Nacionales Sociedad

El Escudo de Armas de la República

Escudo dominicano
Escrito por Debate Plural
Juan Daniel Balcácer (Listin, 18-4-18)

 

El Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), vigésimo tercera edición, define la heráldica o blasón, como “el arte de explicar y describir los escudos de armas de cada linaje, ciudad o persona”; también como “cada figura, señal o pieza de las que se ponen en un escudo”. María Moliner, en su Diccionario de uso del Español, agrega que “blasón es el conjunto de las cosas relacionadas con los escudos de armas”. El siempre bien recordado Octavio Amiama Castro, en su libro “Evolución del Escudo dominicano”, refiere que “desde la más remota antigüedad, los guerreros, para protegerse de armas arrojadizas y punzantes, rivales o enemigas, empleaban una pieza de madera -y luego de metal- forrada de cuero, que recibía entre los griegos el nombre de “clypeus”, entre los romanos el de “scutum” y “blasón” entre los francos, de donde derivan los términos “escudo” y “blasonar”. Durante el medioevo se generalizó el uso de escudos para protección personal y para identificación de linajes y ciudades. Posteriormente, con el surgimiento del Estado-nación, a raíz de las revoluciones norteamericana y francesa, muchos países, a fin de definir su identidad nacional (en adición a los factores étnico, culturales y geográficos), diseñaron banderas y escudos de armas que devinieron en parte importante y visible de los elementos distintivos de cada nación.

Los primeros Escudos. Desde que se produjo el llamado Descubrimiento de América, y el primer asentamiento europeo en nuestra isla, los más remotos antepasados de los dominicanos tuvieron por escudo el que desde 1508 le concedieron los Reyes de España a varias villas de la isla Española o de Santo Domingo. Siglos después, los dominicanos también conocieron el escudo francés como consecuencia del Tratado de Basilea en 1795, que cedió a Francia el Santo Domingo español. Y así sucesivamente, hasta que el 27 de febrero de 1844, luego de la independencia nacional y la proclamación de la República, se adoptó el Escudo de Armas de la nación dominicana. Debido a que la primera Constitución dominicana, la del 6 de noviembre de 1844, fue un texto concebido en medio de un estado de “guerra a muerte” entre la República Dominicana y la República de Haití, cuando el constituyente de San Cristóbal describió la forma y contenido de nuestra Bandera, también se refirió al “pabellón de guerra”, el cual debía llevar “las armas de la República en el centro”. Así, en el artículo 195 de nuestra primera Carta Magna, el legislador consignó lo siguiente: “Las armas de la República Dominicana son: una Cruz, a cuyo pie está abierto el Libro de los Evangelios, y ambos sobresalen de entre un trofeo de armas, en que se ve el emblema de la libertad, enlazado con una cinta en que va la siguiente divisa: Dios, Patria y Libertad. República Dominicana”. Se trató de lo que con el tiempo evolucionaría hasta llegar al modelo oficial actual del Escudo Nacional.

Evolución del Escudo. Tres son los autores dominicanos que han abordado el tema del Escudo Nacional de manera exhaustiva. En adición a la obra de Amiama Castro, de igual valor histórico-documental son el opúsculo del historiador y experto en numismática, Miguel Estrella Gómez, titulado “Escudo Nacional de la República Dominicana (2013), y la “Historia del Escudo Nacional Dominicano y Escudos de las Provincias”, escrito por el historiador militar y escultor, General Æ Ramiro Matos González. En los albores de la República, tuvimos diversos modelos Escudo de Armas, que casi siempre respondieron a influencias de culturas europeas. Al igual que en otros países de Hispanoamérica, la influencia de la República Francesa se hizo patente -escribió Amiama Castro- a través de elementos tales como el gorro frigio, escarapelas, serpientes y leyendas que hablan de libertad, igualdad y fraternidad. Asimismo, en algunos escudos latinoamericanos pueden advertirse algunos símbolos masónicos, debido a la influencia de la masonería en no pocos de los movimientos independentistas continentales y caribeños. Desde la Constitución de 1844 hasta la del 26 de enero del 2010, en nuestro país ha habido 22 modelos del Escudo Nacional, aunque preciso es consignar que fue a partir del año 1913 cuando oficialmente se adoptó el modelo que actualmente conocemos. Continuaré con el temaÖ

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario