Cultura Nacionales

Artesanas achocolatadas

Escrito por Debate Plural

Jose del Castillo (D. Libre, 7-4-18)

 

A NIVEL ARTESANAL Y COMO parte de meritorios esfuerzos asociativos que integran a grupos de mujeres, en nuestro país se han desarrollado sendos proyectos en Altamira, Puerto Plata, que buscan aprovechar las virtudes maravillosas del cacao y mejorar la calidad de vida de la gente. Se trata de Chocal, ubicado en Palmar Grande, y Choco Lala, en Las Lajas, los cuales han concitado el respaldo gubernamental –de las Visitas Sorpresa, el MICM, el Consejo Nacional de Competitividad y el IIBI-, de asociaciones empresariales como AIRD y CODOPYME, ONG nacionales, agencias internacionales y empresas locales interesadas en la comercialización de sus productos, como CCN.

De acuerdo a su portal, Chocal (Chocolate de la Cuenca de Altamira) es un proyecto desarrollado en Altamira desde 2008 bajo la modalidad de empresa asociativa comunitaria, cogestionada por FUNDELOSA (Fundación de Desarrollo Loma y Salud) en cuanto a financiación y asesoría, y las 30 mujeres que la integran, como beneficiarias de la iniciativa. Estas elaboran diferentes productos a partir del cacao orgánico cultivado por los agricultores de la parte alta y media de la cuenca del Río Bajabonico, con lo cual se fortalece el mercado local de cacao y de frutales, al tiempo que se le agrega valor mediante la manufactura de bienes finales de consumo. Con ello, se contribuye a la sostenibilidad de las plantaciones y “a la conservación de la cadena natural del suelo-agua–vegetación de la zona”.

“Las mujeres de Chocal reciben salarios por la labor realizada en la procesadora y cumplen con la doble función de ser codueñas de los resultados de los productos obtenidos así como ser responsables de la producción.”

El catálogo de Chocal incluye: Bola de chocolate (“Una deliciosa bola de chocolate, sin azúcares añadidos, para la elaboración de bebidas calientes y postres”); Discos de chocolate dulce (“Listos para preparar una deliciosa bebida de chocolate. Sólo hay que disolverlos en leche o agua y disfrutar del sabor del auténtico cacao dominicano”); Variado de chocolates (“Un mix de diferentes bombones”); Licor de chocolate (“Un maravilloso licor de chocolate que hará las delicias de los paladares más exigentes”); Vinos tropicales (“Sólo con las mejores frutas tropicales se podrían elaborar los mejores vinos tropicales del mundo ¿Quién ha dicho que el vino sólo puede ser de uva? Atrévete a paladear los sabores más intensos. Además podrás elegir entre una gran variedad de vinos: guineo, mandarina, mango, cereza, chinola y jagua”).

El proyecto, aparte de los empleos generados y del aprovechamiento del cacao recolectado por los productores de la zona, se esmera en posicionar su oferta en el mercado a través de la red nacional de comercialización, alcanzando las tiendas para turistas que operan en nuestros resorts. CCN (Centro Cuesta Nacional) ha incluido la oferta de Chocal en los supermercados Nacional y Jumbo, como parte de su programa Orgullo de Mi Tierra y de apoyo a los pequeños productores. La gama de barritas se identifica como Chocal Chocolate Artesanal y consta de las variedades siguientes: Chips de Cacao, Naranja, 70% Chocolate, Leche, Chips de Café. En las ferias agropecuarias suele encontrarse las Chocotablas Chocal para la preparación de la bebida de este manjar, así como la cocoa.

En su función de pivote, FUNDELOSA –que ofrece asesoría, capacitación y crédito a grupos de productores rurales asociados- contó con la financiación “semilla” de la USAID, la Unión Taiwán y la asistencia técnica del INFOTEP.

El otro esfuerzo de cierta trascendencia en el aprovechamiento artesanal del cacao, es Choco Lala. Surge en Las Lajas, Altamira, como iniciativa de un grupo de 67 emprendedoras integradas en el Centro de Madres Ana Idalia Navarro, recibiendo el apoyo del Clúster del Cacao bajo proyecto del Consejo Nacional de Competitividad (CNC)/BID, así como del IIBI. Como parte del programa de Visitas Sorpresa del presidente Medina, el grupo recibió financiamiento del FEDA por RD$22 millones para el levantamiento de infraestructuras y la adquisición de equipos para el procesamiento del cacao y la elaboración de varios productos.

Choco Lala se ha beneficiado de la asistencia técnica de un experto internacional, Giordano Bottignole, facilitado por el MICM y el SES (Senior Experten Service) de Alemania, que ha contribuido a la reformulación de sus productos, promoviendo una receta básica única, tanto para Choco Lala como Chocal, a fin de crear una identidad común del origen Altamira. Asimismo, incorporando las variedades de chocolate con leche, con vainilla, chocolate blanco y chocolate con Stevia para los diabéticos.

El proyecto ha señalado su vocación exportadora hacia el mercado de Canadá. Emplea como slogan en sus etiquetas la expresión coloquial del habla dominicana: “¡Poca espuma y mucho chocolate!”. En cuanto a comercialización, se anuncia que los productos de Choco Lala, tales la bola de chocolate, la cocoa y el gofio, pronto entrarán a la potente red de CCN. La Dirección de Comunicación de la Presidencia (DICOM) tiene un video testimonial de las mujeres de Choco Lala, bajo el título “De la Mata a la Taza”, que puede encontrarse en YouTube o en su portal.

Otra iniciativa a consignar en el plano de la producción artesanal de chocolate a cargo de mujeres es el proyecto que ejecuta en La Vereda, Gaspar Hernández, la Asociación de Mujeres Unidas para Avanzar formada por 125 integrantes. Que ha recibido el endoso desde el 2013 del programa presidencial de Visitas Sorpresa, cuya historia se relata en el video “Millonarias sin saberlo” de la DICOM. Según narran las mujeres, su idea original consistía en elaborar manualmente chocolate, de forma artesanal. Pero su encuentro con Medina les abrió el camino al proceso industrial, al obtener un préstamo de $10 millones para maquinaria y $5 millones para instalaciones, a un interés de 5% anual con 2 años de gracia.

En Vicentillo, Hato Mayor, el FEDA ha brindado financiamiento a la Asociación de Mujeres Esperanza y Unidad para adquirir maquinarias que les faciliten el procesamiento del chocolate, con desembolso inicial de $7 millones de un proyecto valorado en $17 millones. El cual contempla por igual la elaboración de vinos y mermeladas de frutas tropicales. En adición, el Bloque de Asociaciones de Productores de Cacao No.3 de la Región Este ha creado una Ruta Turística del Cacao y el Chocolate, que incluye la de Vicentillo-Yabón en Hato Mayor del Rey.

En la recién realizada Feria Agropecuaria en la Ciudad Ganadera, encontré una amplia gama de nuevos productos que llamaron mi atención: hongos portobello y champiñones de la empresa Hongos del Caribe. Café de pequeños productores de Jarabacoa, La Vega, Juncalito, Baní, con empaques y calidad atractivos. Miel de abeja de diferentes floraciones (aguacate, cabirma, macadamia) y orígenes con impecables presentaciones. Jengibre y cúrcuma en polvo de la Cooperativa Esmeralda de Bayaguana.

Asimismo, productos del cacao. De Chocosol, Hato Mayor, un buen cacao puro molido libre de aditivos, así como exquisitas almendras de cacao caramelizadas, y Gofiolate (gofio de maíz tostado, cacao tostado y azúcar de caña). De Valdez Cacao, San Francisco de Macorís, granos de cacao orgánico revestidos de jengibre, de café y otro de polvo de chocolate. De Pro-Agro, la cocoa orgánica instantánea La Criollita, que se daba a probar a los visitantes.

De Dominican Cocoa Company, Santo Domingo, empresa vinculada a Caribbean Coffee & Tea que envasa café saborizado y opera en algunas plazas, 11 opciones de cocoa saborizada que incluyen Irish Cream, Whisky, Brandy, de las cuales, al hallarme “en dique seco”, adquirí Pecan y Chocolate Fudge. Todas estas ofertas vienen con empaques seguros y tentadoras ilustraciones. Una señal elocuente de que las pymes avanzan y salen del cascarón de la retórica para cobrar vida propia.

Estas novedades se agregan a Choco Museo, con locales en la Arzobispo Meriño y El Conde, así como en Punta Cana y Bayahibe, que ofrece chocolates artesanales, cacao en grano, licores, manteca, cremas faciales y jabones derivados del cacao, tanto como una muestra museográfica del cultivo de esta planta. Este logo y filosofía de negocio funciona igual en Perú, Colombia, Nicaragua, Guatemala y México, colocando énfasis en el carácter natural y artesanal del producto.

En Punta Cana existe Chocolate & Cia, una tienda factoría especializada en chocolate 100% orgánico y en productos de belleza del cacao. Elabora barras 70%, 85% y 100% dark chocolate, te de cacao, cocoa, así como chocolates en forma de palmera, mazorca de cacao y personalizados. Conforme opinan en las redes los visitantes, sus productos gozan de buena aceptación.

A chocolatear llaman. Bon appétit.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario