Cultura Nacionales

Spengler y Aurobindo, dos sombras genitoras

Sri Aurobindo
Escrito por Debate Plural

Marcio Veloz Maggiolo (Listin, 15-9-17)

Al tratar el tema de autores que deben ser reinterpretados, es justo hablar de un filósofo hindú que revolucionó el pensamiento de su país, y que desde una posición “yoga” (la palabra yoga significa unión), inició una lucha contra la presencia inglesa que desde el siglo XIX imponía sus principios sin poder doblegar La India.. El pensador al que me refiero usó, como Gandhi, métodos nada convencionales, e hizo a la vez, del yoga,  una fuerza científica y un modelo de investigación que le fueron reconocidos en 1972 cuando La UNESCO consideró  su obra como un  “ideal de la unidad humana” aceptándola como un símbolo de que la evolución continuaba,  y de que para la vida sensorial  era difícil determinar cuáles eran los factores del cambio genético y cómo y cuándo se estaban  produciendo; pero además hasta dónde nos podrían  llevar y cómo el medioambiente podría influenciar los genes. Su modelo de yoga científico estableció una corriente nueva del pensamiento de La India que haría posible la conjunción de la ciencia y el movimiento meditativo, esa forma “de no pensar”, de vaciar los pensamientos innecesarios para permitir que el vacío dé paso al verdadero “yo”. Esa personalidad llamada por los suyos Sri Aurobindo, merece ser recordada y pensada de nuevo. Hasta los  veinte años fue ingles con sus hermanos, se graduó en Cambridge y al decidir volver a su país aprendió el bengalí, su lengua “materna”, creando junto a dos alumnos el movimiento que lo hizo famoso.

En una ocasión próxima voy a escribir sobre el atractivo pensamiento de Aurobindo, una figura trascendente por su tesis del cambio y la necesaria unidad del género Homo. La evolución no se detiene. Así como hace más de ciento cincuenta mil años habíamos llegado a ser “sapiens”, lo cierto es que no sabemos lo que seremos en los próximos cientos de siglos si es que supervivimos como especie. No sabemos si el cambio dictado por la evolución nos convertirá en especie nueva y cómo será la cultura o bien, la civilización. Lo que fuimos, y lo que creamos como cultura y civilización, sigue influyendo en nosotros biológicamente. Aurobindo plantea una evolución humana que hoy se produce a mayor velocidad que aquella que produjo al Homo Sapiens, especie a la que todos pertenecemos. ¿Como seremos en los próximos 150.000 años, que es el tiempo más o menos medido para haber llegado a ser la especie que hoy representamos?

Si bien Spengler, de quien hablamos en un escrito reciente, trabajó pensando en la cultura universal, Aurobindo lo hizo pensando en cambios genéticos universales que apuntan  transformar al ser humano, que estando en acción  habrían de variar al género, tal y como varió desde su procedencia antropomórfica hasta convertirse en Homo sapiens.

La hipótesis, seguida por sus alumnos es la de que es posible perseguir el desarrollo humano, su inteligencia y su futuro, puesto “que la evolución continúa” y la tecnología tendrá que imponerse, o bien el pensamiento meditativo.

Pero también ello sería parte de saber si las capacidades para la creación de una nueva cultura están siendo establecidas por una genética igualmente cambiante. La cultura actúa en la modificación de los genes. Toda civilizacion tiene detrás una base cultural y  la lectura genética, cada vez más elaborada, apunta hacia lo que para muchos historiadores y antropólogos fuera cierto cuando Verre  Gordon Childe, ( 1) el famoso arqueólogo australiano, señaló que la historia humana comienza con la biología. La  afirmación es inquietante. Creemos en la  Historia  humana;  cerebro y cultura, unidos del pensamiento, transforman nuestro cuadro biológico, nuestra inteligencia, y el entendimiento de un mundo por más cambiante que este pueda ser . Estamos al borde de poder crear otros mundos. “Nada humano me es ajeno”. No hay mejor frase para entender lo que nos  acontece.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */