Cine Nacionales

Ordet, la palabra

Escrito por Debate Plural
Rienzi Pared Perez (Listin, 30-4-16)

La historia del cine reúne todo tipo de películas. Son obras que con el transcurrir del tiempo quedan en la memoria colectiva como un gran espectáculo. Y junto a ellas, existen otras que se congelan en el tiempo, como temas de estudio para especialistas. En este último caso se encuentra el filme “Ordet, la palabra” un producto muy poco común entre las gentes. Sin embargo, todo buen cinéfilo debe reconocerla y admirarla.

“Ordet, La Palabra” es un largometraje danés estrenado en 1955, dirigido por uno de los grandes cineastas de todos los tiempos: Carl Theodor Dreyer. La película se basa en una obra de teatro y está ambientada en 1920. Cuenta la historia de la familia Borgen, de creencias religiosas. Está conformada por el matrimonio y tres hijos que el patriarca intenta sacarla adelante. El mayor, Mikkel, vive con su esposa Inger y están a la espera del nacimiento de su tercer hijo; el segundo, Johannes, es un estudiante de teología que de tanto identificarse con la figura de Jesucristo ha creído que es el mismo hijo de Dios en la Tierra, y por último está, Ander, enamorado de la hija del sastre quien a su vez lo considera indigno de casarse con su hija. En toda esta historia la religión está de trasfondo; ya que Ander pertenece a la Iglesia Luterana y el sastre (padre de la joven) integra una doctrina denominada Iglesia de la Misión Interior con una posición más radical. Cuando ambos patriarcas están conversando, salen a relucir las grandes diferencias de ambos y es cuando el sastre (padre de la joven) le desea la muerte de Inger la nuera del Sr. Morgen; quien está a la espera del hijo y quien es una mujer sencilla y bondadosa.

Esta película es un profundo análisis sobre la fe, y a la vez, una crítica a la intolerancia religiosa. Solo la mente humana es capaz de crear esas barreras producto del fanatismo; condenándonos cada vez más en el ostracismo y en la oscuridad. El director durante la puesta en escena nos hace recalcar que para acceder a la fe es mejor primero tener corazón; porque desde el corazón nos llevará a la fe.

Cuando el padre de la joven le desea el mal a la nuera del Sr. Morgen, la misma cae enferma y el médico que representa la ciencia, no puede evitar que muera la criatura en el vientre, para más tarde morir la madre cayendo en la desesperanza de Mikkel (el hijo ateo) para recalcarle a su padre en donde está su Dios que haya permitido esto. Mientras tanto, Johanness que al volverse loco de tanto estudiar teología, recorre toda la casa vociferando que hay que mantener la fe y los únicos que creen en Johannes son las hijas de Mikkel porque de ellos es el reino de los cielos.

Mientras todos se encuentran en el velorio, donde hay un remanso de paz en el ambiente, el sastre acude con su hija al velorio para arrepentirse y le ofrece a su hija en matrimonio como forma de reconciliación; pero Johannes interrumpe diciendo que Inger puede resucitar si toda la familia se lo pide a Dios. La hija de Inger le toma la mano a Johannes y le pide que resucite a su madre por lo que Johannes alaba su inmaculada fe y ambos oran para solicitarle a Dios que despierte entre los muertos a Inger quien era una mujer bondadosa, y ante todos los presentes, ella abre los ojos y realmente se crea el milagro.

Esta película representa un conjunto de temas y sub-temas que plantean un análisis de la vida con Dios como telón de fondo. “Ordet, La Palabra” es un ejercicio de fe. Todo en nuestra vida  se enlaza con lo espiritual, con lo que podemos creer. El gran misterio es la muerte, y es ahí donde el director nos lleva para profundizar en los misterios de nuestra fe; pero la fe proviene desde el amor el cual uno cree. Dios es amor y Jesús es el camino y la vida; por lo tanto, la película quiere reflejar y profundizar la Fe y el amor a la vida.

La fotografía de la película es realizada por Henning Bendtsen, en un principio está un poco oscura para luego ir dejándonos ver con más claridad la escena dentro de la vivienda para cuando ocurre el milagro. Es digna de reconocerse; así como la puesta en escena del director Dreyer, creando una de las mejores películas de la historia.

(+)
ALGUNAS CURIOSIDADES DE LA PELÍCULA:

1) “Ordet, La Palabra” dirigida por Carl Theodor Dreyer en 1955, fue galardonado con el León de Oro en el Festival de Cine de Venecia.

2) La perfección formal de la obra y la última secuencia causaron sensación en el público.

3) Originalmente, ‘Ordet’ era una obra teatral del danés Kaj Munk, dramaturgo conocido en los países escandinavos que fue asesinado por los nazis en 1944.

4) Esta pieza se llevó a la gran pantalla una vez por el director sueco Gustaf Molander en una adaptación de Rune Lindstrˆm. A diferencia de Molander, quien jugó con la belleza de la naturaleza, Dreyer se mantuvo cerca de la óptica teatral limitándose principalmente a los interiores.

5) Único largometraje elaborado por Dreyer en la década de los cincuenta y penúltimo de su filmografía; Ordet representa uno de los escasos éxitos de crítica y público de su carrera.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario