Internacionales Politica

¿Podrán los generales Mattis e Hyten prevenir un desastre? (2)

James Mattis
Escrito por Debate Plural

James Petras (Rebelion.org, 2-11-17)

 

Los generales tienen diez razones sólidas para rechazar la maniobra de Netanyahu y Trump para romper el acuerdo:

1. El acuerdo está funcionando. Para todos los observadores confiables independientes y los oficiales, incluida la Agencia Internacional de Energía Atómica, la comunidad de inteligencia de los Estados Unidos y el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Irán está cumpliendo su parte del acuerdo.

2. Si Trump viola el acuerdo, firmado conjuntamente por los seis miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, para complacer los caprichos de Israel y su pandilla de 52, el Gobierno de los Estados Unidos perderá toda la credibilidad entre sus aliados. El ejército de EE.UU. estará igualmente afectado en sus relaciones actuales y futuras con la OTAN y otros socios militares.

3. La violación del acuerdo obligaría a los iraníes a reiniciar sus programas de armas nucleares, así como los defensivos de avanzada, aumentando el riesgo de un enfrentamiento militar instigado por Israel y Trump. Cualquier guerra de EE.UU. con Irán se prolongaría, lo que costaría la vida de decenas de miles de soldados estadounidenses, sus bases terrestres en los Estados del Golfo y los buques de guerra en el Golfo Pérsico. La guerra a gran escala con Irán, un país grande y bien armado, sería un desastre para toda la región.

4. Los generales estadounidenses saben por sus experiencias anteriores bajo la administración de George W. Bush que los funcionarios sionistas en Washington, en estrecha colaboración con los manipuladores israelíes, trabajaron incansablemente para diseñar la invasión estadounidense de Irak y la prolongada guerra en Afganistán. Esto llevó a la muerte y lesiones de cientos de miles de militares de los EE.UU. Y millones de víctimas civiles en los países invadidos. El caos resultante creó la enorme crisis de refugiados que ahora amenaza la estabilidad de Europa. Los generales ven acertadamente a los Israel-Firsters (N. del T.) como buhoneros irresponsables y a los medios propagandistas, que no se juegan el pellejo en ningún servicio de las fuerzas armadas de los EE.UU., como agentes al servicio de una entidad extranjera.

5. Los generales estadounidenses aprendieron la lección de las guerras en Irak, Siria, Libia y Somalia, donde las desastrosas intervenciones llevaron a derrotas y a la pérdida de potenciales aliados regionales importantes.

6. Los generales estadounidenses, que están trabajando con el secretario de Estado Rex Tillerson para negociar un acuerdo con Corea del Norte, saben que Trump está rompiendo un acuerdo negociado con Irán, que solo refuerza la desconfianza de Corea del Norte hacia Estados Unidos y podría endurecer su oposición a un acuerdo diplomático sobre la península de Corea. Está claro que una guerra a gran escala con Corea del Norte con armas nucleares podría acabar con decenas de miles de soldados y aliados de Estados Unidos en toda la región y matar o desplazar a cientos de miles o millones de civiles.

7. Los generales estadounidenses están profundamente preocupados por la idea de que su comandante en Jefe, el presidente de los Estados Unidos, esté recibiendo órdenes de Israel y sus representantes estadounidenses. A ellos no les gusta derramar sangre estadounidense ni tampoco soltar dinero para un poder extranjero cuyas políticas solo han degradado la influencia de Estados Unidos en el Medio Oriente. Los generales quieren actuar en defensa de los intereses nacionales de Estados Unidos y no de Tel Aviv.

8. A los oficiales militares de los EE.UU.no les gusta que Israel reciba las armas y la tecnología militar más avanzada de los EE.UU. subsidiadas por los contribuyentes estadounidenses. En algunos casos los israelíes reciben armas estadounidenses avanzadas antes de que las propias tropas las tengan. También saben que los agentes de inteligencia israelíes (y ciudadanos estadounidenses) han espiado a los EE.UU. y han recibido información militar confidencial para adelantarse a la política estadounidense. ¡Israel opera en los Estados Unidos con total impunidad!

9. Los generales estadounidenses están preocupados por negociar acuerdos con China sobre cuestiones militares estratégicas de importancia mundial. El constante abastecimiento y sumisión a Israel, una insignificante entidad económica global, ha mermado el prestigio y el estatus de los EE.UU., así como la confianza de China en la validez de cualquier acuerdo militar con los estadounidenses.

10. La confianza total de Trump puesta en sus consejeros pro-Israel, integrados en su régimen a expensas de la inteligencia militar de EE.UU., ha llevado al establecimiento de un Gobierno paralelo, enfrentando al presidente y sus consejeros sionistas contra sus generales. Esto sin duda expone la hipocresía total de la promesa de la campaña presidencial de Trump Make America Great Again. Su práctica y política de promover la guerra con Irán por el bien de Israel están colocando el interés nacional de Estados Unidos y el consejo de los generales de Estados Unidos en lo último y nunca restaurarán el prestigio estadounidense.

La decisión de Trump de no certificar el cumplimiento de Irán con el acuerdo y la entrega de la decisión final sobre un acuerdo internacional firmado por los seis miembros del Consejo de Seguridad de la ONU al Congreso de los EE.UU. es ominosa: ha otorgado poderes potenciales de guerra a una legislatura corrupta, a menudo ridiculizada por ser “territorio ocupado por Israel”, que siempre se ha aliado con los traficantes de guerra sionistas israelíes y estadounidenses. Trump está rechazando a su Departamento de Estado, al Pentágono y a las diversas agencias de inteligencia de los EE.UU. al tiempo que responde a las exigencias de fanáticos sionistas como el senador por Nueva York Charles Schumer, alter ego de Netanyahu en el Senado de EE.UU. y gran impulsor de la guerra con Irán.

Conclusión

La negativa de Trump a certificar el cumplimiento de Irán del acuerdo nuclear refleja el poder abrumador de Israel sobre la presidencia de los Estados Unidos. La reprimenda de Trump a sus generales y al Secretario de Estado Tillerson, al Consejo de Seguridad de la ONU y a los cinco cofundadores del acuerdo de 2015 con Irán, expone la avanzada degradación de la presidencia de los Estados Unidos y su rol en la política mundial.

Todos los presidentes anteriores de Estados Unidos han estado influenciados por los multimillonarios y acérrimos millonarios Israel-Firsters, que financiaron sus campañas electorales. Pero de vez en cuando, algunos Comandantes en Jefe han decidido aplicar políticas que favorezcan el interés nacional de Estados Unidos antes que a las belicistas ambiciones de Israel. Evitar una guerra catastrófica en Medio Oriente es un caso así: Obama optó por negociar y firmar un acuerdo nuclear con Irán. El tonto útil de Tel Aviv Donald Trump intenta romper el acuerdo y llevar a esta nación más lejos en el infierno de la guerra regional.

En este sentido la opinión internacional se ha alineado con los generales de Estados Unidos. ¡Solo Israel y sus acólitos estadounidenses en Wall Street y Hollywood aplauden al fanfarrón y belicista Trump!

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario