, para la producción de los conocimientos y para las instituciones que las hacen posible: las universidades” (200:12).

Por otra parte, la universidad enfrenta nuevos requerimientos: la formación de profesionales de formación de profesionales; la producción y organización de los conocimientos que necesitan los actores económicos y sociales; la presión por ganar una posición estratégica en la nueva configuración económica de globalización y competitividad. Además se ve abocada a redimensionar los espacios para la producción, difusión y transferencia del conocimiento, dados los múltiples retos que desde lo externo se le plantean.

Acerca del autor

Frank A. Peña Valdes

Frank A. Peña Valdes

Profesor adjunto Escuela de Psicología, Facultad de Humanidades y Escuela de Orientación Educativa, Facultad de Ciencias de la Educación Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD. Licenciatura en Psicología, Maestría en Metodología de la Investigación Científica. Especialidad en Psicología del Desarrollo, Maestría en Desarrollo Humano, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Postgrado en Educación Superior, Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). Estudios Doctorales en Psicología Social, Universidad Central de Madrid (UCM).

Dejar un comentario