Nacionales Salud

En 2015: mayoría niños nacen en RD con VIH es por descuido

Escrito por Debate Plural

Dayana Acosta (El Día, 30-6-15)

Las fallas en el sistema sanitario para detectar y tratar a la población que vive con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH/sida), unido a la falta de prevención y educación, limitan alcanzar el Objetivo del Desarrollo del Milenio número seis, cuya meta es detener y reducir la propagación de esta enfermedad para finales de este año.

A la fecha las autoridades no tienen clara la cantidad de personas y sus descendientes que conviven con el virus.

En algunos casos ocurre porque aún la persona siente temor a ser señalados por la sociedad que aún no comprende que existen otros males más peligrosos que este.

En otras porque el propio sistema sanitario en la ruta de sus procedimientos y protocolos presenta debilidades que no ayudan a reducir o captar esa población.

Una vergüenza

Hoy día el Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida) solo tiene registrados a 38,078 adultos y niños que conviven con la enfermedad, de este grupo se desconoce si los adultos tienen hijos y si estos tienen el virus.

En tanto que el Programa Nacional de Reducción de la Transmisión Vertical, de esa misma entidad, tiene registrados mil cinco niños, aunque esta cifra puede variar, debido a que muchos van muriendo y otros van naciendo.

Hace pocos días a la emergencia del hospital Dr. Vinicio Calventi, ubicado en el sector de Los Alacarrizos, llegó una señora junto con su niño de menos de un año de edad, ardiendo en fiebre.

Ella pidió al médico de turno que la refiriera a la Unidad Integral de Atención Pediátrica del mismo centro puesto que es portadora del virus y había abandonado el programa, los medicamentos y todo lo que les ofrecían a ella y a su vástago.

Allí la recibió Francisco Mejía, pediatra infectólogo, y de inmediato la cuestionó: ¿Su niño es positivo? Ella respondió que no sabía porque abandonó el programa y dejó de darle los medicamentos al niño al mes de este nacer.

Ante ese hecho, Mejía rápidamente le indicó una serie de análisis, entre ellos unas pruebas del virus. La mujer de textura fragil le precisó que no tiene seguro médico, a lo que el médico le respondió: “Vaya, que a nadie se le niegan los servicios de salud”.

Ella resguardaba a su niño con su cuerpo al tiempo que le sostenía la cabeza con su mano izquierda mientras extendía la derecha para recibir varias indicaciones médicas. Y así salió del consultorio con rumbo hacia el laboratorio del centro sanitario.

¡Alarmante!

“El caso de los niños que están dentro del Servicio de Atención Integral es más cómodo para nosotros, porque se les da seguimiento a través de él”, dice el director del Conavihsida, Víctor Manuel Terrero.

El objetivo de este programa, de acuerdo a la explicación de Terrero, es procurar que las mujeres que tienen ese tipo de condición puedan tener sus hijos sin el virus.

Pero la realidad es que al menos el 6.7 por ciento de las madres con el virus están pariendo sus hijos con el VIH, porque “la atención médica falla, como muchas veces ocurre”.

Terrero califica esta situación de “alarmante e inaceptable”, puesto que ese programa es uno de los pilares fundamentales para la reducción del virus.

“Este año tenemos 1,902 mujeres embarazadas con VIH, de las cuales algunos nacerán con VIH”, se lamenta el galeno. Argumenta que a la fecha y con la implementación del programa al año 2015 no debiera nacer un niño más con el virus.

“Aún naciendo de madre con el virus, existen países que están reduciendo la producción de los medicamentos antirretrovirales porque ha dejado de ser un problema de salud pública, es decir, que han resuelto un problema a través de la transmisión vertical y del manejo adecuado de la mujer embarazada” relata Terrero.

Revela que todavía “estamos teniendo mujeres que son pasadas como una pelota de basquetbol, de un hospital a otro, paren en la cama, nadie quiere ponerles la mano, y finalmente su bebé nace con la enfermedad, y eso realmente es una vergüenza para nosotros”.

Leonardo Martínez, encargado del área de Atención Integral, sostiene que “a veces uno no entiende el porqué, si se tiene una cobertura de atención prenatal en un 98%. Se supone que todas esas mujeres deberían recibir su prueba de VIH en el tiempo que amerita.

Existe un gran porcentaje que no ha recibido los resultados. Si ellas no reciben los resultados no se les dará el seguimiento que ameritan”.

Debilidades

La misma falencia por la que atraviesa un adulto que convive con el virus y la enfermedad será la misma por la que tendrán que atravesar los niños, niñas y adolecentes que tienen el virus, sumándole a esa situación la falta de cobertura en materia de Seguridad Social.

El director del Conavihsida, asegura que urge revisar la Ley 87-01 que crea el sistema Dominicano de la Seguridad Social, puesto que contiene una serie de debilidades impresionantes y en 14 años no se ha revisado.

“Aquí no queremos tocarla y tenemos 14 años con ella. Esta ley de alguna manera discrimina, es excluyente y aumenta el nivel de inequidad que vive la sociedad en el campo de la salud”, dice.

Sobre ese aspecto Martínez destaca que el desarrollo del Primer Nivel de Atención Primaria es vital, puesto que ahí se empezaría detectando todo.

“Hay que prevenir para reducir morbilidad y eso se logra por el Primer Nivel de la Atención Primaria. Nosotros tratamos los casos cuando ya están.

El tema de prevenir es el que está ausente.” expresa.

Indica que lo mismo está pasando en la Seguridad Social, donde existe más cobertura en atención ambulatoria que en fomentar la prevención.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario