Internacionales Politica

Lo que hace Colombia entre la OTAN y la OCDE

Escrito por Debate Plural

Mara Giraldo (Kaosenlared, 5-6-18)

 

El pasado 30 de mayo se formalizó el ingreso de Colombia a la Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económica (OCDE); un día después se convirtió en el primer país latinoamericano en ingresar a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) como “socio global”.

Lo que no da la OCDE

La OCDE fundada en 1961, no es una organización financiera, es un organismo de cooperación que busca “promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas alrededor del mundo”, actualmente hacen parte países como Estados Unidos, Israel, Canadá, Japón, Corea, Turquía y casi todos los países Europeos. Plantea recomendaciones en materia económica, laboral, medioambiental, tributaria; medidas contra la corrupción que promuevan el buen gobierno de las empresas públicas y privadas.

Desde el 2011 Colombia empezó el proceso de adhesión a esta organización, después de una serie de diagnósticos, recomendaciones y evaluaciones de los 23 comités técnicos, el pasado miércoles 30 de mayo se convirtió en el miembro número 37 del llamado club de los países ricos, el tercero de Latinoamérica en ingresar, después de Chile y México; Costa Rica, está en proceso de ingreso, Brasil y Perú, son socios en programas y planes.

Colombia deberá beneficiarse en temas como el empleo formal, la salud, la agricultura, el medioambiente, la educación y la lucha contra la corrupción; podrá acceder a información que solo circula entre los países miembros y a monitoreos permanentes de sus políticas económicas. Aunque las recomendaciones de la OCDE no son de obligatorio cumplimiento, sí representan una gran presión para un país tan desigual como Colombia, que no tiene la voluntad de cumplir con los estándares de calidad y buenas prácticas de los países ricos.

Ser parte de la OCDE no garantiza un crecimiento económico acelerado ni inmediato, un ejemplo de esto es México, que ingresó en 1994 después de que la OCDE calificara su economía como “muy sana”, este mismo año el peso mexicano se devaluó provocado por la falta de reservas internacionales, lo que desencadenó una crisis económica de repercusiones mundiales llamada “Crisis o Efecto tequila”.

La élite gobernante en Chile calificó de sesgo ideológico las recomendaciones que la OCDE hizo al sistema educativo; dijo que decretar la gratuidad de la educación era una medida “regresiva” teniendo en cuenta el promedio de la matrícula escolar pública en Chile es del 39 por ciento, mientras que en los países de la OCDE es del 80 por ciento. También cometió graves errores en las predicciones que hizo de la crisis económica de 2007- 2012.

Colombia entra a la OCDE con una tasa de desempleo alta, un alto componente de sector informal, sin saber si va poder competir en los mercados internacionales con los países que hacen parte de este club. Es evidente que su principal interés de este ingreso, es generar confianza para que el capital extranjero invierta en el país.

Con los planificadores globales de la guerra

El pasado jueves 31 de mayo, Juan Manuel Santos firmó en Bruselas el acuerdo con la OTAN que formaliza el ingreso de Colombia a esta alianza bélica, como socio global, único en Latinoamérica.

Los esfuerzos para que Colombia se asociara a la OTAN empezaron en el gobierno de Álvaro Uribe, que buscó alianzas militares fuera de la región, para proteger el país de supuestas amenazas de países vecinos con gobiernos de izquierda.

En el 2013 se vio el resultado de estos esfuerzos cuando el ministro de Defensa, de ese momento, Juan Carlos Pinzón, viajó a Bruselas para acordar un intercambio de información con la OTAN. En ese año, militares colombianos empezaron a recibir entrenamiento de esta organización en Italia y Alemania.

Por vicios de procedimiento en su aprobación por el Congreso, la Corte Constitucional declaró inexequible este Acuerdo en 2015. A pesar de esto la Armada Nacional participó en operaciones de seguridad internacionales con la OTAN ese mismo año, en 2016 comenzaron los debates para que Colombia desarrollara un programa de colaboración y cooperación individual como socio global, hasta que en mayo de 2017 el Congreso aprobó el ingreso a esta alianza militar.

Los objetivos en teoría, son “lograr enfoques comunes para los desafíos de seguridad global como la ciberseguridad, la seguridad marítima y el terrorismo y sus vínculos con el crimen organizado; apoyar los esfuerzos de paz y seguridad, incluida la seguridad humana, con un enfoque particular en la protección de los civiles y los niños, y promover el papel de la mujer en la paz y la seguridad, así como construir las capacidades de las fuerzas armadas colombianas”.

Ahora Colombia es el único país de Latinoamérica que cuenta con el estatus de socio global, de mayor cooperación en la OTAN. Como socio global puede recibir asesoramiento especializado a las Fuerzas Militares, contribuir a las operaciones y misiones de las Naciones Unidas, abre el acceso a toda la serie de actividades de la OTAN.

En medio de un proceso de diálogos con el ELN y a más de un año de la Implementación de los acuerdos con las FARC ¿Para qué Colombia ingresa a la OTAN? La alianza con esta organización es un reconocimiento a las Fuerzas Militares y al gobierno nacional como socio estratégico, gracias a la sintonía que se mantiene con la doctrina militar de Estados Unidos y la experiencia en la lucha contrainsurgente y antidrogas. Es la posibilidad que tiene las Fuerzas Militares de modernizarse, de intercambiar conocimiento y seguir recibiendo entrenamiento.

Analistas de países vecinos como Ecuador, Perú y Brasil califican esta alianza como un éxito de la política exterior de Estados Unidos, que pone en riesgo procesos de integración regional como UNASUR, además viola varias resoluciones y tratados con países de la región como el Tratado de Tlatelolco sobre prohibición de armas nucleares en América y la declaración de la CELAC de 2014, que establecen la región como zona de paz.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario