Internacionales Politica

En 2011 Obama invadió a Libia sin permiso del Congreso EEUU (1)

Barack Obama
Barack Obama
Escrito por Angel Moreta

Por: Angel Moreta (Autor-Editor)

En el año 2011, el premio Nobel de la Paz, Barack Obama, ordenó la matanza y los bombardeos  contra el pueblo de Libia sin la autorización del Congreso de los Estados Unidos. En el curso de los acontecimientos criminales, la Secretaria de Estado, de triste recordación por su alevosía y crímenes contra la humanidad, Hillary Clinton, celebró con sus amigas en medio de un brindis de vinos, la muerte de cruel y el asesinato salvaje del presidente Muammar Gadafi.

Las fuerzas militares de EEUU y de la OTAN, con el consentimiento de Naciones Unidas, produjeron un conjunto de agresiones criminales contra el pueblo, el Estado libio y la persona y familia del presidente Gadafi. Tanto odio y tanta agresión, probablemente se generó en su negativa a permitir el establecimiento de una base militar en ese país, instalación militar que tenía el objetivo de continuar el cerco de Rusia.

Las operaciones militares criminales en Libia duraron meses y por primera vez desde el inicio de los bombardeos de la OTAN en marzo 2011, el presidente republicano de la Cámara de Representantes amenazó con bloquear la misión dirigida contra el régimen del coronel Muammar Gadafi.

En un comunicado emitido a mediado de 2011, el presidente de la Cámara de Representantes señaló que: “esta semana los miembros del Congreso analizarán todas las opciones posibles para que la administración del Poder Ejecutivo haga rendición de cuentas. Los legisladores republicanos perseguían que Barack Obama rindiera cuentas sobre la bestial intervención de los EEUU en Libia, cuya invasión se produjo groseramente por mandato del Premio Nobel de la guerra Barack Obama, y sin la autorización del Congreso.

El representante amenazó con bloquear los recursos que se vienen utilizando en las operaciones militares.

Hasta hoy no se sabe el presupuesto que consumió y utilizó el premio Nobel de la guerra, actuando a nombre de los dueños del mundo, cuyo representante hoy es el contradictorio e indelicado Donald Trump, este último mega propietario de los destinos de la humanidad.

El mundo entero sabe la forma en que fue asesinado Muammar Gadafi; fue golpeado en plena vía pública, acuchillado salvajemente por un grupo de delincuentes pagados por Hillary Clinton; fue penetrado sexualmente, convirtiendo al mundo en un estercolero. Luego esta mujer brindó, lanzó risotadas de alegría, hizo chistes por la muerte de Gadafi y levantó su copa miserable para mostrar su alegría y su fe por hechos tan deleznables que asquean a cualquier ciudadano del mundo, pero no a ella, que asume una conducta prostibularia, torpe y sin ningún valor moral, mostrando una catadura repugnante y grosera, indelicada y miserable

Los aviones de la OTAN se han mantenido bombardeando continuamente las poblaciones civiles y debilitando la moral de las fuerzas militares de Libia, con la bendición  y la complicidad de las Naciones unidas.

La intervención en Libia, apoyada por la ONU, contradice los principios fundamentales de esa organización multilateral, pues  atentan contra el principio de soberanía del Estado libio, hoy víctima de una intervención extraña al papel que debiera desempeñar Naciones Unidas en el mundo.

El Poder Ejecutivo y el premio Nobel de la guerra Barack Obama tendrán que responder algún día ante la historia, con una rendición de cuentas sobre la cantidad de gastos militares y de crímenes en que ha incurrido con sus agresiones contra el pueblo Libio.

Se trata de una matanza de civiles con bombas y misiles, armamentos químicos, crímenes y asesinatos, con la omisión de la ONU que ha sido siempre un instrumento del imperio norteamericano, que es el dueño del mundo, interviniendo en cualquier país  en nombre de los derechos humanos.

Pero mucha gente en el mundo desconoce que Estados Unidos, ese campeón de la justicia y los derechos nunca ha querido firmar la carta de los Derechos Humanos. Y es natural que así sea pues los soldados norteamericanos son formados para matar y asesinar cruelmente y torturar a gente inocente. Las tropas norteamericanas asesinan y matan y luego orinan sobre los cadáveres, de manera insolente.

Hoy  se presentan como guardianes del mundo con derecho a matar en cualquier parte del globo terráqueo, conjuntamente con la ONU, y lo hacen en cualquier país del mundo con la excusa de salvar vidas, de ayudar a los pueblos, de garantizar la paz, de defender los derechos humanos y la democracia.

Los Estados Unidos invadieron la República Dominicana en 1965 y masacraron al pueblo dominicano, matando a miles y miles de buenos dominicanos, hombres y mujeres, para luego imponer como presidente a Joaquín Balaguer, presidente criminal que surgió de unas elecciones fraudulentas, no sin antes haber envenenado al ex presidente García Godoy.

Pero la libertad y la justicia nacerán espontáneamente sobre el sacrificio de los pueblos que luchan por sus ideales de soberanía e independencia, no importa el vino derramado por Hillary Clinton, sepulturera de la suerte del pueblo libio. Algún día tendrá que responder frente al tribunal penal internacional por sus crímenes horrendos, y si no ante la justicia divina y el conocimiento revelado.

 

 

 

 

 

 

Acerca del autor

Angel Moreta

Angel Moreta, jurista, sociólogo, y filósofo; Profesor-investigador de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), República Dominicana, Autor-Editor de Debateplural.

Dejar un comentario

/* ]]> */