Nacionales Sociedad

A 45 años del asesinato de Gregorio García Castro en RD

Escrito por Debate Plural

Emilia Pereyra (D. Libre, 29-3-18)

 

La conmemoración del 45 aniversario del asesinato del periodista Gregorio García Castro, jefe de redacción del desaparecido periódico Ultima Hora, reavivó en muchos dominicanos el recuerdo de la represión política y los asesinatos ocurridos durante los doce años de Balaguer.

En la época el crimen causó conmoción. Sucedió la noche del 28 de marzo de 1973, en la calle Mercedes casi esquina José Reyes, en Santo Domingo, próximo a oficinas del medio, donde García Castro laboraba.

Aunque circularon diversas versiones sobre los motivos, el atentado se le atribuyó a La Banda Colorá, debido a las críticas que el periodista publicaba sobre el gobierno de Joaquín Balaguer, con el quien mantuvo relaciones amistosas y a quien le había solicitado una entrevista el mismo día de su fallecimiento, según confirmó César Herrera, secretario de Prensa de la Presidencia entonces.

La comisión investigadora del caso, formada por Balaguer, identificó como responsables del homicidio a tres miembros del Servicio Secreto de la Policía Nacional, el teniente Juan María Arias Sánchez y los cabos Milton de la Cruz y Rafael Pérez Pereyra, quienes fueron sometidos a la Justicia.

Posteriormente, el 29 de agosto de 1974 la Cuarta Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional descargó a los imputados.

El asesinato se produjo después de que Última Hora publicara una entrevista que le hizo el reportero Juan Bolívar Díaz al guerrillero Toribio Peña Jáquez en un carro, mientras recorrían un sector de la ciudad de Santo Domingo, militarizada por fuerzas que buscaban a los insurgentes llegados en el desembarco de Playa Caracoles, liderado por Francisco Alberto Caamaño Deñó.

En el 2013 el periodista Aníbal De Castro aportó su testimonio sobre la entrevista concedida por el guerrillero.” Al jefe de redacción (García Castro) se le mantuvo al margen para no abultar más sus penurias con los estamentos de poder, y librarlo de las presiones que sin duda le vendrían de sus amigos funcionarios para redimirlo del secreto profesional. Con la rotativa para la edición histórica rodando, el consenso generalizado fue que nos escondiéramos el fin de semana hasta ver qué pasaba. Con decenas de miles de ejemplares en la calle, a Goyito lo vieron caminar por el Parque Independencia sin temor a las consecuencias de esa audacia periodística. Luego comentaría sin barrunto de amargura que aunque sin aviso previo de la célebre entrevista, estaba seguro de que se la atribuirían. Días después era asesinado”.

Balaguer suspendió en sus funciones al secretario de Estado, Sócrates (Chino) Pichardo, hasta que la comisión investigadora esclareciera el crimen y determinara si el militar tuvo o no alguna participación.

Un periodista perspicaz

García Castro fue un periodista sagaz, dueño de una pluma directa. Diariamente difundía en Última Hora la columna “En un tris”, una de las más leídas en su época. En sus escritos solía criticar las acciones de La Banda Colorá, el trato a los presos políticos, la corrupción, la censura y la represión.

Al respecto De Castro opinó: “De manera consciente, Goyito (García Castro) apostó por un periodismo riesgoso. Cuando muchas voces callaban, la suya sonaba vigorosa, molestosa para la intolerancia vigente, apasionada y decidida a favor de quienes sufrían los embates de la represión y luchaban por la apertura política. Sus análisis descubrían una realidad que sin esa columna incisiva que rompía a diario silencios y desinformaciones, hubiese pasado inadvertida. Recomponía y descomponía los acontecimientos en tarea fecunda de imaginación, animado por un olfato periodístico innato acrecentado en sus años de ejercicio dentro y fuera del país. Veía la noticia en donde otros apenas atisbaban hechos sin mayores consecuencias”.

El comunicador Juan Bolívar Díaz Santana, quien trabajó junto el periodista asesinado, también ha aportado su testimonio: “Cuando lo mataron, García Castro llevaba más de tres años denunciando los desmanes y crímenes de la banda terrorista auspiciada por el sector más duro del balaguerismo militar policíaco y terminó siendo víctima de la lucha de poderes entre los grupos que encabezaban los generales Enrique Pérez y Pérez y Neit Nivar Seijas”.

Consternación de Balaguer

El ya finado presidente Joaquín Balaguer recordó la tribulación que le causó el crimen en su controversial libro “Memorias de un cortesano en la era de Trujillo”.

“El suceso me consternó no sólo por el revés que representaba para el buen nombre del gobierno que presidía, sino también por el afecto que desde hacía largos años me ligaba a la víctima de aquel crimen. Gregorio García Castro fue uno de los fundadores del Partido Acción Social, el movimiento político de cuyo seno surgió más tarde el Partido que sustentó mi candidatura presidencial en 1966. En 1962, durante mi exilio en la ciudad de New York, nos reunimos muchas veces para trazar los planes de mi vuelta al territorio dominicano y para discutir la campaña que nos proponíamos llevar a cabo para la conquista del poder, escribió.

El político aseguró que una de las grandes frustraciones que se llevaría a la tumba sería “la de morir sin haber podido conocer a ciencia cierta el nombre del funcionario, militar o civil, que impartió la orden para que tres desalmados le arrebataran inicuamente la vida”. Según Balaguer, en el caso de García Castro obró “una conspiración de silencio”.

Datos biográficos

García Castro nació en la sección de Pontón, en La Vega, el 17 de noviembre de 1936. Era hijo de Israel García y Ana Dolores Castro. Se inclinó en la juventud por el periodismo y trabajó como reportero para los diarios La Información, de Santiago, La Nación y El Caribe, en Santo Domingo.

También laboró como director del Departamento de Información y Relaciones Públicas de la Secretaría de Agricultura y prestaba servicios en el Colegio Dominicano de Ingenieros (CODIA).

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario