Educacion Nacionales

Lenguaje y Pensamiento: Dos procesos psicológicos superiores interrelacionados (y 3)

Frank A. Peña Valdes

Otros investigadores se plantearon la necesidad de incorporar estudios sobre lenguajes no hablados (vía oral y auditiva), por ejemplo el que realizan las personas sordas, es decir la lengua de señas que se maneja por vías visuales. En apariencia este lenguaje puede parecer simplista pero, sin embargo, no lo es ya que puede expresar complejas formas gramaticales.

Actuales investigaciones que se realizan en la Universidad de Harvard demuestran que la especie humana tiene una capacidad para generar una infinitud de frases, así como la música puede generar infinidad de sonidos. Esta posibilidad está dada por el desarrollo neurológico y se hace evidente desde los primeros balbuceos de un bebé hasta los gestos espontáneos de los bebés sordos que “balbucean en silencio con sus manos”, lo que lleva a comprobar que la adquisición del lenguaje no depende del desarrollo de los procesos sensoriales y motores de la audición y de la vocalización, sino de la capacidad de detectar y de generar esquemas lingüísticos generales compuestos de unidades elementales de las sílabas y los fonemas.

PENSAMIENTO

El pensamiento es la capacidad de examinar cosas en la mente y de formar o combinar ideas, juicios y opiniones.  Es una de las operaciones mentales más típicas de los humanos y cumple con la función de resolver problemas, tomar decisiones o crear representaciones del ambiente.

Existen diversas formas de pensar sobre los problemas y se pueden clasificar en pensamiento convergente y pensamiento divergente. El pensamiento convergente agrupa los métodos de razonamiento más analíticos, deductivos y lógicos y su objetivo es encadenar diferentes ideas que para llegar a una respuesta correcta que sirve de hipótesis para resolver un problema. Por su parte el pensamiento divergente se asocia con la creatividad y promueve la generación de varias soluciones o ideas.

La creatividad es la generación de nuevas ideas, conceptos y asociaciones. Se define en su forma más simple como la capacidad de aportar algo nuevo a la existencia y está ligada a todos los ámbitos de la vida humana. El proceso creativo es unitario y continuo pero se considera compuesto de 5 etapas:

Preparación: Se analiza el problema y sus características.

Incubación: Se exploran posibles soluciones desde múltiples puntos de vista.

Concepción: Se organiza la información obtenida en una idea nueva y comprensible.

Verificación: Se confirma si la idea es efectiva o si se debe buscar otra alternativa.

Formulación: Se registra la idea y se expresa a terceros o se pone en acción.

El pensamiento convergente trabaja a partir de conceptos organizados en jerarquías y categorías. Estos conceptos se pueden representar en la mente de forma visual o abstracta (proposicional) y se definen en base a sus características clave o núcleos o en función de su parecido con un modelo o prototipo del concepto generado a partir de experiencias previas. Estos conceptos se trabajan mediante mecanismos de razonamiento lógico que pueden ser inductivos, deductivos o deductivo-hipotéticos o mediante heurísticos que reducen la carga de trabajo mental mediante el uso de atajos para resolver los problemas sin necesidad de realizar un análisis completo de la situación. [3]

EL pensar y el desarrollo de ese lenguaje influye en el tipo de pensamiento que se logra.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFÍCAS

Bruner, J. (1995). El habla del niño. Barcelona: Paidós

Carlson, Neil R. (2006). Physiology of behaviour  [Fisiología de la conducta] (8. ª Edición). México, D.F., México: Addison Wesley. p. 784. ISBN 978-84-7829-072-7.

Calero, Mavilo (2011). Creatividad: reto de innovación educativa (1. ª Edición). México D. F., México: Alfa omega Grupo Editor S. A. p. 208. ISBN 978-607-707-330-7.

Chomsky, N. (2011). Language and other cognitive systems. What is special?

About language? Language Learning and Development, 7, (pp. 263-278).

Chomsky, N. (1998). Una aproximación naturalista a la mente y al lenguaje.

Barcelona: Prensa Ibérica.

Díaz Méndez, Darío; Latorre Postigo, José Miguel, eds. (2015). Psicología médica (1. ª Edición). Barcelona, España:, S.L. p. 421. ISBN 978-84-9022-481-6.

Gutiérrez, M. (2005). Teorías del desarrollo cognitivo. Madrid: McGraw Hill.

PIAGET, J (1965): El lenguaje y el pensamiento del niño pequeño. Editorial Paidós, Madrid.

Real Academia Española (2014). Diccionario de la lengua española (23. ª Edición). Barcelona, España: Espasa Libros S. L. U. p. 2312. ISBN 978-84-670-4189-7.

Smith, Edward E.; Nole-Hoeksema, Susan; Fredrickson, Barbara; Loftus, Geoffrey (2003). Introduction to Psychology [Introducción a la psicología] (14. ª Edición). España: Thomson Editores Spain Paraninfo S.A. p. 720. ISBN 84-9732-197-9.

Sapir, E. – Hoijer, H. (1967): The Phonology and Morphology of the Navaho Language, Berkeley-Los Angeles, University of California Press

VIGOTSKY, L. S Pensamiento y lenguaje. Ed. Pueblo y Educación, La Habana

 

 

 

 

 

 

Acerca del autor

Frank A. Peña Valdes

Frank A. Peña Valdes

Profesor adjunto Escuela de Psicología, Facultad de Humanidades y Escuela de Orientación Educativa, Facultad de Ciencias de la Educación Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD. Licenciatura en Psicología, Maestría en Metodología de la Investigación Científica. Especialidad en Psicología del Desarrollo, Maestría en Desarrollo Humano, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Postgrado en Educación Superior, Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). Estudios Doctorales en Psicología Social, Universidad Central de Madrid (UCM).

Dejar un comentario