Internacionales Sociedad

Las mujeres que revolucionaron la historia de la ciencia (1)

INTRODUCCION

A lo largo de la historia, los hombres y las mujeres han realizado descubrimientos que contribuyeron con el desarrollo científico. Sin embargo, hablar de las mujeres que incursionaron en este ámbito es un poco más complicado. Por décadas, fueron tratadas como seres inferiores y menos evolucionados que su contraparte masculina. Siempre que escuchamos este argumento solemos nombrar a Marie Curie y sus descubrimientos en la radiación para hacer notar que sí eran importantes, sin embargo, no podemos recordar otros nombres que acompañen a la científica polaca.

Tal vez debido a los problemas que siempre han tenido que enfrentar para acceder a la educación, las mujeres y sus avances científicos son mucho menos notorios. Algunas tuvieron que disfrazarse de hombres para estudiar, otras no fueron tomadas en cuenta a lo largo de su vida y fue después de muchos años que por fin reconocieron sus hazañas; sin embargo, no podemos dejar de lado que, probablemente, aún quedan muchas mujeres que permanecen en el anonimato y su descubrimiento se le atribuyó a un hombre.

La ciencia todavía es extremadamente sexista y a pesar del progreso social, las mujeres que se dedican a la ciencia reciben pagos menores y son promovidas en menos ocasiones.

Aquí las mujeres que realizaron algunos de los avances científicos más importantes e investigaciones clave que ahora nos ayudan a entender el mundo y la naturaleza de una manera más adecuada.

Hoy en el día de la mujer vale la pena recordar a aquellas que han hecho grandes contribuciones a la ciencia, a veces sin ser reconocidas. En tiempos antiguos, muchas no tenían la posibilidad ni de aprender a leer ni a sumar, mucho menos ir a la universidad, con lo que se hacía mucho más complicado a las mujeres entrar a la ciencia.

Sin embargo, algunas lograron destacarse pese a los obstáculos y han servido de inspiración y base a las ciencias actuales. Aquí, destacamos a algunas que han sentado bases científicas para el futuro, aunque les recordamos también que no son las únicas y hay muchas más que no alcanzamos a nombrar.

Marie Curie

Sin duda es la científica más reconocida. Nació en Polonia pero se mudó aa París para estudiar en la Sorbona en 1891. Se graduó en física y después obtuvo un posgrado en Matemáticas. Se casó con Pierre Curie en 1895 y juntos trabajaron para aislar elementos radioactivos como el polonio y el radio, lo que permitía que pudieran ser estudiados.

Los esposos Curie y Henri Becquerel  fueron galardonados con el premio de física de 1903 por sus descubrimientos radioactivos. En 1911 ganó su segundo premio Nobel, esta vez en química. Después Marié se negó a que su nombre fuera nominado otra vez. Durante la Segunda Guerra Mundial, ella y su hija Irene equiparon ambulancias con rayos X portátiles.

Tuvo muchos problemas con su salud debido a su exposición a la radioactividad, murió ciega debido a la radiación a la que se expuso. De hecho, sus cuadernos de anotaciones son demasiado radioactivos, sólo se manipulan a través de equipo especial.

Hipatia de Alejandría

Es conocida como la primera científica. Nació en el año 370 en Alejandría, hoy conocida como Egipto. Sus aportaciones fueron en ámbitos diversos como la astronomía y el desarrollo matemático.  Su padre fue el filósofo, astrónomo y matemático Theon, quien la involucró en su mundo y le permitió conocer todo lo que él sabía.

En su época participaba en debates que  solamente tenían los hombres. Fue autora  de varios tratados como Comentarios al álgebra de Diofanto con 13 volúmenes y el Canon Astronómico. Sin embargo, su trabajo se perdió y sólo queda rastro de los adelantos científicos que hizo gracias a los testimonios de otros filósofos y astrónomos que hablaron de sus hazañas.

Hapatia fue asesinada brutalmente por un grupo de cristianos que la culparon de herejía. Esto ocurrió cuando hubo un cambio de prefecto en la ciudad y el nuevo regidor no estaba de acuerdo con las ideas de su predecesor.

Rosalind Franklin

En 1920 nació Rosalind Franklin, quien formó parte de aquellos que descubrieron la estructura del ADN. Estudió en Cambridge y se doctoró en Química y Física. En 1941 trabajó en la Asociación Británica de Investigación de la Utilización del Carbón, y después viajó a Francia para aprender sobre la desviación de rayos X para crear imágenes de la estructura de la materia sólida cristalizada.

En 1951 trabajó en el King’s College de Londres, donde desarrolló una técnica para poder observar y fotografiar la estructura del ADN gracias a lo que aprendió en Francia años atrás. Se le otorgó un Nobel por su descubrimiento, sin embargo, no pudo recogerlo en vida, puesto que debido a la alta exposición a la radiación que sufrió, murió de cáncer en los ovarios.

Acerca del autor

Frank A. Peña Valdes

Profesor adjunto Escuela de Psicología, Facultad de Humanidades y Escuela de Orientación Educativa, Facultad de Ciencias de la Educación Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD. Licenciatura en Psicología, Maestría en Metodología de la Investigación Científica. Especialidad en Psicología del Desarrollo, Maestría en Desarrollo Humano, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Postgrado en Educación Superior, Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). Estudios Doctorales en Psicología Social, Universidad Central de Madrid (UCM).

Dejar un comentario

/* ]]> */