Cultura Nacionales

El nacionalismo radical de Juan Pablo Duarte

Juan Pablo Duarte, padre de la patria dominicana
Escrito por Debate Plural

Juan Daniel Balcacer (Listin, 17-1-18)

Ahora que se aproxima la conmemoración del 205 aniversario del natalicio de Juan Pablo Duarte, y que a partir de tan significativa efeméride nacional comienzan las actividades del Mes de la Patria, conviene recordar que el ilustre Fundador de la República propugnó por la doctrina liberal y democrática entonces en boga en Europa y en los países hispanoamericanos, circunstancia que le permitió concebir un esquema de liberación nacional según el cual el pueblo dominicano, en su expresión política, debía ser siempre “libre e independiente de toda dominación, protectorado, intervención e influencia extranjera…”

Una carta poco difundida. En el conjunto de correspondencias que Juan Pablo Duarte recibió de discípulos y compañeros de lucha, al igual que entre las cartas que el propio patricio escribió, existe una epístola que ha pasado algo desapercibida entre estudiosos de la trayectoria pública y privada del principal Padre de la Patria. Se trata de una misiva, de fecha 18 de junio de 1844, que la Junta Central Gubernativa (la cual desde el 9 de junio se hallaba bajo el control político de los trinitarios), le dirigió al ciudadano anglo-dominicano Teodoro Stanley Heneken, en respuesta a inquietudes que este había exteriorizado debido a que en esos días se rumoreaba insistentemente que el gobierno dominicano se hallaba en negociaciones con Francia para, a cambio de un protectorado, cederle el control de la península y bahía de Samaná. La célebre carta es de los pocos documentos oficiales que aparece firmado por tres destacados trinitarios: Francisco del Rosario Sánchez, Pedro Alejandrino Pina y el propio Juan Pablo Duarte (Ramón Matías Mella no estampó su nombre inmortal en ella porque desde marzo se hallaba en el Cibao en misión oficial). A continuación, el texto íntegro de la carta en cuestión:

“Al señor Teodoro Stanley Heneken: “Muy señor nuestro. Acusamos recibo de su nota fechada 8 del corriente cuyo contenido nos manifiesta la protesta que en nombre del Gobierno británico hace U. contra la ocupación de la Península y Bahía de Samaná por cualquiera fuerza extranjera.

“Nosotros creemos inadmisible una protesta de semejante naturaleza, pues dicha Península y Bahía de Samaná corresponde a nuestro territorio, y el pueblo dominicano como libre y soberano tiene la entera disposición de lo que es suyo. Sin embargo, después de la reforma operada en el Cuerpo de esta Junta, creemos poder asegurarle que en nada tendrá que inquietarse el Gobierno de S.M. Británica sobre una ocupación extranjera de dicha Península de Samaná, pues hallándose el pueblo entero opuesto a toda intervención extranjera en nuestra política nos parece que deben disiparse por consecuencia los motivos de la protesta.

“Nos es muy sensible el no tener el honor de dirigirnos en la actualidad a un agente reconocido y esperamos que U. se servirá manifestarle al Gobierno de S.M. Británica el deseo sincero que tenemos den entrar en relaciones recíprocas de comercio y amistad que podrán en lo venidero cederse y proporcionar unas fuentes de utilidad para ambos pueblos.

“El Presidente de la Junta: Fco. Sánchez, Juan Pablo Duarte, P. A. Pina, Félix Mercenario, J. M. Ramírez y J. Tomás Medrano”.

Autoría de Duarte. La autoría de la carta precedente se atribuye a Duarte, toda vez que el original que se conserva está escrito de su puño y letra. En 1955 el historiador Emilio Rodríguez Demorizi la publicó en la revista “Clío”, órgano de la Academia Dominicana de la Historia, y posteriormente la reprodujo en el volumen tercero de su obra “Documentos para la historia de la República Dominicana” (1959). Como puede constatarse, ante una protesta británica (que también era una suerte de injerencia), el gobierno trinitario no solo reafirmó el carácter nacionalista de la revolución de 1844, sino que también reiteró la incompatibilidad de la doctrina liberal preconizada por Duarte con cualquier condición político-jurídica de la nación dominicana que fuese contraria a la independencia pura y simple.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */