Nacionales Sociedad

Un paraíso al noreste de RD

Samana
Escrito por Debate Plural

Daniela Pujols (D. Libre, 19-8-17)

Dicen que la primera impresión es lo que cuenta. A Samaná le sienta esta frase porque es una ciudad encantadora desde la primera vista. A la entrada del pueblo se divisa una valla del muralista Poteleche que dice: “Mi paraíso” y, al hacer juego con el azul del mar y las incontables palmeras que invitan a llenar el celular de fotografías, nos da una señal de que el viaje será prometedor. Y es que, verdaderamente, este destino cumple con la promesa de descanso y diversión. De las tantas opciones un fin de semana no es suficiente para los tantos atractivos: Cayo Levantado, Parque Nacional Los Haitises, Salto El Limón, playa Rincón, Las Terrenas, Las Galeras y mucho más. Dos complejos de villas suites aprovechan la belleza de Samaná y los viajes grupales, bajo la modalidad de renta de hoteles y villas (semi-incluido). La primera opción de la marca Xëliter es Balcones del Atlántico en Las Terrenas y la segunda Xëliter Vista Mare, en Santa Bárbara.

Balcones de Atlántico

Ubicado en la península de Samaná, Balcones del Atlántico se envuelve en casi un kilómetro de la playa de Las Terrenas, con una variedad de 35 villas para hasta 10 personas, cada una con diseños y mobiliarios diferentes y exclusivos, cocinas equipadas, lavabos con piedras al estilo balinés y decoración rústica y elegante. Algunas propiedades poseen penthouse, jacuzzi y otras piscina privada. Allí los huéspedes tienen el restaurante Porto, justo al frente de la playa y del océano Atlántico. Unas cortinas de conchas de mar hacen prolongar la entrada al restaurante, pues se vuelve irresistible cruzarlas una y otra vez.

Xëliter Vista Mare

Los que aman una vista de altura tienen en “Xëliter Vista Mare” una oferta romántica, tranquila y paradísiaca. La vista de Cayo Levantado, a unos 10 kilómetros, del atardecer y la aurora, más la blanca decoración, hacen del viaje una experiencia completa. Cuenta con 92 residencias de 1 hasta 4 habitaciones todas con vista al mar. La ubicación de las piscinas, a pesar de la altura, simulan estar cerca del mar, logrando fotografías como si estuviéramos al borde del precipicio. El Cayo Restaurante brinda a los huéspedes una variedad gastronómica a la carta. Incluso, se puede comer ahí sin estar hospedado. El chef samanense Pedro Gerónimo tiene una experiencia de 30 años ganada en todos los lugares donde ha estado. Ya que el coco en esta provincia se da por doquier, no dejes de pedir las creaciones del chef, como el dulce de coco estilo Samaná, montado dentro de una cáscara de chinola o de coco y el filete de res a la mostaza y miel.

No querrás salir de playa Rincón, pues es perfecta por su color azul y temperatura. También puedes bañarte en las heladas aguas de un río que ahí desemboca.

Si vas a Samaná tienes dos motivos para hacer que la estadía se prolongue. No te vayas sin visitar todo lo que brinda este pueblo.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */