Economia Nacionales

Comprensión de la diferencia de hacer Ciencia Tradicional y el Pensamiento Complejo (y 3)

c) El principio de la auto- organización

Los fenómenos vivos se organizan desde sí mismos y buscan la autonomía, en interacción con la dependencia del contexto. El currículo por competencias es un proceso humano y una actividad cultural, por ende es algo vivo, en continua organización, y esta organización es auto organizadora, en el sentido de que se da con base en una estructura y dinámica interna, que en este caso son los propósitos de formación con base en competencias.

d) El principio dialógico

En el diseño curricular hay varios pares de principios antagónicos, como por ejemplo: dirección y participación, orientación profesional y orientación científica.

Se requiere unir y buscar la complementariedad entre la formación profesional y la formación científica, lo cual se logra cuando se promueve la formación investigadora de una manera transversal en el currículo, se trabaja con base en problemas y proyectos, y se enfatiza en la creatividad y la innovación.

e) El principio de la reintroducción del versado en todo conocimiento

Las personas que el diseñan el currículo deben estar continuamente reflexionando en torno a cómo influye su propia subjetividad en dicho diseño curricular, con el fin de que al final el diseño curricular por competencias no sea una expresión de los intereses de los profesores de acuerdo con sus parcelas de conocimiento y posiciones de poder, sino un plan formativo acorde con el ámbito profesional, social y científico.

CONCLUSION

En este ensayo se puede apreciar la importancia que existe del pensamiento complejo en las llamadas ciencias de la complejidad, ya que permite abordar nuevos principios sin dejar de considerar los ya tradicionales que existen.

Estos principios nos hacen ver que es importante su aplicación en el contexto de la trasdiciplinaridad, ya que estos principios permitirán la definición desde diferentes enfoques la construcción del objeto de estudios desde diversos enfoques.

Cosmovisión compleja, cuando se realizan elaboraciones de carácter filosófico como en el pensamiento sistémico de Bertalanffy, y desde los setentas, las interpretaciones de Ilya Prigogine acerca de la necesidad de comprender la inestabilidad como propiedad de la naturaleza y la reconstrucción de nuestras relaciones con ella; o la ecología profunda, su propuesta. Este tipo de elaboración filosófico-cosmos-visiva relaciona los estudios científicos con la vida práctica: De la explicación del mundo como un sistema que exhibe propiedades complejas, se concluye acerca de cómo reconstruir nuestras relaciones con él.

Pensamiento complejo, cuando se trata de construir un método nuevo sobre la base de las ideas complejas que emanan de las ciencias y su conjugación con el pensamiento humanista, político social y filosófico, como es el caso del pensador universalista francés Edgar Morin. También se utiliza pensamiento complejo en un sentido más estrecho, para designar a los estudios científicos que intentan explicar las dinámicas complejas de los objetos en estudio, sin extraer de ello consecuencias cosmos visivas o metodológicas más generales. Edgar Morin ha denominado esta postura complejidad restringida, para diferenciarla de aquella más amplia y humanista que sostiene, donde lo define como un método de pensamiento nuevo, válido para comprender la naturaleza, la sociedad, reorganizar la vida humana, y para buscar soluciones a las crisis de la humanidad contemporánea.

La evolución de las ideas complejas en el siglo XX puede caracterizarse en tres grandes momentos. El primero, en los sesenta, donde se trabaja en varios campos científicos sin que trasciendan los nuevos desarrollos conceptuales más a allá de áreas muy específicas. Entre los setentas y ochentas, se produce una mayor socialización de las ideas complejas entre diversos campos disciplinarios. Finalmente en los noventas, se produce un boom mediático que coloco la complejidad y lo complejo en documentales científicos, revistas de divulgación y la prensa.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Díaz, Esther. Hacia una visión crítica de la ciencia.  Buenos Aires. Biblos, 1992.

Díaz, Esther. Metodología de las ciencias sociales.  Buenos Aires. Biblos, 1997.

Bunge, Mario. La ciencia, su método y su filosofía. Buenos Aires. Ediciones Siglo Veinte, 1996.

Goode, William y Hatt, Paul. Métodos de investigación social México. Editorial Trillas S.A., 1970.

Morín, Edgard. (1994 ). Introducción al pensamiento complejo. Barcelona. Editorial Gedisa.

 Piscitelli, Alejandro. Ciencia en movimiento. La construcción social de los hechos científicos. Buenos Aires, 1993. Editorial C.E.A.L.

Sotolongo, Pedro Luis. LA BÚSQUEDA DE `LA VERDAD´O DE UN SABER VERDADERO                                       (Los caminos hacia el Saber o Epistemologías)

REFERENCIAS INTERNET

http://www.monografias.com/trabajos11/infcienc/infcienc.shtml#ixzz3JF3MyCU5

Definición de pensamiento complejo – Qué es, Significado y Concepto http://definicion.de/pensamiento-complejo/#ixzz3J3cZOPVy

 

Acerca del autor

Frank A. Peña Valdes

Profesor adjunto Escuela de Psicología, Facultad de Humanidades y Escuela de Orientación Educativa, Facultad de Ciencias de la Educación Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD. Licenciatura en Psicología, Maestría en Metodología de la Investigación Científica. Especialidad en Psicología del Desarrollo, Maestría en Desarrollo Humano, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Postgrado en Educación Superior, Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). Estudios Doctorales en Psicología Social, Universidad Central de Madrid (UCM).

Dejar un comentario

/* ]]> */