Cine Nacionales

El mártir del calvario

Escrito por Debate Plural
Rienzi Pared Pérez (Listin, 24-3-18)

En las décadas de los cincuenta, sesenta y setenta, era usual en nuestro país, que para la Semana Mayor se proyectaran películas religiosas en todos los cines de la capital, como costumbre de nuestro fervor católico.

Estaban los cines de primera línea como el Olimpia, Rialto, el Capitolio, Élite; los cines de clase B, como el San Carlos, Cine Max, Diana; y los más populares como el Montecarlo, Trianón, Ketty, Atenas y otros más; donde contemplábamos películas tales como: “Los diez mandamientos”, “Ben Hur”,“El manto sagrado”, “Jesús de Nazaret” y otras tantas. Pero hay una en particular que después de estrenarse en los cines, llegó a principios de los años setenta a presentarse en la televisión local, y que cada año, era esperada por la feligresía para verla en familia acomodados en la sala de su hogar.

Esta película era “El Mártir del Calvario” producida en México en el 1952 y protagonizada por el actor español Enrique Rambal, que diseñó un estereotipo en su actuación que prácticamente las gentes pudiera pensar que estaban viendo al mismo Jesús en la pantalla.

Esta película era de muy bajo presupuesto; por lo que tuvo el director que ingeniársela para tratar de sacar un producto que gustara al público. El filme comienza desde el mismo momento en que Jesús empieza su ministerio, pasando por la selección de sus apóstoles, la presentación de sus milagros, la confrontación con los escribas y fariseos, traición, captura, su calvario, muerte y resurrección, todo de una manera sencilla y directa para que el espectador sufriera, llorara y se acongojara para que sintiera por dentro, el dolor y el padecimiento que había vivido Jesús.

La película tuvo muchos contratiempos en el set de rodaje por la escasez de recursos; pero pudo salir a flote y posee una gran cantidad de actores que representaron muy bien el papel recomendado para cada uno de ellos.

Hay que destacar que la película puede llegar apenas a ser aceptable; pero lo importante a resaltar, es que la misma fue convirtiéndose en un clásico para esta época de la Cuaresma.

“El Mártir del Calvario” resulta ser un filme muy entrañable; porque alude a una generación que vivió en su niñez o juventud esta etapa de sus vidas conociendo un cine inocente, libre de pecado malicioso, para resaltar la figura de Jesucristo encarnado en la piel de este actor como sello indeleble.

Mañana, comienza el inicio de la Semana Santa con el domingo de Ramos, y posiblemente en algún canal de televisión pueda ser presentada esta película, por lo que sería interesante que esta nueva generación pudiera verla; aunque habrá notable diferencia con el cine de hoy. Lo que si les pido, cuando puedan tener la oportunidad de verla, es necesario enfocarse de cómo era la mentalidad de la época para poder entender la forma y la manera de la puesta en escena de este filme.

Es una cinta simplista, con recursos limitados en su decoración, como hemos señalado anteriormente; con fallas muy marcadas; pero lo importante a destacar es la memoria histórica de una generación que evocará su sentido de inocencia en lo más profundo de su ser.

Curiosidades
1 “El mártir del calvario” es una película mexicana dirigida por Miguel Morayta y estrenada en 1952. Se suele considerar a esta cinta como la más representativa del género bíblico que se haya producido en México.

2 Debido al poco presupuesto de la producción, fue necesario realizar la filmación exclusivamente en los foros de los estudios Tepeyac de la Ciudad de México.

3 Enrique Rambal se sometió a un régimen árduo de ejercicio y alimentación, pues se cuenta que la cruz con la cual realizó las escenas para su llegada al Gólgota, no era de utilería.

4 Para complementar su preparación, Enrique Rambal, quien en ese entonces tenía 28 años de edad, se le pudo ver muy de cerca al batisterio católico. Se cuenta que en numerosas ocasiones se le veía constantemente en la iglesia de La Conchita, en Coyoacán.

5 En esta película, José Baviera, interpreta por cuarta y última vez a Poncio Pilato, después de interpretarlo en las películas Jesús de Nazareth de 1942, Reina de Reinas: La Virgen María y María Magdalena, Pecadora de Magdala, ambas del 1945.

6 La película se estrenó el miércoles de la última semana de cuaresma, es decir el 2 de abril de 1952. Debido a que hasta entonces el papel de Jesucristo sólo había sido interpretado por actores de origen español, se dio pie a especulaciones, que sobre éste papel estuviera reservado solamente para actores españoles, por ser ellos quienes trajeron el catolicismo a México.

7 En México y otros países de Latinoamérica es tradicional que se proyecte en Semana Santa en diversos canales de televisión, pues es considerada ya una película clásica sobre este género.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario