Nacionales Salud

¿Qué hacer para un corazón más sano?

Escrito por Debate Plural
Dr. Ernesto Díaz Álvarez (Listin, 5-10-15)

La creación de entornos cardiosaludables para el corazón nos permitirá elegir las mejores opciones que puedan reducir nuestros riesgos de enfermedad cardiovascular y accidentes cerebrovasculares.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo.

Se estima que en el año 2012 murieron por esta causa 17.5 millones de personas, lo que representa un 31% de todas las muertes registradas en el mundo, y que 7.4 millones de estas se deben a enfermedad coronaria y 6.7 millones, a los accidentes cerebrovasculares (derrame).

La gran mayoría de estas defunciones se producen en los países de ingresos bajos y medios como el nuestro. Por otro lado tenemos que de los 16 millones de muertes en personas menores de 70 años y atribuidas a enfermedades no transmisibles, 82% corresponde a los países de ingresos bajos y medios y de este, el 37% corresponde a las enfermedades cardiovasculares.

En nuestro país los fallecimientos por enfermedades cardiovasculares siguen siendo la principal causa de muerte y discapacidad y con tendencia alcista. En el año 1990 les correspondió  un 20% y en el 2011 ocupaban no solo el primer lugar sino también una magnitud muy preocupante de un 38%; igual situación se presenta con los factores de riesgo, los cuales en las últimas décadas se han duplicado.

Los ataques del corazón y los accidentes cerebrovasculares son fenómenos que se presentan de forma aguda debido a obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o al cerebro, siendo la causa más frecuente el depósito de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos que irrigan el corazón y el cerebro.

La mayoría de las enfermedades cardiovasculares pueden prevenirse actuando sobre los factores de riesgo (condición que desempeña un papel muy importante en las probabilidades de que una persona padezca de una enfermedad del corazón), y muy especialmente aquellos ligados al comportamiento del individuo, como el consumo de tabaco, las dietas malsanas, la obesidad, la inactividad física o el consumo nocivo de alcohol; otros factores son  la hipertensión arterial, la diabetes y el aumento de los lípidos  (grasas).

Mientras más factores de riesgo tengan una persona mayores serán las probabilidades de padecer una enfermedad del corazón o enfermedad cardiovascular.

Al hablar de enfermedades no transmisibles o crónicas hay que destacar las llamadas determinantes subyacentes de este tipo de enfermedades, reflejo de la principal fuerza que rige los cambios sociales, económicos y culturales como: la globalización, la urbanización desorganizada, la pobreza, el estrés, los factores hereditarios y el envejecimiento de la población.

¿Cuáles son las opciones que tenemos para hacer de nuestro hogar y el lugar de  trabajo un entorno cardiosaludable?

Lo primero que debemos hacer es un reconocimiento del riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular en la familia; visitar un profesional de la salud y evaluarnos con toma de presión arterial, peso o índice de masa corporal, niveles de glucosa en sangre y un perfil lipídico [colesterol total, HDL (Colesterol bueno), LDL (Colesterol malo) y Triglicéridos]. Luego, diseñar un plan para mejorar el estatus de salud cardiovascular de la familia.

¿Cómo hacerlo en el hogar?
ï  Limitar el consumo de alimentos procesados que generalmente tienen gran cantidad de azúcar, sal y grasas.

ï  Desarrollar una cultura alimenticia de comer más frutas, vegetales frescos  y frutas secas.

ï  Preparar almuerzo y meriendas escolares saludables, tanto para los  adultos como para los niños.

– Evitar el sedentarismo, ya que este puede contribuir significativamente en el desarrollo de enfermedad cardiaca,  favorece el aumento de peso y la obesidad, diabetes y presión arterial elevada.

ï Prohibir definitivamente el hábito del tabaco en los miembros de la familia, servidumbre y visitantes.

En el trabajo
El objetivo colectivo es promover en los grupos de trabajo, escuelas y hospitales, un entorno lo más cardiosaludable posible.

ï Exija la prohibición de fumar en su trabajo, que se elimine la famosa área para fumadores.

ï  Camine a su lugar de trabajo. En caso de no ser posible, baje del autobús a tres o cuatro cuadras y  llegue a su trabajo caminando.

ï Use las escaleras en vez de los ascensores.

ïAléjese cada dos horas del escritorio.

ï Párese y busque usted mismo lo que necesita.

ï Póngase de pie cuando hable por teléfono

ïEjercítese durante cinco minutos en intervalos regulares durante todo el día.

ï Reduzca la carga de estrés.

Con motivo del Día Mundial del Corazón toda la familia se tornarán más activos, procure que sus hijos de cinco a 17 años realicen:

ï Actividad física diaria, durante al menos 60 minutos, de intensidad moderada y vigorosa.

ï  Ir a la escuela a pie o en la bicicleta

ï Practicar con frecuencia el baile

ï Caminar o ayudar en las tareas domésticas

ï Limitar el tiempo de la TV y la computadora a no más de dos horas por día

ï Practicar ejercicios aeróbicos, caminar a paso ligero, correr, nadar y montar bicicleta.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario