Nacionales Politica

Rep. Dom. Rechaza la invasión militar de EU en Venezuela

Bandera de Venezuela
Escrito por Debate Plural

RD contra la opción militar para situación Venezuela

El ministro de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas Maldonado, insistió hoy en que la opción diplomática es la mejor vía para solucionar un conflicto interno en un país, por lo que descartó la intervención militar en Venezuela como una solución a la crisis actual que vive ese país.

Vargas Maldonado se expresó en estos términos a propósito de las declaraciones del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien dijo que está considerando una posible acción militarcontra Venezuela en respuesta a la caótica situación política de la nación sudamericana tras las medidas adoptadas por el presidente Nicolás Maduro para afianzarse en el poder

Sostuvo que el camino debe ser el diálogo franco y sincero entre las partes, tras indicar que sería la ruta para lograr un acuerdo de reconciliación nacional que garantice la convivencia pacífica y democrática del pueblo venezolano.

Agregó que una acción militar de los Estados Unidos en Venezuela agravaría aún más el conflicto.

“Evidentemente que sería un contrasentido si lo que se busca es solucionar una crisis política interna en un país de la región donde, además, existe un gobierno elegido democráticamente por el pueblo venezolano…”, expresó el canciller dominicano, para agregar:

“El Gobierno Dominicano reitera su posición inicial de que haya una solución diplomática a la crisis venezolana, planteada en los términos de una negociación equilibrada, con el acompañamiento de países amigos que garanticen el cumplimiento cabal de los acuerdos a que se arribe”, enfatizó.

En ese tenor, recordó que el presidente Danilo Medina puso el territorio dominicano a disposición de las partes en conflicto para esa negociación y se lograron algunos avances en reuniones sucesivas celebradas en la región, con representación tanto del sector oficial como de la oposición venezolana.

“Ha sido esa la razón, precisamente, por la que República Dominicana se ha mantenido en la equidistancia en todos los foros donde la diplomacia internacional ha debatido el problema, porque entiende que la existencia de un arbitraje imparcial resultará imprescindible en la solución de un conflicto en un país que durante seis décadas ha dado cátedra de ejercicio democrático en América Latina”, manifestó el canciller dominicano.

Puntualizó que se hace urgente que las partes en conflicto se avoquen a participar en un dialogo para lograr un acuerdo.

Impotencia, frustración, rabia: la calle se enfrió para la oposición venezolana

Entre indignación, rabia, impotencia y miedo, muchos opositores han abandonado las calles tras cuatro meses de masivas protestas contra el presidente Nicolás Maduro, que han dejado unos 125 muertos y miles de heridos y detenidos.

Algunos tenían la esperanza de que lograrían sacar a Maduro del poder o al menos de que impedirían la instalación de la todopoderosa Asamblea Constituyente, formada por 545 miembros, todos chavistas.

Otros expresan su inconformidad con la decisión de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de participar en las elecciones de gobernadores, previstas ahora para octubre, con un árbitro al que acusa de haber articulado un fraude a favor de la Constituyente.

«La culpa es de los dirigentes de oposición. Empezamos esto por ellos y prácticamente nos dejaron solos», reclamó Amé, seudónimo que usa esta madre soltera de 24 años en la «resistencia», el ala más radical en las protestas conformada por jóvenes que, con escudos y los rostros cubiertos, enfrentan a las autoridades con piedras y bombas molotov.

«¿Ahora van a decir que la salida es electoral? No tiene sentido», manifestó.

Fue un error «rutinizar» la protesta, estimó la analista Colette Capriles. «La calle es una táctica que hay que saber administrar».

A mediados de julio, dirigentes de oposición hablaron de no permitir que se impusiera «un fraude constituyente» y llamaron a la «calle sin retorno».

En una de esas protestas casi detienen a Amé, en medio de la anarquía de bloqueos de calles –con troncos, escombros y basura quemada–, dispersados por las fuerzas de seguridad.

Pero la Constituyente fue elegida el 30 de julio sin participación de la oposición, entre denuncias de fraude y un fuerte rechazo internacional. Muchos lo asumieron como una derrota.

La decisión de ir a las regionales causó fisuras en la MUD.

«Llamamos a los venezolanos a las calles con un propósito, que era la salida del dictador» y ahora «exigen coherencia», dijo a la AFP María Machado, dirigente del ala más radical de la oposición.

Machado se dice fiel al «mandato» de 7,6 millones de votos que según la MUD recaudó contra la Constituyente y a favor de renovar los poderes públicos, en un plebiscito simbólico el 16 de julio. Acudir a unas elecciones de gobernadores, añadió, chocaría con ese precepto.

«Se estaría convalidando el golpe de Estado, reconociendo una Asamblea Constituyente fraudulenta y cubana y legitimando un Consejo Nacional Electoral que el mundo entero reconoce como fraudulento», indicó Machado, cuyo partido Vente, al igual que el pequeño ABP, no participarán.

«La única salida que tenemos es la de carácter electoral», opinó por el contrario el diputado Henry Ramos Allup, del partido socialdemócrata Acción Democrática.

Ramos aseguró a la AFP que ganar la mayoría de las gobernaciones representaría un «golpe terrible» para Maduro, que presionaría unas presidenciales.

«Hemos demostrado que cuando tenemos los votos ganamos», dijo en referencia a la maquinaria movilizada que los llevó a arrasar en los comicios legislativos de diciembre de 2015 y a conquistar la mayoría en el Parlamento.

No es la primera vez que la calle se enfría. La última vez fue en noviembre de 2016, cuando la oposicióntuvo un fallido diálogo con el gobierno tras fracasar un referendo revocatorio contra Maduro, bloqueado por la justicia y el CNE.

Entonces la MUD perdió siete puntos de popularidad. «Toda decisión supone riesgos, costos», subrayó Ramos, tras admitir que «algunos se cansaron, se decepcionaron».

Las manifestaciones se reanudaron el 1 de abril, luego de que el máximo tribunal de justicia asumiera temporalmente las competencias del legislativo, y se avivaron con la convocatoria a la Constituyente.

«Aquí nadie salió a manifestar para la abstención electoral, todo lo contrario. Para pedir elecciones», subrayó Ramos, al criticar que algunos traten «de chantajear con los muertos» señalando que los manifestantes que fallecieron no protestaban por unos comicios regionales.

Amé, que vio caer a su amigo Neomar Lander, no está convencida: «Él no murió para que otro se inscriba a gobernador».

Gobierno dominicano opuesto a intervención

El ministro de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas, dijo ayer que el gobierno dominicano no está de acuerdo con que la intervención militar en Venezuela sea la alternativa para la solución a la crisis actual que vive ese país.

Consideró que la opción diplomática es la mejor vía para solucionar un conflicto interno en un país amigo.

“El camino debe ser el diálogo franco y sincero entre las partes. Esa sería la ruta para lograr un acuerdo de reconciliación nacional que garantice la convivencia pacífica y democrática del pueblo venezolano”, aseguró Vargas.

Manifestó que una acción militar de Estados Unidos en Venezuela agravaría aún más el conflicto. “Evidentemente que sería un contrasentido si lo que se busca es solucionar una crisis política interna en un país de la región donde, además, existe un gobierno elegido democráticamente por el pueblo venezolano”, expresó el Canciller.

Reiteró su posición de que haya una solución diplomática a la crisis venezolana, planteada en los términos de una negociación equilibrada, con el acompañamiento de países amigos que garanticen el cumplimiento cabal de los acuerdos a que se arribe.

Vargas dijo que el presidente Danilo Medina puso el territorio dominicano a disposición de las partes en conflicto para esa negociación y se lograron algunos avances en reuniones sucesivas, celebradas en la región, con representación tanto del sector oficial como de la oposición venezolana. “Ha sido esa la razón precisamente por la que República Dominicana se ha mantenido en la equidistancia en todos los foros donde la diplomacia internacional ha debatido el problema, porque entiende que la existencia de un arbitraje imparcial resultará imprescindible en la solución de un conflicto en un país que durante seis décadas ha dado cátedra de ejercicio democrático”, agregó.


GOBIERNO APOYA SE SIGA NEGOCIANDO

El gobierno de Danilo Medina siempre ha privilegiado el diálogo y ha puesto el territorio dominicano a disposición de la oposición y gobierno venezolanos para que busquen un acuerdo para superar la crisis.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */