Internacionales Politica

Hoy, más que nunca, Al-Quds nos necesita (y 2)

Escrito por Debate Plural

Pablo Jofre Leal (Hispantv, 8-6-18)

 

El Día Mundial de Al-Quds implica elevar la dignidad, llamar la atención. Una forma de levantar nuestras voces y exigir que se respete el prostituido derecho internacional y lo que ello implica: devolver los territorios ocupados a sus legítimos dueños, entre ellos Al-Quds, esta capital religiosa, santa para mil quinientos millones de creyentes musulmanes. Un sitio que va más allá de lo simbólico, representando el aire vital para un pueblo que ha vivido allí desde el inicio de los tiempos. Al conmemorar cada año el Día Mundial de Al Quds mantenemos vigente la memoria de miles y miles de palestinos que han muerto, precisamente, para defender sus derechos durante esta ocupación israelí de los territorios ocupados en Gaza, en Cisjordania, en Al Quds.

Defender a Al Quds como una ciudad Palestina pero que respeta el carácter sagrado para tres principales religiones monoteístas, permite mostrar también a esta urbe como un símbolo de resistencia, que a pesar de ser ocupada por decenas de miles de colonos sionistas, considerados los más extremistas dentro de la sociedad israelí, permite tener siempre presente Al-Quds en la memoria de la lucha de los pueblos del mundo y representa un llamado de atención, una luz, un norte un objetivo para todas las luchas de liberación que hay en el mundo. Es una luz de esperanza para el pueblo de Bahréin en su lucha contra el régimen de Al Jalifa, luz de esperanza para el pueblo yemení en su lucha contra la agresión de la casa Al Saud. Norte para el pueblo sirio que ha sido agredido desde marzo de 2011 por grupos terroristas takfiríes avalados por Occidente y sus socios sionistas y wahabitas.

El conmemorar el Día Mundial de Al Quds es tener presente siempre a esta ciudad en nuestra mente y en nuestros corazones. Es considerar que hay  pueblos que luchan heroicamente por su libertad, que hay pueblos que tienen muy presente la dignidad, la soberanía, la necesidad de tener siempre la justicia, el respeto a la legalidad internacional por sobre todas las cosas. El tener presente el Día Mundial de Al-Quds, el conmemorarlo, difundirlo – a pesar del silencio de los medios de comunicación occidentales – salir  las calles, repudiar la política racista de Israel,  la ideología criminal del sionismo  y dar a conocer que el pueblo palestino está más vivo que nunca, es una tarea y un deber fundamental de todos los seres humanos sin distinción de raza, nacionalidad o religión.

Intensificar las presiones mediante la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones (Campaña BDS)  permite presionar a Israel pero también mostrar a las sociedades del mundo que esta entidad flaquea, que es posible hacerla temblar, incluso con situaciones, aparentemente nimias pero que la golpean como fue la suspensión del partido que enfrentaría a la selección argentina con su similar israelí en la ciudad de Al Quds, en una clara maniobra de lavado de imagen, en el marco de la disputa del trofeo “70 Aniversario de Israel”. Le dolió al sionismo la decisión de no jugar, mostró al mundo lo que Israel es: una entidad ocupante de una tierra que no le pertenece.

Tal como lo he sostenido cada vez que un nuevo año nos encuentra reviviendo el Día Mundial de Al Quds, que más temprano que tarde nos encontrará batiendo los tambores de l victoria contra el sionismo hay que tener presente, que para los pueblos del mundo, el Día Mundial de Al-Quds es un llamado, una alerta, un mensaje. Es perseguir los objetivos de justicia social, de justicia universal y, sobre todo, concretar los derechos del pueblo palestino con el logro de su plena autodeterminación. No nos está permitido olvidar la lucha de Palestina y su derecho a la libertad, como tampoco que los palestinos han sido víctimas de la traición de gobiernos árabes, que han llegado a acuerdos con la entidad sionista.

Hoy como ayer en ese 7 de agosto del año 1979, cuando el fallecido líder iraní planteó la necesidad de conmemorar el Día Mundial de Al Quds y así hacer presente el imperativo de liberar palestina, esto no debe desaparecer del recuerdo y de la denuncia permanente. Al-Quds debe manifestarse día a día. No hay olvido ni perdón respecto a los crímenes cometidos contra el pueblo palestino. Aquellos, que en los territorios ocupados, entre ellos Al-Quds, siguen luchando deben sentir que los seres humanos dignos, justos, que creen en la libertad de los pueblos, los tiene presente y apoya.

El pueblo palestino debe estar seguro, que más temprano que tarde,  el sionismo pagará cada uno de sus crímenes. Sus líderes políticos, militares, religioso, aquellos que han asesinado en su papel de colonos y miembros del ejército de ocupación, sus Ministros como Avigdor Lieberman de Asuntos Militares, Ayelet Shaked de la cartera de  Justicia, Naftali Bennet de Educación , Gilad Erdan de Asuntos Interiores,  que llaman a asesinar a hombres y mujeres, niños y ancianos, llegando al paroxismo de la locura criminal , como la mencionada  extremista Ministra Ayelet Shaked, al vociferar que hay que asesinar a las mujeres palestinas embarazadas “que llevan serpientes en sus vientres”. Esos sionistas y sus crímenes  por acción, omisión o ideólogos de una política colonialista, racista y criminal pagaran cada una de las violaciones a los derechos humanos de millones de palestinos. Un Juicio para culpables de crímenes de lesa humanidad. No hay olvido ni perdón al conmemorar un nuevo Día Mundial de Al Quds.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario