Internacionales Politica

Revuelo en EEUU por la decisión unilateral de Trump de atacar Siria

Escrito por Debate Plural

La orden de Donald Trump de atacar Siria como respuesta al supuesto ataque químico en la ciudad de Duma generó críticas en el propio país norteamericano.

¿Violó la decisión de Trump la Constitución de EEU 

Distintos políticos estadounidenses consideran que la decisión de Trump fue ilegal, no constitucional y arriesgada. No fue el hecho de que decidiera atacar al país árabe lo que no gustó a sus críticos, sino que el ataque no contara con la autorización de los legisladores estadounidenses.

Sus críticas se basan en que el artículo 1 de la Constitución de EEUU prevé que es el Congreso el que tiene que autorizar el inicio de una guerra. A pesar de eso, el secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, se apoyó en el artículo 2 de la Constitución para justificar la necesidad de atacar Siria. Según este artículo, el presidente estadounidense tiene derecho a reaccionar ante amenazas serias para EEUU mediante la fuerza militar.

La decisión de Trump de iniciar ataques contra Siria sin la aprobación del Congreso es ilegal. Nosotros tenemos que dejar de dar carta blanca a los presidentes para librar una guerra. Hoy fue Siria, pero, ¿qué le detendrá cuando decida bombardear Irán o Corea del Norte?”, escribió en su cuenta de Twitter el senador estadounidense Tim Kaine.

El congresista por el estado de Michigan, Justin Amash, mostró la misma opinión sobre lo ocurrido en Siria.

“Los ataques contra Siria no son constitucionales y son ilegales y arriesgados”, declaró Amash, que defendió que es el Congreso la institución que debe declarar una guerra, tal y como se especifica en el artículo 1 de la Constitución.

Otros congresistas también quieren que el presidente de EEUU solicite permiso a la Cámara Baja antes de ordenar futuros ataques.

“La Constitución de EEUU otorga al Congreso el derecho a autorizar las acciones militares. Si el presidente Trump quiere ampliar la participación del país norteamericano en la guerra civil de Siria, está obligado a solicitar la aprobación del Congreso, presentar una estrategia con unos objetivos comprensibles y un plan claro”, subrayó la senadora por el estado de Massachusetts, Elizabeth Warren.

La opinión de Warren fue compartida por el congresista por California, Rohit Khanna. Según el político, el ataque contra Siria no fue constitucional y representó una peligrosa escalada del conflicto.

“El pueblo estadounidense merece una votación respecto a si empezamos o no una guerra contra Siria y, potencialmente, contra Rusia e Irán [que brindan su apoyo a Damasco]”, aseveró Khanna.

Ataques sin objetivos y soluciones claras

El senador estadounidense por el estado de Pensilvania, Bob Casey, también estuvo entre los políticos que criticaron la decisión de Trump de atacar Siria. De acuerdo con el político, a pesar de llevar 15 meses en funcionamiento, la Administración [Trump] no emprendió ningún paso para desarrollar una estrategia elaborada en relación a Siria.

“No puede haber una solución puramente militar del conflicto sirio. Lo que se necesita es un plan diplomático para poner fin a esta crisis (…)”, escribió Casey en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el senador por el estado de Oregón, Jeff Merkley, recordó que EEUU había aprendido en Afganistán e Irak cómo iniciar operaciones militares sin objetivos ni estrategias de retirada bien programadas.

El senador por el estado de Rhode Island, Jack Reed, considera que los impulsivos tuits de Donald Trump lo llevaron a un callejón sin salida.

“Las medidas punitivas aisladas no pueden reemplazar una detallada estrategia dirigida a acabar con el conflicto en Siria, lo único que será un verdadero alivio para el pueblo sirio”, señaló Reed.

A su vez, el senador por el estado de Virginia, Mark Warner, llamó a Washington a actuar de forma más discreta.

“Pese a que EEUU y sus aliados no tienen que cerrar los ojos ante los crueles e inhumanos ataques de Asad contra sus propios ciudadanos, la acción militar contra Siria tiene que ser moderada y formar parte de una estrategia coherente dirigida a disuadir a Asad de usar armas químicas. Esa acción no tiene que comportar una futura desestabilización de la región, ya inestable de por sí, ni ampliar el conflicto”, declaróWarner.

Los ‘halcones’ que aprobaron la decisión de Trump 

A pesar de todas estas críticas hubo políticos que apoyaron la decisión de Trump de atacar Siria. Entre ellos destaca el senador por el estado de Arizona, John McCain.

“Espero que estos ataques generen pérdidas considerables a Asad. El mensaje tiene que hacer entender a Asad que el precio del uso de armas químicas es mayor que su posible beneficio (…) y que Irán y Rusia no podrán defenderle de nuestra respuesta punitiva”, reza el comunicado publicado en el sitio web oficial de McCain.

El político también destaca que para conseguir éxitos a largo plazo, EEUU tiene que trazar una estrategia elaborada para Siria y toda la región de Oriente Medio.

“El presidente tiene que fijar nuestros objetivos respecto al conflicto en Siria no solo en relación a Daesh y las malignas influencias de Rusia e Irán en la región”, enfatizó el senador.

El líder de la mayoría en la Cámara de los Representantes de los Estados Unidos, Kevin McCarthy, también mostró su apoyo a la decisión de Trump.

“La barbarie del régimen de Asad no será tolerada. EEUU y sus aliados están unidos para ofrecer una respuesta a una acción tan atroz”, escribió Kevin McCarthy, en referencia al supuesto ataque químico perpetrado en Duma.

Chuck Schumer, líder de la minoría [del Partido Demócrata] en el Senado de Estados Unidos apoyó el ataque contra Siria pero llamó a las autoridades estadounidenses a ser cautelosas.

“Las acciones bien marcadas y limitadas para castigar y contener a Asad (…) serán apropiadas, pero esta Administración tiene que ser cautelosa para no involucrarnos en una gran guerra en Siria que requiera una mayor participación”, escribió Schumer en su cuenta de Twitter.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ordenó el 14 de abril atacar Siria como respuesta al ataque químico que presuntamente tuvo lugar en la ciudad de Duma.

El Ministerio de Defensa ruso estimó que en total EEUU, el Reino Unido y Francia dispararon 103 misiles de crucero y misiles aire-tierra. Los sistemas de defensa aérea sirios interceptaron 71 de ellos. La operación de Washington, Londres y París se produjo pese a que Damasco rechazó las acusaciones de Occidente de estar detrás del supuesto ataque perpetrado en Duma.

A su vez, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, declaró que Moscú dispone de datos irrefutables de que este ataque químico fue en realidad un montaje en el que participaron servicios especiales extranjeros.

Desde el Ministerio de Exteriores de Rusia afirmaron que las falsas denuncias de ataques químicos buscan justificar una intervención militar en Siria.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario