Cultura Libros

¡Noche espléndida, “Rapsodia del Crimen”!

Rapsodia del crimen
Escrito por Debate Plural

Tony Raful (Listin, 14-11-17)

El prestigioso grupo editorial “Penguin Random House y la histórica editora Grijalbo de México”, acaban de editar mi obra “La rapsodia del crimen, Trujillo versus Castillo Armas” y la presentan con las siguientes notas.

“Escrito a intervalos angustiantes, reproduciendo el espacio sonoro de los personajes, esta obra reúne toda aquella información que al autor le ha parecido indispensable para explicar la historia de este magnicidio. Dominicano por nacimiento y centroamericano por vocación, Tony Raful transita cómodamente en la historia, hurga en algunos nombres, los revive 60 años después, en un aquelarre centroamericano y caribeño de intrigas y acechanzas, más propio de la ficción, de un obstinado inventario de fábulas y ojerizas. El dictador Trujillo es omnisciente y temido. Su sombra ronda insepulta en esta obra. Es la historia de un ego mayor aupando un crimen, sin ninguna motivación ideológica ni política. Una muerte a destajo para resarcir un orgullo y castigar una ingratitud. Nada es invento. Sobre el apasionante discurrir de la trama del magnicidio aparecen los indicios, las culpas probatorias, las complicidades, los enlaces, los encubrimientos y sobreseimientos jurídicos.

El autor sale al encuentro con las pruebas en sus manos, identifica los corolarios delirantes y patéticos, pero no tiene donde llevarlas, está fuera del tiempo. Entonces las vuelca como ofrenda y provocación, para que el relato de aquel crimen vuelva sorpresivo, con la impronta de sus motivos y el brazo largo del Generalísimo Trujillo, a saldar una deuda pendiente con la historia de Guatemala”. Con ese portal o preludio de lectura, alrededor de 600 dominicanos y dominicanas asistieron la noche del martes 7 de noviembre a la puesta en circulación de “La Rapsodia del Crimen”, a la Sala Juan Bosch de la Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña, para compartir un espectáculo mayúsculo de calidad, de nivel intelectual, de participación humana impresionante por la pluralidad, el sentido democrático y la búsqueda de la verdad histórica en torno a un suceso que parecía perdido en las brumas oscuras de la historia. Es el relato del magnicidio del presidente de Guatemala, Carlos Castillo Armas, ocurrido el 26 de julio de 1957 en uno de los pasillos de la Casa Presidencial. Es una obra rigurosamente apegada al método de la investigación, la cronología, los indicios y elementos probatorios que sindican al Generalísimo Rafael Trujillo en el crimen. Por qué, ¿rapsodia de un crimen? En poesía, rapsodia es un fragmento de un poema, en una obra literaria son los diversos fragmentos recogidos de diversas fuentes, en  música es una pieza musical de forma libre en la que se juntan temas de caracteres diferentes y origen común, también en la gran tradición de los aedas, trozo de un poema épico en especial del inmenso Homero.

La rapsodia del crimen es la sumatoria de todo el entramado diverso que encubrió el homicidio. De aquel abanico de versiones, surge la verdad histórica sin tapujos. Para que el crimen se produjera, fue necesaria una articulación maquiavélica que lo encubriera. La confusión fue de tal magnitud, que surgieron cinco hipótesis diferentes sobre la responsabilidad del asesinato, y Trujillo apareció solamente en una de ellas. Era una auténtica rapsodia donde todos los relatos y versiones dispersaban la verdad de los hechos acontecidos y donde se hizo con el tiempo más difícil llegar al meollo de la verdad. Hasta el presidente norteamericano Eisenhower fue sorprendido por las primeras informaciones en el sentido de que los asesinos habían sido los comunistas, pero aquella desinformación fue rápidamente desechada y solamente se utilizó en las primeras horas después del atentado.

Trujillo en su despacho del Palacio Nacional daba golpe al aguijón, inquiriendo a un avezado Johnny Abbes, por qué se acusaba a los comunistas, ya que el plan original fue que apareciera el círculo intimo del presidente Castillo Armas involucrado en el crimen. Pero el azar, ese imprevisible factor concurrente que toca las puertas de la historia, condujo a establecer la verdad de lo ocurrido cuando un moribundo agente de Johnny Abbes en Guatemala, baleado por los sicarios de Abbes, y quien era parte del personal de Abbes, y cobraba en el Embajada dominicana, reveló a la policía guatemalteca, la participación dominicana en el crimen.

La historia es fascinante, pero nadie buscó hasta ahora la rapsodia del crimen, los diversos fragmentos que estigmatizan al dictador dominicano. Alrededor de este crimen se mueven crónicas fascinantes, pasiones, amores, odios. Pero sobre todo sale a relucir lo que el politólogo y psicólogo, Leonte Brea llamó “narcisismo herido” de Rafael Trujillo.

No fue un crimen político propiamente, y el libro revela las causas verdaderas. Trujillo mataba también por orgullo, por afrentas personales, por agravios. Castillo Armas fue su aliado, de tal manera que el apoyo de Trujillo fue decisivo para el triunfo de la invasión liberacionista encabezada por Castillo, que derrocó el gobierno constitucional del presidente Jacobo Arbenz, de tendencia izquierdista. Pero Castillo Armas no conocía a Trujillo, no sabía que este personaje dominicano era la sumatoria de todas las carencias y debilidades troncales que puede albergar un ser humano, que solamente compensaba su ego con el poder absoluto, con la postración de los demás, con la servidumbre moral y sobre todo con el concepto del agradecimiento a su persona, cuando como en el caso de Castillo Armas, este le debía tantos favores.

El martes 7 de noviembre fue una noche inolvidable. El ex presidente Leonel Fernández, como siempre con un dominio del tema y una exquisitez intelectual sobresaliente, por el otro lado, el historiador cubano Elíades Acosta, con exposiciones brillantes sobre los servicios de agentes cubanos al servicio de Trujillo en el Caribe, y Leonte Brea, rehaciendo la academia con una floración de categorías históricas y conceptos que normaron el marco teórico de las intervenciones.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario