Cultura Libros

Intelectuales de América Latina y El Caribe (siglos XIX y XX) (18)

Escrito por Debate Plural

Jacques-Stéphen Alexis (1922-1961)

 

Narrador, ensayista, médico, periodista y activista político haitiano. A pesar de que dedicó gran parte de su corta vida a la acción política, dejó una espléndida producción literaria que anticipa, junto a la obra de Alejo Carpentier, la presencia de lo Real Maravilloso en la literatura hispanoamericana.

Síntesis biográfica

Era descendiente de una familia con gran compromiso político. El bisabuelo de Jacques, Mesmin Alexis estuvo muy involucrado en las agitaciones políticas de fines del siglo XIX y murió fusilado en 1880, en compañía de su hijo mayor. Su segundo hijo llevaba el mismo nombre de Mesmin y fue igualmente condenado a muerte por sus inclinaciones políticas.

Escapó del pelotón de ejecuciones milagrosamente y se casó con Rossana Jean Philippe, que descendía de Jean-Jacques Dessalines, el compañero de armas de Toussaint Louverture. De dicho matrimonio entre Mesmin y Rossana nació Stephen Alexis, el padre de Jacques Stéphen Alexis, quien fuera periodista, escritor e historiador. Stephen Alexis se casó con Lydia Núñez, de origen dominicano y de esta unión nació Jacques-Stéphen Alexis, el 22 de abril de 1922, en Gonaïves, Haití.

Primeros años

De su padre heredó el amor por las Letras y la vocación humanística. Debido a las obligaciones diplomáticas contraídas por su progenitor, pasó los primeros años de su infancia en Europa y recibió una espléndida formación básica en el Collège Stanislas de París.

En 1930, Jacques Stéphen Alexis regresó a Haití y se matriculó en el Collège Saint-Louis-de-Gonzague, de Puerto Príncipe. Durante el período del bachillerato, sintió el despertar de la conciencia política y se afilió, con tan sólo dieciséis años de edad, al Partido Comunista haitiano, fundado por el escritor Jacques Roumain. Esta agrupación comunista llevaba dos años funcionando en la clandestinidad pues había sido declarada ilegal por las autoridades del país en 1936.Poco después, ingresó en la Facultad de Medicina de la Universidad de Haití.

Influencias

Gracias a su amistad con el escritor Jacques Roumain (para ese entonces Director del Instituto de Etnología de Haití), pudo conocer y relacionarse amistosamente con el genial poeta cubano Nicolás Guillén. Guillén acababa de llegar a su Cuba natal procedente de España, donde se había mostrado firmemente comprometido con el Partido Comunista, la resistencia antifascista y el gobierno republicano. De nuevo en su lugar de origen, continuó abanderando la causa antifascista en el Caribe, por lo que, a su llegada a Haití, tanto por sus escritos como por su valiente actividad política era un claro referente intelectual e ideológico para el joven Alexis.

Con ejemplos como los de Roumain y Guillén en su entorno inmediato, Jacques Stéphen Alexis decidió pasar también a la acción directa y, en 1942, fundó la publicación progresista La Ruche, un enconado órgano de oposición al régimen autoritario del presidente Elie Lescot.

Revolución de 1946 y regreso a Francia

El combativo papel desempeñado por Alexis al frente de este periódico influyó de forma decisiva en la Revolución de 1946 y la subsecuente caída del gobierno de Lescot. Paradójicamente, también fue determinante la acción de François Duvalier en este derrocamiento. Duvalier compartía con Alexis la profesión de médico y había adquirido un gran prestigio popular al combatir con éxito una plaga de pián que asolaba el país a comienzos de los años cuarenta.

Dumarsais Estimé sustituyó a Lescot e incluyó en su gobierno a Duvalier en calidad de Director del Servicio de Salud, dando así inicio a la terrorífica carrera política de quien pronto habría de ser conocido y temido por el siniestro apelativo de “Papa Doc”. Esta decisión molestó profundamente a Jacques Stéphen Alexis, quien decidió alejarse momentáneamente de la actividad política para cursar sus estudios de doctorado.

Ya con el título de doctor en Medicina en su brillante expediente académico, Alexis marchó por segunda vez a Francia y se estableció en París, donde ejerció su profesión de doctor y se convirtió en una autoridad en las especialidades de neurología y neuropsiquiatría.

En el arte

Jacques Stéphen Alexis se integró plenamente a los foros artísticos e intelectuales del panorama cultural parisino. Comenzó a publicar artículos periodísticos en diferentes rotativos y revistas de Francia. Se relacionó con algunas de las figuras más notables de la literatura francesa de la época, como el surrealista y miembro activo del Partido Comunista Francés Louis Aragon y gran parte de los autores hispanoamericanos afincados en la capital francesa. Hizo contacto además con los autores negros procedentes de diferentes lugares del mundo, precursores de lo que pronto fue conocido como “literatura de la Negritud”. Estas relaciones le permitieron establecer vínculos literarios con el prestigioso sello editorial Gallimard, que habría de publicar sus principales obras.

Sus novelas son: Compère général soleil, 1955 (Compadre General Sol); Les arbres musiciens, 1957 (Los árboles músicos); L´espace d´un cillement, 1959, (En un abrir y cerrar de ojos); y Romancero aux étoiles, 1960 (Romancero de las estrellas).

En Compère Général Soleil, su obra más popular, Jacques Stéphen Alexis elige como tema, la migración. Concretamente aquella que se manifestó en la salida hacia República Dominicana en los años en que Rafael Leónidas Trujillo fungía como presidente de este país. En la novela los personajes principales, Hilarion y su esposa Claire-Heureuse, no son sino la representación de aquellos haitianos que desde la década de 1930 comenzaron a salir a Cuba y a República Dominicana para trabajar en los ingenios azucareros. En el caso de Dominicana, es a partir de que Cuba devuelve a los inmigrantes haitianos a su país de origen, cuando comienza a recibirlos en mayor cantidad.

Obras principales

Novelas
  • Compère Général Soleil. París: Gallimard, 1955.
  • Les arbres musiciens. París: Gallimard, 1957, 1984; Puerto Príncipe: Ediciones Fardin, 1986.
  • L’espace d’un cillement. París: Gallimard, 1959, 1983.
Relatos cortos
  • Romancero aux étoiles; cuentos. París: Gallimard, 1960.
Artículos seleccionados
  • « Contribution à la Table-Ronde sur le folklore et le nationalisme ». Optique (junio, 1956): 25-34.
  • « La Culture haïtienne ». Les lettres françaises (27 de septiembre- 3 de octubre de 1956).
  • « Du Réalisme merveilleux des Haïtiens ». Présence Africaine 8-9-10 (junio-noviembre de 1956): 245-271.
  • « Modern Haïtian Thought ». Books Abroad 30 (Primavera,1956): 261-265.
  • « Où va le roman ? » (Debate). Présence Africaine 13 (abril-mayo 1957): 81-101.
  • « La Belle Amour humaine 1957 ». Europe 49.501 (enero 1971): 20-27.
  • Prefacio a Jacques Roumain. Obras escogidas. S. Pojarski, éd. E.S.L., Editions du Progrès, 1964.
  • Prefacio a La Montagne ensorcelée de Jacques Roumain. París: Les Editeurs français réunis, 1972.

Quehacer político

A pesar de su triple actividad profesional: la medicina, el periodismo y la literatura, Jacques Stéphen Alexis no consiguió permanecer apartado durante mucho tiempo de la política. Durante su fructífero período en París, aceptó un encargo de las Juventudes Comunistas de la Federación de París para establecer contactos con diversas formaciones marxistas de todo el mundo (incluido el Partido Comunista Chino). Y así, a mediados de los años cincuenta, tras el éxito alcanzado por su primera novela, Compère général soleil, decidió resgresar a Haití para reanudar allí su compromiso político con las causas de los más desfavorecidos.

Ya de vuelta a su tierra natal, y convertido en un autor de reconocido prestigio en Europa, Alexis no tardó en ser invitado a todos los foros políticos y culturales haitianos donde se combatía la tiranía de los gobernantes y la injusticia social. Las autoridades políticas, recelosas ante el creciente predicamento que estaba adquiriendo entre las clases populares y la intelectualidad progresista, comenzaron a hostigarle. Su respuesta no se hizo esperar: en 1956, en el Primer Congreso de Escritores y Artistas Negros, celebrado en París, Jacques Stéphen Alexis divulgó su celebérrimo ensayo crítico titulado “Prolegómenos a un manifiesto del realismo maravilloso de los haitianos”, espléndido análisis de una concepción global del quehacer creativo, entendido como método de interpretación capaz de generar una transformación artística no sólo de los hechos y los sucesos que conforman la obra, sino también de la propia realidad en la que se enmarca ésta y su autor.

En este sentido, el “realismo maravilloso” de Jacques Stéphen Alexis está más cerca de lo “Real Maravilloso” de Alejo Carpentier que del “realismo mágico” puesto en boga, pocos años después, por las figuras precipuas del Boom hispanoamericano. Y es que la propuesta de Jacques Stéphen Alexis va más allá del mero procedimiento estético practicado por los cultivadores del “realismo mágico”, y persigue una capacidad de transformación coherente con el sentir ideológico y la visión del mundo del autor haitiano.

Marxismo, leninismo, comunismo

En 1957 Jacques Stéphen Alexis apoya públicamente la candidatura de Louis Dejoie, quien resultó derrotado por Duvalier en las elecciones presidenciales. Con el terrible “Papa Doc” en el poder, Jacques Stéphen Alexis comienza a ser perseguido y su vida corre un serio peligro. Lejos de amedrantarlo, esto lo estimula a crear una nueva formación política en 1959: el Parti d’Entente Populaire, una especie de frente popular de ideología marxista-leninista, destinado a aglutinar en un mismo bloque todas las fuerzas izquierdistas de Haití y así ofrecer una oposición verdaderamente firme al régimen de Duvalier. Como era de esperar, la mayor parte de las actividades de esta formación tuvieron que llevarse a cabo en la clandestinidad.

Ante la falta de libertades civiles y garantías legales en su país natal, Jacques Stéphen Alexis optó por trasladar su lucha política a la palestra internacional. Participó en varios encuentros de los líderes mundiales de la Izquierda (incluido el Congreso de la Unión de Escritores Soviéticos celebrado en 1959) y, ante la creciente amenaza de los sicarios de Duvalier, en 1961 aceptó una invitación del gobierno chino para trasladarse al gran país asiático, donde desarrolló un intenso trabajo diplomático tendente a fomentar la unión de las naciones comunistas, muchas ellas enemistadas entre sí por oscuras desavenencias particulares entre sus dirigentes.

Movido por el deseo de unificar el comunismo de todo el mundo en un sólido y avasallador movimiento internacional, Jacques Stéphen Alexis llegó a entrevistarse personalmente con líderes de la talla del vietnamita Ho Chi Minh y el chino Mao Tsé-toung. En una decisión sumamente arriesgada, tras estas conversaciones tomó la resolución de regresar a Haití para organizar desde allí la resistencia clandestina al gobierno de Duvalier y, tal vez, con el secreto propósito de organizar en su patria un foco marxista tan poderoso como el que empezaba a cimentarse en Cuba.

Retornó, pues, al ámbito antillano entrando por Cuba, apoyado por la nueva revolución cubana, y desde allí se dirigió en barco a su país natal, acompañado por cuatro camaradas Adrien-Georges, Guy Béliard, Hubert Dupuis-Nouillé y Max Monroe.

Muerte

Aunque nunca se confirmó la muerte de Jacques-Stéphen Alexis, lo cierto es que muchos adjudican su desaparición a la brutal represión del dictador Duvalier y sus tonton macoutes. Se especula que alguien debió de denunciar el inminente desembarco en Haití del escritor y sus cuatro camaradas Adrien-Georges, Guy Béliard, Hubert Dupuis-Nouillé y Max Monroe.

Se dice que miembros de la salvaje guardia pretoriana con que se protegía Duvalier, les estaban aguardando en la playa aquel día de abril de 1961. Dos meses después, ante el silencio ominoso del gobierno haitiano, la prensa francesa se hizo eco de la desesperación de los familiares y amigos de Jacques-Stéphen Alexis, quienes denunciaban la desaparición del escritor y sus cuatro camaradas.

Oficialmente, su muerte no fue jamás reconocida, pero nadie duda que él y sus correligionarios fueron arrestados, torturados y, finalmente, asesinados por los despiadados tonton macoutes de “Papa Doc”.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario