Educacion Nacionales

El interconductismo: origen, desarrollo, tradición y principios básicos en la construcción científica y sistemática (3)

Frank A. Peña Valdes

Una chica se arranca el pelo de las pestañas cuando ve la  TV y cuando estudia. La misma función E-R frente a diferente objeto de estímulo.

Un trabajador llegan a casa a ver en TV un partido de su equipo favorito (no se pierde uno). El día ha sido agotador y tras sentarse en el sofá se queda dormido. Una variable organísmica cambia la función E-R.

Un anciano escucha un sonido de campanas y reconoce que son las 6:00. En una tarde lluviosa ese mismo sonido le recuerda al reloj que había en su pueblo cuando era niño. Un elemento situacional ambiental cambia la función E-R.

La funcionalidad E-R viene determinada por el cruce de las variables disposicionales que se den de manera concreta en cada campo interconductual y son: aquellos factores que, sin formar parte de la relación de contingencia (condicionalidad) entre E y R, coexisten en el campo haciendo la interacción más o menos probable, hasta el punto de que pueden influir en su no-ocurrencia o en el cambio cualitativo de esta; son los factores situacionales y la historia interconductual, que se explican más abajo.  De todos modos existen diferentes clases de función de estímulo F (e):

1-  F (e) endógena y exógena: se considera endógena cuando se responde a una condición estimular del propio organismo (un dolor de cabeza) o a la propia conducta (un pensamiento). Sería exógena cuando el objeto o el evento de estímulo están “fuera” del organismo.

2- F (e) aparente e inaparente: en el caso de la aparente el estímulo es fácilmente identificable, en el otro caso no lo es tanto. Aparente: “esa chica tiene un lunar en la frente”. Inaparente: “esa chica tiene un no sé qué que no me ha gustado”, en este caso es evidente que ha existido algún tipo de estimulación pero es difícilmente localizable para el observador.

3- F (e) directa y substituta: directa si la interacción incluye un estímulo actualmente presente. Substituta, el objeto de estímulo no está en el escenario actual, se halla en el pasado o en otra localización espacial y es sustituido por el actual o presente: por ejemplo, un dolor en el pecho me hace pensar en la posibilidad de un ataque cardiaco. Otro ejemplo, me presentan a una persona que me recuerda a un antiguo conocido.

g- MEDIO DE CONTACTO: conjunto de circunstancias que posibilitan el establecimiento de la función E ßà R. Sin medio de contacto no es posible la interacción. Son las condiciones físico-químicas: luz que nos permite ver, el aire que nos permite oír…pero también las reglas y convenciones normativas, si no compartimos el idioma y las convenciones normativas de los indios yanomami es imposible que se den ciertas funciones E-R, sólo se podrán dar entre ellos.

h- FACTORES SITUACIONALES: todo evento o colección de eventos que, sin formar parte directamente de la interacción, afectan a esta. Pueden ubicarse tanto en el interior como en el exterior del organismo, es decir, pueden ser organísmicos o ambientales. Afectan a las características cuantitativas y cualitativas de la interacción. Pueden ser:

Organísmicos: nivel de activación basal, alteraciones por drogas, fatiga, privación-saciedad, enfermedades…

Ambientales: temperatura, época del año, luminosidad, presencia de otros organismos, ambiente social, valores sociales…

i- HISTORIA INTERCONDUCTUAL: es la serie de eventos que, en un organismo dado, constituyen su historia total de interacciones del organismo y el objeto de estímulo. Esta historia se manifiesta actualmente como la “probabilidad de contacto funcional entre el objeto de estímulo y la respuesta disponible de un organismo frente a esas condiciones de estímulo” (Ribes ’85). Por tanto la historia participa como un factor actual. Es necesario entenderla en sentido psicológico, es decir, en tiempo presente.

Por fin, podemos concluir en que la interacción, la conducta o interconducta, va a resultar del cruce de toda la red de factores disposicionales que se hagan presentes en la situación concreta, aportando cada uno pesos y valencias en diferentes direcciones. La imagen gráfica sería la de un puzzle en el que son necesarias todas las piezas para construir la imagen final o quizá, aun mejor, en un guiso en el que todos los ingredientes son necesarios para conseguir el resultado final, si falta el arroz no es paella, pero si tiene marisco tampoco.

CONCLUSIÓN

El interconductismo es, hoy por hoy, una tendencia minoritaria dentro de la psicología y dentro incluso de la visión conductista de la misma. En este escrito se ha intentado hacer una introducción sucinta al mismo -la teoría interconductista es muy amplia y compleja- con el objeto de que sirva de puerta de entrada a aquellos que puedan estar interesados en él. Espero que en aras de la simplificación no haya distorsionado las brillantes ideas de los autores en los que me he basado, si es así mea culpa.

Creo que, aunque ya antiguo, es un modelo de enorme futuro. Algunos avances en el Análisis Conductual más clásico de corte cercano al radical apuntan, si se me permite el neologismo, una cierta interconductualización, si bien otros puntos de vista que parece parten del mismo lugar se apartan claramente de la filosofía interconductista, aunque yo diría que también de la conductista.

Creo que del interconductismo no hay que esperar “nuevas técnicas” que nos permitan un mejor control de la conducta. Pero esto no nos importa demasiado a los que creemos más en el Análisis Funcional de la conducta que en las técnicas de modificación de conducta por sí mismas. El interconductismo no es una promesa. El interconductismo, ya hoy mismo, nos permite una mejor comprensión de la conducta y por tanto, necesariamente, una mejor explicación, predicción y control de la misma. Y por supuesto un modelo teórico de enorme solidez abordable, por cierto, en habla castellana.

Más abajo se presenta una bibliografía donde se puede ampliar lo que se presenta en este escrito y se podrán subsanar los errores que en el mismo se hayan podido verter.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFÍCAS

KANTOR J.R. (’74): Psicología Interconductual. Un Ejemplo de Construcción Científica Sistemática. Ed Trillas. México D.F.

KANTOR J.R. (’90): La Evolución Científica de la Psicología. Ed Trillas. México D.F.

PRONKO N.H. y cols. (’80): Psychology from the Standpoint of an Interbehaviorist. Monterrey. California: Brooks/Cole Publishing Company

RIBES E. y LÓPEZ F. (’85): Teoría de la Conducta. Un Análisis de Campo y Paramétrico. . Ed Trillas. México D.F.

RIBES E. (’90): Psicología General. . Ed Trillas. México D.F.

RIBES, E. (’90): Problemas Conceptuales en el Análisis del Comportamiento Humano. . Ed Trillas. México D.F.

RIBES, E. (’90): Lenguaje y Conducta. . Ed Trillas. México D.F.

RIBES, E. (’90): psicología y Salud: un Análisis Conceptual. Ed Martínez Roca. Barcelona.

RUBEN D.H. & DELPRATO (’87): New Ideas in Therapy. Introduction  to an Interdisciplinary Approach. Ed. Greenwood. Westport.

SEGURA M. (’91): Análisis Funcional de la Conducta. Un Modelo Explicativo. Ed Universidad de Granada. Granada.

(1) La habituación es un proceso biológico por el que un reflejo después de ser estimulado repetidas veces en un corto espacio de tiempo deja de producirse, por decirlo de alguna manera, se agota. No obstante esto es sólo un efecto temporal dado que, tras dejar descansar al sistema, el reflejo se volverá a producir de igual manera frente al estímulo original. La sensibilización es el proceso contrario, la exacerbación de un reflejo frente a la repetición de una estimulación. El reflejo también vuelve a la normalidad tras un intervalo sin estimulación.

(2) Si bien los biólogos no parecen ponerse de acuerdo respecto a qué es esto de la vida.

(3) Es cierto que en ocasiones la distribución de las ciencias parece adaptarse a motivos más administrativos que de otra índole, no obstante creemos que este problema no anula lo dicho arriba.

PAGINAS DE INTERES EN CONTEXTOS SOBRE KANTOR:

Biografía de Kantor

Artículo sobre Interconductismo y el tratamiento clínico

PÁGINAS DE INTERÉS EN LA WEB DEL DR. VERPLANCK SOBRE KANTOR:

EN ESPAÑOL:

Psicología Inerconductual de Campo Artículo introductorio al conductismo que complementa el presente trabajo. Noel W. Smith.

Obituario de J.R. Kantor. Emilio Ribes Iñesta.

EN INGLÉS:

Página principal sobre Kantor William V. Verplanck

Citas Escogidas de J.R. Kantor. Dan Pallmer

Acerca del autor

Frank A. Peña Valdes

Frank A. Peña Valdes

Profesor adjunto Escuela de Psicología, Facultad de Humanidades y Escuela de Orientación Educativa, Facultad de Ciencias de la Educación Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD. Licenciatura en Psicología, Maestría en Metodología de la Investigación Científica. Especialidad en Psicología del Desarrollo, Maestría en Desarrollo Humano, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Postgrado en Educación Superior, Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). Estudios Doctorales en Psicología Social, Universidad Central de Madrid (UCM).

Dejar un comentario