Cine Cultura

…Y el mundo marcha

Escrito por Debate Plural
Rienzi Pared Pérez (Listin, 6-1-18)

Una vez un gran amigo me dijo lo siguiente: “Un Ingeniero no comienza una casa por el techo sino por la base para poder cimentar su estructura” esta frase era para delinear que habría que recurrir a los clásicos del cine para poder entender el desarrollo del mismo y beber de la sabiduría de los pioneros que ayudaron a construir este arte.

Esta analogía cabe perfectamente en la película que analizamos; porque no solamente es considerada una de las grandes obras maestras del cine, sino que es uno de los dramas más desgarradores que he podido ver, siendo una película del período del cine mudo. Nos estamos refiriendo a la película “…Y el mundo marcha” (The Crowd) del afamado director King Vidor y producida por el llamado niño prodigio de Hollywood, el gran Irving Thalberg. La cinta fue estrenada el 18 de febrero del 1928 en la ciudad de Nueva York donde los críticos elogiaron su puesta en escena.

La historia se centra en un individuo llamado John Sims (James Murray) que nace el 4 de julio, día de la independencia norteamericana. John queda huérfano a los 12 años y deberá sobrevivir en un mundo hostil. A los veinte años se traslada a la ciudad de Nueva York en busca del sueño americano. Aquí, el director nos muestra un plano general donde se visualiza esta selva de cemento, y la vida agitada, destacándonos la locura de la multitud en una ciudad que no protege al débil porque solamente los fuertes sobreviven.

John Logra conoce a Mary (Eleanor Boardman) y ambos contraen matrimonio. E intentan llevar una vida feliz al lado de sus dos hijos. Un día John consigue dar con una frase publicitaria y le han pagado una buena suma de dinero; por lo que regresa a su casa lleno de regalos para su esposa y sus hijos. De repente logra ver a sus hijos, y mientras ellos cruzan la calle, su niña de 4 años es atropellada por un camión quedando gravemente herida. En esta escena el director logra un montaje excelente acogiéndonos a los efectos que para la época existían. Pues bien, este hecho será el detonante de la depresión de John al no querer seguir viviendo.

Mientras su hija se encuentra en el lecho de muerte; John aquejado por la pena que está pasando, sale a la calle y quiere que todo el mundo guarde silencio ante el bullicio de la multitud; pero un policía le reprocha que el mundo no se puede paralizar por el solo hecho de que su hija esté agonizando. El mundo tiene que seguir hacia adelante. La lección viene dada en el sentido que solamente contamos con nosotros mismos. Porque el mundo no se apiada de nada ni de nadie. Es implacable. Es por ello, que nuestras penas y nuestras felicidades van a depender de cómo la llevemos juntos.

“Y el mundo marcha” es una pieza demoledora desde el punto de vista de los sentimientos. John cae en un profundo dolor y desgano de la vida, que por su actitud, pierde el trabajo. Es repudiado por su esposa por la manera de conducirse, y le pasa por la mente, la idea del suicidio. El último vestigio de salvación se lo brinda su pequeño hijo que le profesa toda la confianza apegado a un amor puro como lo hace el sentimiento de un niño. Verá en el rostro de su hijo la esperanza del porvenir; por lo que logra la reconciliación con su esposa y se ampara en el futuro para la búsqueda plena de la felicidad.

El filme posee una dirección y un guion extraordinario que el mismo King Vidor la consideraba entre las mejores películas que había filmado. La película no consiguió el éxito que se suponía iba a ser; sin embargo, la crítica la catalogaba un producto excelente y exquisita. A través de los años, grandes historiadores y cineastas las han tenido que ver varias veces para poder tener la influencia necesaria para lograr conseguir grandes aportes a sus trabajos. Tal es el caso de Billy Wilder que tomó parte de sus ideas para “El Apartamento”, otra gran obra maestra del cine del año 1960.

En fin, partiendo de la premisa inicial de ir a la base del cine para conocer el mundo de las imágenes, es perentorio y sumamente necesario, el ver esta obra maestra para poder entender el mundo mágico desde sus inicios hasta el día de hoy.

CURIOSIDADES
1 La escena inicial presenta gente entrando y saliendo de un enorme edificio de oficinas en el centro de Nueva York, para luego, la cámara subir por el edificio, pasando muchos pisos y ventanas, hasta que se detiene en un piso y entra por una ventana. Esta escena sirvió de punto de referencia a Billy Wilder para el inicio de su película “El Apartamento”.

2 “Y el mundo marcha”’ es una de las muchas obras maestras que se produjeron durante el último periodo del cine mudo. Fue rodada en los Estados Unidos por la productora Metro Goldwyn Mayer meses antes de la llamada Gran Depresión del 1929.

3 Se rodaron siete finales distintos y se fueron probando en los pases previos que hicieron en varias ciudades pequeñas. Al final, distribuyeron el filme con dos finales para que el proyeccionista pudiera decidir cuál quería usar.

4 Aunque ‘Y el mundo marcha’ no obtuvo un gran éxito comercial, la crítica la acogió con entusiasmo, calificándola de “éxito artístico”; pero pudo lograr recuperar la inversión que rondaba el medio millón de dólares de la época.

5 Varios son los directores que han buscado inspiración en esta película. Ya hemos mencionado a Billy Wilder, quien la consideraba una de sus diez películas favoritas. Vittorio de Sica reconoció que “Y el mundo marcha (The Crowd)” había servido de modelo para “El ladrón de bicicletas”.

6 Fue nominada a dos Oscar en la primera edición de estos premios de ese mismo año.

7 En 1989, la película fue considerada «cultural, histórica y estéticamente significativa» por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos y seleccionada para su preservación en el National Film Registry.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario