Internacionales Politica

¿Por qué y cómo se piensa desde EEUU a América Latina? (y 3)

senado-de-los-estados-unidos
senado-de-los-estados-unidos
Escrito por Debate Plural

Silvina M. Romano, Tamara Lajtman y Aníbal García (alainet, 25-6-18)

 

Conclusiones 

El análisis sobre el modo en que algunos Think Tanks estadounidenses abordan la realidad latinoamericana, en términos generales, muestra que:

  1. No se trata de organismos “apolíticos” o neutrales. Por el contrario, el mecanismo de “puerta giratoria” garantiza no sólo el vínculo con el gobierno de turno sino con partidos políticos, ex-funcionarios, etc.
  2. No son instituciones desinteresadas. El origen del financiamiento de estos Think Tanks (además de las trayectorias personales e institucionales) han consolidado un fuerte vínculo entre los intereses de las grandes corporaciones transnacionales, el Gobierno estadounidense y de otras potencias, y los organismos internacionales
  3. Este financiamiento, en ocasiones millonario, no define directamente qué estudiará cada Think Tank, pero sí determina el abordaje y las líneas de análisis con respecto a problemas o procesos que afecten los intereses de los “donantes”. Así se propician determinados posicionamientos de los expertos, que luego serán reproducidos por la prensa hegemónica.

En lo relativo a América Latina en particular, se evidencia que más allá de las diferencias en cuanto a líneas de análisis, opiniones y propuestas, en ningún momento existe un cuestionamiento de por qué EE.UU. (sector privado y público) debe ser “guía” para el refuerzo/reformulación del Estado de Derecho y la democracia en América Latina. Se presenta como una especie de “tutelaje natural” y necesario, en el cual los Think Tanks adquieren un rol primordial.

En términos generales, los análisis suelen subrayar las debilidades democráticas en América Latina, la corrupción, la vulneración de DD.HH., las políticas poco amigables con la preservación del medioambiente y los desaciertos de las políticas económicas (cuando se apartan del derrotero neoliberal).

Lo interesante es que entre los principales “donantes” de estos Think Tanks encontramos a empresas/fundaciones como Chevron, Pfizer, Lehman Brothers, Open Society (Soros), Caterpillar, etc. que cuentan con múltiples denuncias a nivel internacional por explotación de la fuerza de trabajo, experimentos químicos en poblaciones, polución ambiental y especulación (que han contribuido o provocado la quiebra de economías estatales, con innumerables consecuencias para la población de esos países).

Ante estos datos, ¿qué veracidad o legitimidad tendrán las críticas realizadas por organismos vinculados a estas empresas frente a un proceso como el de Venezuela? En efecto, la legitimidad se construye a través del vínculo entre la “opinión experta” y los medios de comunicación hegemónicos. La presencia en medios y redes sociales como “voces expertas” le otorga veracidad a las opiniones, en particular cuando varios Think Tanks plantean una postura similar. Por otra parte, cuando existen diferencias entre Think Tanks, o entre éstos y los lineamientos del Gobierno de EE.UU., son muy cuidadosos en no criticar el orden imperante. Precisamente, la distancia con la gestión Trump se debe a que el republicano, en su discurso del “America First” postularía una crítica a los excesos de la globalización y el neoliberalismo. En los hechos, Trump no se ha apartado del neoliberalismo, mientras los Think Tanks abogan por la necesidad urgente de “salvarlo”, por ser concebido como único sistema viable y conveniente.

Retomando aspectos más puntuales, hemos señalado que los cuatro temas/problemas más relevantes para América Latina, según los Think Tanks seleccionados son: Venezuela, México, migraciones y Colombia. Venezuela es concebida como un problema grave para la región, presentada siempre desde un ángulo negativo:

crisis económica, crisis humanitaria, elecciones ilegítimas y actos de corrupción. No existen diferencias sustanciales en la postura con respecto a este país/Gobierno.

La importancia de México y Colombia obedece, en buena medida, a los procesos electorales en cada país, en el marco de los potenciales cambios de las políticas del gobierno de Trump en lo relativo a la seguridad y la apertura económica (que desde los Think Tanks se consideran como poco acertadas). Las migraciones también son concebidas como problema “mal atendido” o “mal resuelto” por la actual administración, al igual que el proceso de renegociación del TLCAN.

En estos tres temas se evidencian las tensiones entre análisis y propuestas de Think Tanks y las decisiones del actual gobierno de Trump. No obstante, también es inmediatamente visible la falta de un abordaje crítico de fondo de las condiciones estructurales que habilitaron la “guerra contra las drogas”, las migraciones masivas de centroamericanos a EE.UU., o las condiciones de asimetría inicial de un acuerdo como el TLCAN.

El tema en el que hay acuerdo es que es necesario un “cambio de régimen” inmediato en Venezuela (no es una cuestión menor, pues se trata de una experiencia que desafía no sólo al intervencionismo de EE.UU. en la región, sino que plantea directrices que intentan marcar un camino diferente al del patrón neoliberal).

Todos estos temas, a su vez, están presentes como “problemas cruciales” en lineamientos vinculados a la seguridad nacional y la política exterior del Gobierno de EE.UU. en general, como la Estrategia de Defensa Nacional y la Estrategia de Seguridad Nacional, a la vez que atraviesan las directrices del Comando Sur para América Latina.25 En este sentido, se corrobora el vínculo entre Think Tanks, intereses del sector privado y lineamientos de política exterior (más allá de la existencia de tensiones en cómo “solucionar” estos problemas).

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario