Cultura Libros

La Legión del Caribe: patriotas, políticos y mercenarios, 1946-1950

Escrito por Debate Plural

Jesús R. Navarro (D. Libre, 29-10-16)

 

El 16 de agOSTO de este año la Academia Dominicana de la Historia celebró su octogésimo quinto aniversario de fundada, durante ese tiempo esta institución ha conformado una colección editorial que supera los 140 volúmenes. Desde el 2001 la Academia añadió, a su ya importante colección, la cantidad de 66 nuevos títulos. Es decir, en solo tres lustros se publicaron casi la misma cantidad de libros que en las siete décadas anteriores. Esto se debió a las excelentes gestiones de los más recientes académicos que la han presidido: Roberto Cassá, José Chez Checo, Emilio Cordero Michel, Frank Moya Pons y Bernardo Vega. En la actualidad, por primera vez una mujer, Mu-Kien Sang Ben, preside la Junta Directiva, y promete seguir incrementando el acervo bibliográfico sobre la historia dominicana.

En esta ocasión vamos a reseñar el libro La Legión del Caribe: patriotas, políticos y mercenarios, 1946-1950, que fue publicado por primera vez en español en el año 2015 y cuenta con 264 páginas. Su autor, Charles D. Ameringer (1926) fue profesor de Historia de América Latina en la Universidad Estatal de Pensilvania. Este orientó su labor investigativa a estudiar los procesos políticos latinoamericanos en las décadas del cuarenta y cincuenta del pasado siglo, dedicando especial atención a Centroamérica y el Caribe. Entre sus libros publicados se encuentran: Philippe Bunau-Varilla and the Panama Canal (1958)The democratic left in exile; the antidictatorial struggle in the Caribbean, 1945-1959 (1974)Don Pepe: A political biography of Jose Figueres of Costa Rica (1978)Democracy in Costa RicaThe Cuban Democratic Experience (1982)U.S. Foreign Intelligence. The secret side of American History (1990); y The Caribbean Legion: patriots, politicians, soldiers of fortune, 1946-1950 (1996).

En este libro, el Dr. Ameringer analiza los procesos democratizadores que se estaban suscitando en el Caribe después de finalizada la Segunda Guerra Mundial. Él considera que esos procesos fueron «más evolutivos que repentinos»; sustenta esa afirmación en base a los cambios sociales que se produjeron en la región a partir de 1914, debido a la escasez de manufacturas por motivo de la Primera Guerra Mundial. Esa situación propició un insipiente desarrollo industrial en la región, que trajo como consecuencia un proceso de urbanización que creó una nueva estructura social compuesta por obreros, profesionales, gerentes, intelectuales y empresarios. Esos cambios sociales y sucesos como: la Revolución Mexicana, la Revolución Rusa, la crisis económica de 1929 y el New Deal de Roosevelt; contribuyeron –según el autor– a formar líderes políticos caribeños que buscaban cambios socioeconómicos en sus respectivos países.

En ese contexto histórico-político surgieron en la República Dominicana líderes como: Juan Bosch, Juancito Rodríguez, Miguel Ángel Ramírez, Juan Isidro Jimenes Grullón y Leovigildo Cuello, entre otros. En el contexto internacional se encontraban: Rómulo Betancourt, José Figueres, Jacobo Arbenz, Rosendo Argüello, Toribio Tijerino y Abelardo Cuadra. Estos enfrentaron las dictaduras de Trujillo en la República Dominicana, Somoza en Nicaragua, Jorge Ubico en Guatemala, Tiburcio Carias en Honduras, Martínez Hernández en El Salvador y Pérez Jiménez en Venezuela. Durante la década del cuarenta del siglo XX, esos líderes políticos caribeños prodemocráticos conformaron la llamada «Legión del Caribe», la cual representó la lucha antidictatorial en el Caribe en un periodo de transición entre la finalización de la Segunda Guerra Mundial y el inicio de la Guerra Fría. En el aspecto geopolítico, los Gobiernos de la región van a sentir la influencia de los Estados Unidos, nueva superpotencia mundial, que actuará en consonancia con su nueva doctrina de defensa anticomunista.

El libro está dividido en cinco capítulos, cada uno dedicado a cada año del quinquenio que trabajó el autor: I.- 1946: Mister Braden agita el avispero; II.- 1947: Cayo Confites; III.- 1948: Costa Rica; IV.- 1949: Luperón; y V.- 1950: La OEA pone la tapa al caldero. Como podemos ver, los años 1947 y 1949, Ameringer los dedicó a dos importantes sucesos acontecidos en la República Dominicana, y eso no es de extrañar, ya que la participación de los exiliados dominicanos en la «Legión del Caribe» fue de cimera relevancia. Esta obra cuenta con cuatro apéndices, uno más que la edición en inglés, porque para esta edición en español se agregaron fotografías –Apéndice D– que serán de valiosa utilidad para los lectores.

Con la publicación de este libro, la Academia Dominicana de la Historia, pone a la disposición del público hispanoparlante un trabajo de alta calidad investigativa, que nos arroja luces sobre una organización político-militar que ha sido casi olvidada, y ciertamente, poco estudiada desde la perspectiva en la que el profesor Ameringer lo hace.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario