Cine Nacionales

Fiebre de sábado por la noche

John Travolta
Escrito por Debate Plural
Rienzi Pared Pérez (Listin, 12-8-17)

La generación que nació en la década de los años cincuenta y a principios de los sesenta, vivió una época muy peculiar cuando tenían casi veinte años de edad, vistiendo ropas de tela polyester, zapatacones, pantalones tipo campana, afro y unas características tan especiales en el vestir que las hacen merecedoras de un estilo muy singular.

A esto, tenemos que agregarle la famosa música transculturizada desde los Estados Unidos y de otros países, conocida como la música Disco, con artistas de las tallas de: Barry White; Donna Summer; Gloria Gaynor; el Grupo ABBA; Village People y los Bee Gees, entre otros.

Todo esto se pudo conjugar y mostrarse a través de una película que fue el inicio de una carrera vertiginosa para un joven actor denominado John Travolta, con la película “Fiebre de sábado por la noche” del 1977, dirigida por John Badham. Esta ‘fiebre’ ayudó grandemente a la proliferación de discotecas que todavía aquellos jóvenes, con sus sesenta años de edad en ese momento, la recuerdan con añoranzas.

“Fiebre de sábado por la noche” es la historia simple de un joven llamado Tony Manero (John Travolta), que trabaja de lunes a viernes en una ferretería, esperando que llegue el sábado por la noche para irse de juerga y bailar hasta el amanecer en una discoteca y gastar todo el dinero ganado en la semana de labores. Pudiera pensarse que esta película es muy banal o simplista, pero no. Detrás de esta historia se esconde una realidad cruda como la desunión familiar, el alcohol, las drogas y los deseos carnales. Solamente ese vacío espiritual de nuestro protagonista es llenado con el baile, la música, luces de neón y una pista de baile para poder explayarse por todo alrededor y mostrarnos que él es el Rey; recibiendo así, los vítores y la fama; ya que afuera de ahí es un Don Nadie.

Nuestro protagonista se encuentra con Stephanie Mangano (Karen Lynn Gorney) quien será su compañera de baile para el concurso que prepara la discoteca donde asiste nuestro afamado Rey. Sin embargo, ella a pesar de que acepta bailar con él; lo rechaza como pretendiente, dado que ella no ve en él, la madurez ni el potencial que una joven muchacha espera de un joven para su protección, tanto desde el punto de vista económico como emocional.

Aunque ambos acaban ganando el concurso de baile, Tony Manero se da cuenta que es un perdedor y procura tomar la decisión de buscar él también, una oportunidad de encausar su vida por otros rumbos, tal y como hizo su compañera de baile al mudarse a otro suburbio, con miras de crecer y de madurar.

Aparte de todo lo anterior, hay que admitir que esta película fue de mucha influencia para los jóvenes de la época en la forma de caminar, de bailar y en el vestir, contribuyendo a un fenómeno mercadológico por parte de la casa productora.

La música jugó un importante papel dada la característica del filme y hay que reconocer el talento de los Bee Gees, donde pudieron orquestar una serie de números musicales que ocuparon los ‘Top Ten’ en la Revista Billboard. Estas canciones fueron “Stayin’ Alive”; “Fever Night”, “More than a Woman” “How Deep is Your Love” y muchas más que lograron vender más de 30 millones de copias en todo el mundo.

Así que, para recordar los 40 años del estreno de esta película procure su pantalón blanco de polyester con una camisa oscura, zapatacones de dos tonos y haga un recorrido mental por las discotecas Waldo’s, Sui Géneris y  Neón, pero antes haga un ambiente en el Gaucho del malecón para llegar un poco bebido a la Disco y logre bailar hasta el amanecer al vaivén de lo que se denominó “La Música Disco” y termine antes de llegar a su casa donde Blanquiní a comerse un rico sancocho. Enhorabuena.

((Detalles
Algunas curiosidades de la película:

1 John Travolta estuvo practicando durante nueve meses la coreografía que utilizaría en esta película. Además, siguió un estricto régimen alimentario, por el cual bajó 20 libras de peso.

2 Karen Lynn Gorney, que encarnó a la coprotagonista Stephanie Mangano, era nueve años mayor que John Travolta. Ella tenía 32 y él 23 años. Después de su participación, ella no volvió a actuar en ninguna producción hasta 1991.

3 La señora que aparece en las primeras escenas de la película, esperando por un tarro de pintura que le trae Tony Manero en la tienda, es nada menos que la madre en la vida real de John, Helen Travolta.

4 Las grabaciones de esta película tuvieron que suspenderse por un tiempo, al morir de cáncer Diana Hyland, la compañera de Travolta, quien había hecho de su madre en una película anterior llamada The Boy in the Plastic Bubble (El muchacho de la burbuja – 1976), y que era dieciocho años mayor que él.

5 Dentro de los datos curiosos de esta película hay una escena donde Travolta en su papel de Tony Manero se encuentra dialogando con la actriz Karen Lynn en su papel de Stephanie, sentados en las bancas cercanas al puente, cuando por un momento él hace silencio, mira lejos y explota en un sereno llanto que a su vez es consolado por Karen en un abrazo. Eso no estaba en el guion. Travolta se encontraba para esos días muy deprimido puesto que el amor de su vida, una mujer mucho mayor que él, había fallecido por causas de una enfermedad. El acto quedó para la posteridad.

6 John Travolta fue candidato en 1978 al premio Oscar, candidatura que repetiría en 1994 por “Pulp Fiction”.

7 La discoteca Odisea 2001 -que tomó su nombre de la película

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario