Cine Cultura

Verano del 42

Escrito por Debate Plural
Rienzi Pared Pérez (Listin, 2-12-17)

Hay momentos de nuestra adolescencia que quedan grabados. De vez en cuando, evocamos esos recuerdos como añoranza angelical (cargada de una sonrisa pícara) cuando vamos hacia la adultez.

Robert Mulligan se hizo famoso a principios de los años sesenta cuando estrena “Matar a un Ruiseñor”, una adaptación de la novela de Harper Lee, dando vida al abogado Atticus Finch que viene a ser un símbolo de la honestidad y la capacidad entregadas a las mejores causas.

Pues bien, en el año 1971, Mulligan estrena otra cinta con la historia de Gary Grimes, quien se encuentra en esa etapa de la adolescencia y que se enamora de una joven mayor que él (Jennifer O’Neill), y en una corta vacaciones, busca la compañía de esta hermosa joven para volcar sus sentimientos amatorios.

La muchacha acusa a la soledad porque su esposo partió a la guerra, y necesita la compañía de un amigo. Durante la construcción de esa amistad, ella se entera que su esposo falleció en combate y esa soledad, acompañada de un sentimiento insatisfecho, resulta perentorio para que el joven pretendiente logre consumar ese amor platónico en amor verdadero.

La manera sutil y sugerente de presentar la relación entre los jóvenes protagonistas llena el espacio entre la pantalla y el espectador como si no hubiese nada en el mundo más importante que esa historia.

Robert Mulligan utiliza la voz en “off” para ir detallando esos momentos, y tras ellos se ubica una banda sonora que nos enternece abrumadoramente para mostrarnos el instante exacto cuando el protagonista se encuentra ante esa beldad, desconsolada por la muerte de su esposo. Aquí sobran las palabras para dar paso a esa escena mágica cuando la cámara realiza un plano medio en el instante que ella se quita el sostén y demás ropas íntimas; pero lo realiza con una maestría y una cadencia donde la inocencia viene a conjugarse con la madurez para dar paso a una relación hermosa y bellísima.

La inocencia es preciosa, máxime cuando nos acompaña esa persona ideal para dejarnos llevar por las sendas de la experiencia. También es importante destacar una hermosa fotografía, acompañada de una puesta en escena con un nivel de maestría perfecta; los adolescentes de la época, se sintieron identificados en el momento de la realización del acto de amor.

“Verano del ‘42”, es de esas piezas entrañables donde se destacan los momentos mágicos del cine porque marcan profundamente y forman parte de las enseñanzas del amor vividas en el pasado.

“Verano del ‘42” es el recuerdo de un amor de adolescentes que quedará de una manera tan trascendente en el baúl del corazón. Nos trata sobre el primer amor, del primer descubrimiento sobre el acto sexual, de la manera sobre el aprendizaje de este sentimiento para la consolidación de nuestra actitud en el futuro. En fin, esa generación de principios de los años setenta evocará en su memoria este pasado que siempre estará consigo por el resto de sus vidas como una forma de esa inocencia perdida; pero con disfrute.

Algunas de las curiosidades:
01. Historia La novela se inspira en las memorias de Herman Raucher. Incluye los eventos que vivió durante el verano que pasó en la Isla Nantucket en 1942, a sus 14 años de edad. La novela le gustó tanto al director Robert Mulligan que no se detuvo hasta llevarla a la pantalla grande en 1971.

02. Trama Raucher tuvo relaciones con ella una noche en que la había ido a visitar, y que coincide con el día en que el gobierno norteamericano le informa el fallecimiento de su esposo. A la mañana siguiente, Raucher descubre que ella se ha ido de la isla, dejándole una carta (la que se lee al final de la película, y se encuentra transcrita en el libro).

03. Reencuentro Raucher nunca volvió a ver a Dorothy; su último “encuentro” con ella fue relatado en un episodio de “The Mike Douglas Show”, luego del estreno del filme en 1971, cuando recibió una carta de ella junto con otra docena de cartas de distintas mujeres que afirmaban ser “su” Dorothy. Raucher reconoció la caligrafía de la Dorothy ´auténticaª, y ella confirmó su identidad al relatar algunos detalles que solo ella podía conocer.

04. Confusión Ella le contó a Raucher que había vivido durante muchos años con el sentimiento de culpa de que pudiera haber traumatizado y arruinado su vida. Dorothy le indicó a Raucher que se alegraba de que él estuviera bien, y que era mejor para ambos no revivir el pasado.

05. Selección En 1971, Robert Mulligan consiguió el reconocimiento de la taquilla y encumbró a una actriz a un papel  inolvidable.

06. Nominación La película fue nominada a los Premios Oscar en la categoría de: Mejor Fotografía; Mejor Guion; Mejor Edición y Mejor Banda Sonora, resultando esta última ganadora.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario