Cultura Libros

La casi desconocida invasión del 59

invasion-1965
Escrito por Debate Plural

Marcio Veloz Maggiolo (Listin, 3-7-15)

El Archivo General de la Nación ha publicado recientemente una obra que abunda notablemente en fenómenos ocurridos después de las invasiones de junio del año 1965, y que no son muy conocidos por muchos dominicanos.

María Antonia Bofill Pérez es la autora de un texto conmovedor sobre el destino de una intentona de invasión a la Republica Dominicana por un grupo armado casi todo de origen cubano que quiso reunirse con los invasores de Constanza, Maimón y Estero Hondo, y que habiendo salido de Puerto Padre, provincia de Las Tunas, quiso o pudo ser forzado a penetrar en la isla por cabo Tiburón, una zona de riesgo total en territorio haitiano, siendo en mayoría exterminado por las tropas de FranÁois Duvalier en contubernio con el gobierno del dictador Rafael Trujillo Molina.

Los jóvenes cubanos, encabezados por dos extranjeros que al parecer eran ya conocidos mercenarios, salieron mal equipados pero llenos de entusiasmo en agosto de 1959, dos meses luego de las invasiones de junio citadas, llegando inexplicablemente al sur de Haiti, habiendo salido desde el norte de Cuba, lo que implicó un viaje marítimo completamente absurdo. En tocando la Península de Tiburón, fueron detectados por las tropas de Duvalier, las que los persiguieron afanosamente, un asedio del cual solo 5 sobrevivieron, simplemente entregados por el dictador haitiano en contubernio con Trujillo con la finalidad de mostrar a los organismos internacionales,  incluida la guardiana del Caribe, conocida como OEA, de tan malos recuerdos para los dominicanos, con la finalidad de acusar a Cuba de ser la gestora de esta invasión producto del entusiasmo y de la desinformación, pues en el momento en que estos jóvenes intenta llegar  las zonas donde supuestamente están combatiendo los enemigos de Trujillo, los mismos ya han sido ya casi exterminados-

La ignorancia de los invasores de Puerto Padre sólo se explica por el motivado  silencio en la propia Cuba de las fracasadas invasiones de junio, y de  su inexperiencia como gente de mar. El grupo, esta vez con casi totalidad de cubanos, y muy extranjeros, de los cuales se sospecha que uno fuera algún agente encubierto. Colombiano o argelinos, es difícil contarlo entre los muertos. Son  solos sospechas las que circundan el hecho.

El tema había sido tocado antes por la sagaz periodista Ángela Peña en  las páginas del periódico Hoy, y sobre el mismo el comandante Delio Gómez Ochoa dijo luego tener noticias sin muchas referencias. La autora del libro apunta que el movimiento pareció surgir del entusiasmo de la lucha contra Trujillo. Unidos por el cordón umbilical de crimen y la tortura ambos dictadores consideraron la invasión de agosto un  punto clave  para el proyecto anticomunista norteamericano  en el Caribe y  sortearon a su modo la suerte de estos invasores llegados a la zona más distante del occidente haitiano.

La profesora Bofill Pérez, cuyo padre fue asesinado por las tropas de Duvalier, es la encargada de que sepamos que hubo una final invasión de agosto en 1959, la que consideramos una muestra del cariño de un grupo de cubanos, que con poca información sobre las previas avanzadas en junio de 1959, intentaron, por cuenta propia, dar a los dominicanos un nuevo aliento de libertad para derrocar la dictadura.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario