Nacionales Politica

Cambio democrático o gobierno de corruptos

Comite Politico PLD
Escrito por Debate Plural

Guillermo Moreno (D. Libre, 12-3-18)

 

La permanencia del PLD en el poder más allá de 2020, por la reelección de Danilo Medina o por el retorno de Leonel Fernández significaría la continuidad del partido responsable de 5 gobiernos medularmente corruptos y que protege con impunidad a quienes han depredado el patrimonio público.

Ante esa perspectiva, todo dominicano que esté convencido de la necesidad de sacar al PLD del poder tiene que preguntarse ¿Cuál debe ser la propuesta política alternativa a la continuidad del PLD? ¿Cómo conectar con las ansias ciudadanas que aspira mucho más que un simple cambio de partido o de gobernante? ¿Cuál es la propuesta política que podría evitar la reproducción del modelo político corrupto y clientelar perfeccionado en grado extremo por el PLD?

En las circunstancias en que se desarrolla la actual coyuntura, la alternativa política viable y necesaria es el Cambio Democrático. Al utilizar estos dos términos simplemente caracterizamos un proceso de transición política que se enfocaría en realizar las reformas legales e institucionales que permitan sentar las bases para avanzar hacia una República Dominicana democrática, justa, próspera, independiente y soberana.

El proceso de cambio democrático tiene que motorizar una profunda reforma del actual modelo político enfocado en varios ejes.

LA REFORMA JUDICIAL. Ante todo garantizar una Justicia independiente de partidos políticos y de grupos corporativos. No puede haber desarrollo, ni paz, ni seguridad jurídica y pública en una sociedad que carece de árbitros imparciales, creíbles, honestos y en capacidad de someter a gobernantes y gobernados al respecto de la legalidad.

LA REFORMA ELECTORAL. Sin autoridades electorales independientes y confiables cada proceso electoral deviene en una estafa a la soberanía ciudadana y los que asumen la calidad de representantes en los poderes públicos carecen de legitimidad. Por esa razón, el cambio democrático es también hacer una profunda reforma electoral que nos garantice reglas claras y procesos electorales libres, transparentes, legales y justos.

TRANSPARENCIA Y CERO IMPUNIDAD. En la RD, la corrupción lo permea todo: las políticas públicas, la seguridad ciudadana, la calidad de los servicios, el desorden migratorio, la política ambiental, la administración pública, la función legislativa y judicial, los procesos electorales, los ayuntamientos y los servicios locales, entre otros. El cambio democrático es también hacer las reformas en el Estado para garantizar absoluta transparencia en la administración del patrimonio público. Conformar un Ministerio Público independiente, capaz, honesto y comprometido con ponerle fin a la impunidad y garantizar la seguridad pública para lo cual es imprescindible transformar la actual Policía Nacional.

LA AGENDA SOCIAL. EL cambio democrático tiene que impulsar una crucial agenda social. Es impostergable un definido compromiso político para garantizar sistemas de salud y educativos de calidad, universales y gratuitos. Enfrentar el serio problema del transporte y el déficit de viviendas. La protección de la mujer contra la violencia, garantizando su igualdad real contra todas las formas de discriminación que padece. Ejecutar políticas públicas que garanticen reales oportunidades para la juventud, la protección de niños, niñas y adolescentes, envejecientes y personas con discapacidad.

LA AGENDA ECONÓMICA. El proceso de cambio democrático tiene que asumir una importante agenda económica. El crecimiento y la estabilidad macroeconómica tienen que servir para impulsar un modelo de desarrollo productivo que democratice la economía dándole participación a la pequeña y mediana empresa, que garantice la soberanía alimentaria, el empleo decente y salarios dignos; que desarrolle todo nuestro potencial agropecuario, la industria nacional y la artesanía; que revise los tratados de libre comercio; que detenga el irresponsable endeudamiento público, audite y reestructure la deuda externa e interna.

LA AGENDA AMBIENTAL. El cambio democrático tiene una trascendente agenda para la protección del medio ambiente enfocada en la producción de agua y oxígeno, garantizando la protección de cordilleras, montañas y ríos. Prohibir la explotación minera metálica perjudicial al medio ambiente y que envenena los ríos.

Todo este conjunto de reformas se concretarán en un programa político de mínimos indispensables que identifique los puntos de encuentro del necesario proceso de convergencia de sectores políticos, sociales y ciudadanos que se identifiquen en la necesidad de impulsar un cambio democrático en el país.

Además es necesario comprometerse a dejar atrás la vieja política tradicional, corrupta, clientelar y demagógica, manejada por negociantes de la política, comprometiéndonos en hacer una nueva política, participativa, de acompañamiento de la gente y las comunidades, en la preservación y ampliación de sus derechos fundamentales y que fortalezca la soberanía ciudadana.

Esta es la encrucijada en que nos encontramos: sacar al PLD del poder para hacer el cambio democrático o permitir su continuidad y la prolongación de gobiernos de corruptos.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario