Medio Ambiente Nacionales

Hornos de carbón en la Reserva de la Biósfera

Horno de carbon
Escrito por Debate Plural

Marvin del Cid (D. Libre, 21-8-17)

Es jueves 17 de agosto a las 10 de la mañana y un equipo de Diario Libre se reúne con dos guías locales para ubicar hornos de carbón, denunciados recientemente por las redes sociales, dentro del área protegida correspondiente al Parque Nacional Lago Enriquillo e Isla Cabritos, ambos parte de la Reserva de la Biósfera Jaragua-Bahoruco-Enriquillo.

Tomamos la carretera que conduce de Duvergé a Jimaní, la misma zona que en mayo de 2014 Diario Libre recorrió para documentar el negocio del carbón ilegal en la frontera.

Al pasar por el poblado de Las Baitoas, dos hombres con machete en mano caminan por la carretera. “Esos dos son carboneros, nosotros los conocemos bien”, dice uno de nuestros guías.

El calor es abrasador y los carboneros van de retirada, iniciaron la jornada muy temprano. Esperarán al atardecer para regresar a seguir talando y construyendo los hornos, incluso por la noche.

Nos detenemos a la orilla de la carretera a tres kilómetros de Las Baitoas, un pequeño poblado sumido en la pobreza, donde viven muchos agricultores que perdieron su trabajo por la crecida del lago Enriquillo.

Despegamos el dron y en dirección norte, a tan solo 200 metros encontramos los restos de dos hornos, los denunciados dos semanas antes por el biólogo Chris Pellecchia, estudiante de doctorado de la Universidad del Sur del Missisipi, quién además pudo documentar restos de iguanas adultas cerca de los hornos, en flagrante violación a la Ley 64-00 sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Bordeando el lago en dirección oeste, a 900 metros del primer punto, encontramos 3 hornos activos. El color marrón de la vegetación circundante evidencia el daño al bosque seco, más de 7,000 metros fueron talados para construir los hornos que producirán cada uno, más de 100 sacos.

Dos kilómetros más al oeste, el panorama es más desolador: decenas de hornos recientes a la orilla del lago, algunos aprovechando los árboles muertos por la crecida del nivel del agua en años anteriores.

En las imágenes se puede ver cuánto ha bajado el nivel del lago en los últimos meses. De acuerdo con nuestros guías, esos árboles no producen el mejor carbón, la madera debe estar entre verde y seca.

Es casi medio día, la temperatura registra unos 37 grados y una sensación térmica de 44. Se puede ver dos hombres metiendo el carbón en sacos alrededor de un horno, desafiando las altas temperaturas. Las huellas frescas de camiones evidencian el movimiento de los sacos días atrás.

La pobreza es un factor que empuja a muchas personas a dedicarse a este oficio ilegal. Contrabandistas de carbón contratan a dominicanos y a haitianos, para la tala y fabricación de los hornos, un proceso que puede durar hasta dos semanas por horno. Estos necesitan cuidado constante en el proceso para no “quemar” la madera.

Para algunos no hay opción. Es este trabajo o morir de hambre, explican los locales.

La gran demanda de carbón en Haití impacta directamente en las zonas fronterizas. Está por demás documentado este problema.

La galardonada película documental “Muerte por mil Cortes” (2015), de los directores Jake Kheel yJuan Mejía Botero, expone de manera cruda e inequívoca la problemática del tráfico de carbón en la frontera entre 2011 y 2015.

La historia gira en torno al asesinato de Melaneo, un guardaparques que fue atacado por carboneros de nacionalidad haitiana, mientras patrullaba en el parque nacional Sierra de Bahoruco en busca de contrabandistas.

Es evidente que el negocio del carbón es millonario en esa zona, los contrabandistas se aprovechan de la pobreza, la poca vigilancia y la cercanía a la frontera para mover cientos de sacos de carbón por semana.

En la Reserva Biológica Loma Charco Azul hay una trocha conocida por el movimiento de carbón, le dicen Zoquete. Esta zona es uno de los últimos refugios silvestres de la endémica iguana de ricord (Cyclura ricordi), la cual se encuentra en peligro crítico de extinción.

Sobrevolando los alrededores de la trocha de Zoquete se puede ver el daño causado por hornos de carbón durante años, rastros de algunos recientes y la nueva tala de árboles en preparación para los próximos hornos.

Para nuestros guías, los hemanos Jerbin y Anibal Vólquez, quienes colaboran con el Grupo Jaragua, el problema nunca se ha detenido. Explican que Loma Charco Azul fue dejada tranquila por los carboneros un tiempo, pero ahora que el bosque ha crecido un poco han vuelto, aunque los cazadores de iguanas siempre se mantienen activos.

En el artículo “Excavación profunda para salvar Iguana de roca”, publicado por Birdlife International en septiembre de 2016 explican: “Clasificada como en Peligro Crítico en la Lista Roja de la UICN, la especie (Rocordi), está luchando por su supervivencia, con un rango total de menos de 100 km2 y una estimación de la población mundial incierta de menos de 4.000 individuos. Las amenazas que enfrenta esta isla son endémicas y son exacerbadas por su rango restringido: la caza ilegal, la depredación, la perturbación por los mamíferos introducidos, la expansión agrícola y la producción de carbón de leña están aumentando la presión”.

En la zona de adyacencia entre Loma Charco Azul y Lago Enriquillo, Diario Libre pudo documentar más de 10 madrigueras de iguana destruidas para extraer a las iguanas y sus huevos para consumo humano, tan solo en 2 kilómetros cuadrados a pocos metros de la carretera.

Durante años grupos ecologistas, organizaciones y medios han denunciado el problema sin que hasta ahora las autoridades hayan tomado medidas contundentes.

En 2011 Grupo Jaragua hizo una denuncia ante la Procuraduría para la Defensa del Medio Ambiente sobre los repetidos cortes del bosque en toda la zona.

En un extenso documento explican con fechas, nombres, coordenadas, mapas y fotografías el extenso daño en el Lago Enriquillo y Loma Charco Azul.

El Ministerio de Medio Ambiente, en la actual gestión del Ministro Francisco Domínguez Brito, ha realizado algunos esfuerzos para detener esta práctica. Además, desde hace cerca de un mes, la provincia independencia cuenta con un nuevo director provincial.

Sobre los hornos del 17 de agosto

“Nos llena de tristeza ver cómo se está restableciendo nuevamente el statu quo de fabricación de carbón en esa zona que hemos presenciado desde hace por lo menos 6 años. Ese es uno de los pocos bosques secos que nos quedan en el país con cierta biodiversidad, incluyendo ser el principal hábitat de nuestra endémica y la críticamente amenazada Iguana de Ricord. Ya en 2011 habíamos denunciado esta situación ante la procuraduría ambiental, con mapas, fotos, coordenadas, nombres. Y no recibimos ni una carta de respuesta. Parece que luchar contra el carbón es imposible en nuestro país”. Dra. Yolanda León, Grupo Jaragua / INTEC.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario