Nacionales Politica

La corrupción asoma como punto de debate

Escrito por Debate Plural
Guarionex Rosa (Listin, 4-11-17)

El “derecho adquirido” que alegan muchos legisladores contra el límite a las exoneraciones que contiene el Presupuesto Nacional del año venidero, alimenta la percepción de que la corrupción no se detiene, lo que hace daño al gobierno del presidente Medina.

El gobierno plantea en el Presupuesto sometido a las cámaras la cantidad de RD$4.7 millones como máximo para que los legisladores puedan traer sus vehículos nuevos, pero ellos no quieren techo para así vender los mismos a personas pudientes que pagarían una coima.

Al régimen de Medina, ahora bajo un mayor escrutinio que nunca por los actos de corrupción que se han cometido y no han tenido persecución en los tribunales, se le pega todo lo malo, como también al Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

En su empeño por ganar un buen dinero al recibir una exoneración abierta, con la cual pueden traer al país los carros más caros del mercado, los legisladores no se preocupan por lo que dicen los militantes del partido que los eligieron y que no disfrutan las mieles del poder.

Por esa y muchas otras razones, la población odia a los congresistas y no espera de ellos nada que no sea para su beneficio particular. Los congresistas en adición a las exoneraciones, tienen buenos salarios, viáticos y dinero en Navidad para sus seguidores.

Da la impresión de que el régimen del presidente Medina no sabe qué hacer con esos funcionarios que bien podrían llamarse “presupuestívores”, una palabra que acuñó el malogrado periodista Gregorio García Castro en la época de los doce años.

Medina pierde amigos
El presidente Medina está perdiendo amigos y seguidores de su propio Partido, que han sido dejados a un lado por funcionarios que tienen largos años en los puestos y a quienes se le atribuyen actos de corrupción desde mucho antes de los casos Odebrecht y Omsa.

Si Medina no planea presentarse como candidato en las elecciones venideras como es la creencia general puesto que lo ha mandado a decir, y porque el camino de reformar la Constitución es muy complicado, no hay razones para que tolere que le dañen el punto.

Las últimas encuestas dicen que la aprobación por parte de los electores a su régimen ha caído de manera considerable, pese a que está en el campo varias veces a la semana inaugurando o dando inicio a obras públicas vitales para el desarrollo del país.

La ola anticorrupción que recorre el mundo influye en los dominicanos, que están muy enterados de todo lo que pasa en otras naciones en las cuales los tribunales están activos juzgando a funcionarios corruptos, no importa rangos, militancias o apellidos.

Desgaste natural
El régimen de Medina, al parecer, ha comenzado a sufrir un desgaste natural de sus casi cinco años en el poder y de la actuación de funcionarios que han promovido escándalos y que han formado clanes de amistades a la vista del público, dominador de los rumores e informes.

Una sensación de descuido o un temor al comité político del PLD, que al final de la jornada parece estar detrás de todo, no le cae a los funcionarios, legisladores y dirigentes bien posicionados, sino al Presidente de la República, a quienes los electores escogieron.

En las últimas elecciones, muchos de los senadores, diputados, alcaldes y regidores ganaron sus curules por la influencia y peso que tuvo en su momento el candidato Medina, como también en su primer mandato. Por sus propios méritos no habrían sido elegidos.

Medina no se puede dar el lujo de que su aprobación siga bajando en la consideración del público porque ello afectaría al candidato, cual que fuere de su partido con vistas a las elecciones del 2020. Algunos aspirantes quisieran beneficiarse de los infortunios del régimen.

Según la encuesta Gallup-Hoy publicada la semana que termina, la aprobación del Presidente entre los electores bajó desde 62.7 en febrero pasado, a 51% ahora. La corrupción entró entre los renglones de mayor preocupación por parte de los electores.

Algo que podría preocupar a la militancia del PLD es que mientras las simpatías hacia el régimen afuera y adentro del partido, las del expresidente Leonel Fernández vayan aumentando paulatinamente. Fernández aspira a ser postulado en los comicios del 2020.

El caso del doctor Fernández es interesante porque mientras pudiera ganar adeptos en su organización, algo impensable luego de su salida del gobierno en el 2012 y de las grandes manifestaciones y griterío en la calle para que fuera sometido a la justicia, la oposición también quisiera enfrentarlo.

Los seguidores del excandidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, que ha salido bien en las últimas encuestas publicadas, dicen que el doctor Fernández sería el mejor candidato a combatir y vencer por lo que le atribuyen “larga cola”.

Todo esto mientras en el PLD se discute quién será el candidato que lanzará el partido en las elecciones venideras; se cuentan con los dedos de una mano los aspirantes, porque  al menos dos fueron desacreditados por los sometimientos del caso Odebrecht.

IMPACTO EN EL PARTIDO DE LA LIBERACIÓN DOMINICANA
El secretario general del PLD y presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez admitió el pasado miércoles, durante un acto en recordación del 16 aniversario del fallecimiento del expresidente Juan Bosch, que hay percepción de que el partido y el gobierno son corruptos.

Semejante afirmación fue una concesión a los adversarios o a quienes desde diferentes litorales políticos dicen lo mismo. Pared es uno de los aspirantes a la candidatura presidencial de su partido, para la cual, si está trabajando, lo hace muy discretamente.  Al parecer, para suavizar sus declaraciones, el senador Pared Pérez dijo que “en esencia el PLD no ha cambiado. En sentido general su dirigencia no ha cambiado. Que algunos compañeros y compañeras se hayan apartado de los postulados  enarbolados por Juan Bosch, es otra cosa”.  Mientras se ocupa de sus labores de estado en el Palacio Nacional e inaugura escuelas, hospitales y entrega fondos a los agricultores, el presidente Medina ha evitado confrontar la prensa, como le sugirió recientemente la Sociedad Dominicana de Diarios (SDD).

La semana pasada esa Sociedad formuló una inusual crítica al presidente Medina y a sus funcionarios para que ofrezcan mayor colaboración a los periodistas. El Presidente no ha tenido por costumbre convocar ruedas de prensa.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario