Cultura Nacionales

Un contrato espúreo para teatro “Agua y Luz”

Escrito por Debate Plural

Adalberto de la Rosa (D. Libre, 31-5-18)

 

A tres años y dos meses de haberse firmado el contrato de arrendamiento entre la Corporación de Fomento de la Industria Hotelera y Desarrollo del Turismo (Corphotels) y la Consultoría Astur, del Grupo Empresarial Varma, todavía la empresa ganadora de la licitación no ha iniciado los trabajos de restauración, reconstrucción, equipamiento, administración y puesta en funcionamiento del Teatro Agua y Luz.

El 30 de marzo de 2015 el gerente general de Corphotels, Bienvenido Pérez, y la señora Gisela Altagracia Patxot Cartacio, vicepresidenta de la Consultoría Astur, firmaron el contrato mediante el cual el Estado arrenda el inmueble de 17,321.20 metros cuadrados en la parcela 3-B del Distrito Catastral 2 del Distrito Nacional, conocido como el “Teatro Agua y Luz”, por un período de 25 años.

El Estado recibiría un monto de US$5,000 dentro de los primeros cinco días de cada mes desde la puesta en funcionamiento del inmueble y a partir de su intervención. En el párrafo 2 del contrato se establece que además de la renta mensual por US$5,000, Consultoría Astur debe entregar a Corphotels, a partir de la firma del contrato, un bono no reembolsable por RD$10,000,000, pero se desconoce si esos recursos fueron recibidos. “La Compañía se compromete, en virtud del presente contrato, a hacer inversiones en la realización de obras de remodelación, construcción, adecuación y expansión de la planta física del Teatro Agua y Luz por un monto estimado de RD$1,276,995,872.70”, establece el artículo 4 del contrato de arrendamiento.

Sin embargo, ninguna inversión se ha hecho hasta la fecha y la edificación, declarada Patrimonio Nacional en 1988 por su diseño y arquitectura, sigue abandonada, llena matas, de desperdicios, sin ningún mantenimiento, afectada por las inclemencias del tiempo y solo frecuentada por prostitutas, personas que lo utilizan para hacer necesidades fisiológicas y para el pasto de algunos caballos.

Los ganadores de la licitación se comprometieron a intervenir el inmueble en dos etapas: una primera para la reconstrucción del teatro, de un casino de juegos y de parqueos. En una segunda, se construiría un hotel de 85 habitaciones, una plaza comercial, áreas verdes y más parqueos.

Los trabajos se iniciarían a partir de la fecha en que los planos del proyecto fueran aprobados por la Oficina de Planeamiento y Programación del Ministerio de Turismo y tendría un período de gracia de 24 meses a partir de la “no objeción” al proyecto por parte del Ministerio de Turismo.

“A tales fines, la Compañía (Consultoría Astur) se compromete a presentar en un plazo de 160 días calendarios contados a partir de la firma del presente contrato, a la Oficina de Planeamiento y Programación del Ministerio de Turismo, los planos de las obras a realizar para su aprobación”, dice el artículo 5 del contrato.

Sin definición

Más de tres años después de la firma del contrato, Corphotels desconoce si se hizo ese trámite. Ante la inactividad de la empresa, el Estado ha exigido explicación de por qué no se han iniciado los trabajos en el plazo acordado con el envío de dos comunicaciones, una en julio de 2016 y la otra el 3 de octubre de 2017.

Una fuente de Corphotels informó a Diario Libre que la respuesta de Consultoría Astur es que estaban contratando firmas extranjeras para el diseño y esperaban los permisos de lugar, a pesar de que el contrato data del 30 de marzo de 2015 y el compromiso de hacer esas gestiones era de 160 días a partir de la firma del convenio. Corphotels, de acuerdo con la fuente, no tiene constancia física de los posibles pasos que se han dado para iniciar los trabajos.

Los plazos para el inicio de los trabajos fueron agotados, de acuerdo con el contenido del contrato, pero el inmueble sigue intacto, sin ninguna de las intervenciones físicas acordadas en el documento firmado.

Desde el pasado año, Diario Libre ha tratado de dialogar con la señora Gisela Altagracia Patxot Cartacio con visitas a su oficina en cuatro ocasiones para que explique la situación, pero nunca ha sido recibido.

También se gestionó una entrevista con un hijo del ingeniero Miguel Vargas Maldonado, que alegadamente regentea el Grupo Empresarial Varma (Vargas Maldonado), al que pertenece Consultoría Astur, pero tampoco ha sido posible.

El caso está en el limbo porque ni se inician los trabajos, ni se informa a la parte contractual del Estado el proceso en que se está, ni se habla de suspender el contrato establecido en el artículo 27 que señala las causas de rescisión : “Si la Compañía no realizara las inversiones prometidas en los trabajos de reconstrucción, ampliación, y puesta en operaciones del Teatro Agua y Luz , dentro del plazo concedido en el artículo 21”.

Ese artículo establece: “El Estado reconoce y admite que la eventual asociación de la Compañía a empresas filiares o subsidiarias de ella (incluyendo compañías offshore) tanto en los trabajos de remodelación, adecuación y construcción, como de operación del inmueble en caso de suscripción de los contratos de arrendamiento, no alterará el contenido y alcance de los acuerdos convenidos por el presente acto, y se extenderán a tales empresas con tratamiento igualitario al reconocido a la Compañía”.

¡Otros intentos!

Desde el cierre del Teatro a mediados de los años 80, varias empresas han intentado invertir para recuperar ese bien histórico, pero todas han fracasado.

La empresa Centro Turístico S.A. tuvo a su cargo la recuperación del inmueble, pero al pasar bajo la administración de Corphotels, los inversionistas desistieron, alegando incremento en los costos.

En el 2004, Dawn Properties participó en una licitación y ganó, pero tres años después desistió y rescindió el contrato, sin que se conozca la causa.

Para la adjudicación más recientes a la empresa Consultoría Astur se realizó una licitación pública amparada en la Ley 340-06 sobre Compras y Contrataciones de Bienes, Servicios Obras y Concesiones.

Una obra única en el área del Caribe

Para su época, el Teatro Agua y Luz era considerado una obra de gran valor arquitectónico y de un diseño único en el Caribe y tercero en su categoría en todo el mundo. Fue el primer escenario del país donde se combinaban el sonido, las luces y el agua como uno de sus atractivos. Esos elementos motivaron a Rafael Leónidas Trujillo a replicar en el país una construcción similar a la que había visto en España. Su arquitectura ovalada y de cielo abierto eran parte de las características de ese espacio para el espectáculo, donde se presentaron personalidades de renombre mundial de las artes y la política como fueron Sandro de América, Raphael, Charles Aznavour y Frank Sinatra. También las más famosas revistas musicales y de ballet de la época actuaron en el lugar; además, se celebró reunión de la Internacional Socialista en 1982.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario