Internacionales Politica

La nueva Guerra Fría y el Pentágono (2)

Escrito por Debate Plural

Michael T. Klare  (Sinpermiso, 4-4-18)  

 

No hay mejor manera de apreciar la dinámica de esta nueva perspectiva estratégica que echar mano de los “comunicados de posición” anuales de los jefes de los “estados mayores de combate unificados” del Pentágono, que integran a la Armada,la Fuerza Aérea, el Ejército y la Infantería de Marina, que cubren las zonas alrededor de China y Rusia: el Comando del Pacífico(PACOM), con responsabilidad sobre todas las fuerzas de Estados Unidos en Asia; el Comando Europeo (EUCOM), que cubre las fuerzas de Escandinavia hasta el Cáucaso de Estados Unidos; y el Comando Central (CENTCOM), que supervisa Oriente Medio y Asia Central, donde se desarrollan muchas de las guerras antiterroristas en curso.

Los altos mandos de estas meta-organizaciones son los funcionarios más poderosos de Estados Unidos en sus “áreas de responsabilidad” (AORs), mucho más influyentes que cualquier embajador de Estados Unidos en la región (y a menudo que los jefes de estado locales). Eso hace que sus declaraciones y las listas de compra de armamento que invariablemente les acompañan tienen una importancia real para cualquier persona que quiera comprender la visión del Pentágono de futuro militar global de Estados Unidos.

El frente indo-pacífico

El jefe al mando de PACOM es el Almirante Harry Harris Jr., un antiguo aviador naval. En su comentario de posición anual, realizado ante el Comité de Servicios Armados del Senado el pasado 15 de marzo, Harris pintó un panorama sombrío de la posición estratégica de los Estados Unidos en la región de Asia y el Pacífico. Además de los peligros planteados por una Corea del Norte con armas nucleares, argumentó, China estaba emergiendo como una formidable amenaza para los intereses vitales de Estados Unidos. “La rápida transformación del Ejército Popular de Liberación en una, fuerza de combate con alta tecnología moderna sigue siendo impresionante y preocupante”, aseveró. “Las capacidades de EPL están progresando más rápido que las de cualquier otra nación en el mundo, beneficiándose de fuertes recursos y con prioridades claras.”

 

Más amenazante, en su opinión, es el progreso de China en el desarrollo de misiles de alcance medio balísticos (IRBM) y buques de guerra avanzados. Tales misiles, explicó, podrían atacar las bases estadounidenses en Japón o en la isla de Guam, mientras que la armada china en expansión podría desafiar a la Marina de EEUU en mares lejanos de la costa de China y, tal vez algún día, el dominio de Estados Unidos del Pacífico occidental. “Si este programa de construcción [naval] continúa”, dijo, “China superará a Rusia como la segunda mayor marina del mundo en 2020, en términos de submarinos y naves de la clase fragata o más grandes”.

Para contrarrestar dicha evolución, y contener la influencia china se requiere, por supuesto, gastar más dinero de los contribuyentes en sistemas de armas avanzados, especialmente misiles de precisión. El almirante Harris pidió un aumento enorme de la inversión en tales armamentos con el fin de superar las capacidades chinas actuales y futuras y asegurar el dominio militar de EE UU sobre los espacios aéreo y marítimo de China. “Con el fin de disuadir a potenciales adversarios en el Indo-Pacífico”, declaró, “hay que construir una fuerza más letal mediante la inversión en capacidades críticas y aprovechar las innovaciones”.

Su lista de necesidades presupuestaria fue impresionante. Por encima de todo, habló con gran entusiasmo de las nuevas generaciones de aviones y misiles de lo que se llama, en la jerga del Pentagono, “sistemas anti-acceso / zona de negación”, capaces de atacar las baterías IRBM chinos y otros sistemas de armas destinadas a mantener lejos a las fuerzas estadounidenses de forma segura del territorio chino. También dio a entender que no le importaría tener nuevos misiles nucleares para este propósito. Unos misiles, sugirió, que podrían ser lanzados desde buques y aviones y así poder sortear el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, del que Estados Unidos es signatario y que prohíbe los misiles nucleares de alcance intermedio con base en tierra. (Para dar una sensación del lenguaje arcano de los expertos nucleares del Pentágono como él mismo, esto es lo que dijo: “Hay que seguir ampliando la Fuerza Nuclear Intermedia compatible con el Tratado con capacidades de ataque de teatro para efectivamente contrapesar las capacidades anti-acceso / zona de negación [A2 / AD] y las tácticas de conservación de fuerzas del adversario”).

Por último, para fortalecer aún más la línea de defensa de Estados Unidos en la región, Harris pidió reforzar las relaciones militares con varios aliados y socios, incluyendo Japón, Corea del Sur, Filipinas y Australia. El objetivo de PACOM, afirmó, es “mantener una red de aliados y socios para cultivar unas redes de seguridad basadas en principios comunes, que refuerzan el orden internacional libre y abierto”. Idealmente, agregó, esta red con el tiempo abarcaría a la India, extendiendo aún más el cerco a China.

El teatro europeo

Un futuro igualmente conflictivo, aunque poblado por actores diferentes en un paisaje distinto, fue el ofrecido por el general del ejército Curtis Scaparrotti, comandante del EUCOM, en su testimonio ante el Comité de Fuerzas Armadas del Senado, el 8 de marzo. Para él, Rusia es la otra China. Como él mismo dijo en una descripción escalofriante, “Rusia busca cambiar el orden internacional, romper la OTAN, y socavar el liderazgo de Estados Unidos con el fin de proteger su régimen, reafirmar el dominio sobre sus vecinos, y lograr una mayor influencia en todo el mundo … Rusia ha demostrado su voluntad y capacidad para intervenir en los países de su periferia y proyectar su poder, especialmente en Medio Oriente”.

Esto, huelga decirlo, no es la perspectiva que hemos escuchado del Presidente Trump, que ha sido siempre reacio a criticar a Vladimir Putin, Rusia o a describirlos como adversarios reales. Para los militares y los agentes de inteligencia estadounidenses, sin embargo, Rusia es la amenaza preeminente para los intereses de seguridad de Estados Unidos en Europa. Actualmente se habla de ello de una manera que recuerda a la época de la Guerra Fría. “Nuestra máxima prioridad estratégica” Scaparrotti insistió, “es disuadir a Rusia de llevar a cabo más agresiones y de ejercer su influencia maligna sobre nuestros aliados y socios. [Con este fin,] … estamos actualizando nuestros planes operativos para proporcionar opciones de respuesta militar para defender a nuestros aliados europeos contra la agresión rusa”.

La vanguardia de la campaña anti-rusa de EUCOM es la Iniciativa de Disuasión Europea (EDI), un proyecto que el presidente Obama inició en 2014 tras la anexión rusa de Crimea. Originalmente conocida como la Iniciativa de Garantia Europea, el objetivo de EDI es incrementar las fuerzas estadounidenses y de la OTAN desplegadas en los “estados de la linea del frente” -Estonia, Letonia, Lituania, Polonia- ante Rusia en el “frente oriental” de la OTAN. Según la lista de necesidades del Pentágono presentada en febrero, unos 6.500 millones de dólares deberían ser destinados a EDI en 2019. La mayor parte de esos fondos se utilizarían para almacenar municiones en los estados de la línea del frente, mejorar la infraestructura de la fuerza aérea, multiplicar los ejercicios militares conjuntos con las fuerzas aliadas y la rotación de fuerzas adicionales estacionadas en Estados Unidos en la región. Además, unos 200 millones se destinarán a la misión del Pentágono para “asesorar, capacitar y equipar ” a Ucrania.

Al igual que su contraparte en el escenario del Pacífico, el general Scaparrotti también tiene una lista de necesidades de armamento caro, incluyendo aviones avanzados, misiles y otras armas de alta tecnología que, según él, son imprescindibles para contrarrestar la modernización de las fuerzas rusas. Además, reconociendo la capacidad de Rusia en la guerra cibernética, pide una inversión sustancial en tecnología cibernética y, al igual que el almirante Harris, hizo una críptica alusión a la necesidad de aumentar la inversión en fuerzas nucleares “utilizables” en un futuro campo de batalla europeo.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario