Educacion Nacionales

Danilo busca privatización de la UASD

Escrito por Debate Plural
Luis Scheker Ortiz (Hoy, 20-9-11)

En ocasiones es preciso lanzar no un grito quejumbroso – al que  nadie hace caso -sino  una propuesta, una iniciativa o una simple idea atrevida, tremebunda, que ponga al gobierno a meditar y atender el reclamo.

No es difícil imaginar el estado de angustia, las incertidumbres y vicisitudes del Dr. Mateo Febrillet,  Rector Magnífico de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, uasdiano por antonomasia, cuando lanza una andanada para vencer la reticencia del gobierno de acudir al auxilio de la universidad estatal, como manda la Constitución: “La educación superior en el sistema público será financiada por el Estado, garantizando una distribución de recursos proporcional a la oferta educativa de las regiones de conformidad con lo que establezca la ley.”

En ese contexto, el Rector  anuncia la posibilidad de privatización, como última ratio alternativa de financiamiento si persisten los oídos sordos al legítimo y justo reclamo. No deja de reconocer el Rector de la UASD, que esa alternativa sería catastrófica.

Miles y miles de estudiantes serían lanzados a las calles, excluidos del “derecho a una educación pública”, de calidad, al no poder asumir  los altos costos que representa un centro superior privado, sólo moralmente comprometido con el Estado en “promover políticas educativas de formación integral, que encamine sus recursos hacia “la investigación, la ciencia, la tecnología y la innovación que favorezcan el desarrollo sostenible, el bienestar humano y la competitividad” que tanto, como nación, necesitamos.

No se podría tildar, en modo alguno, al Presidente Fernández de cicatero, ni de indiferente ante los reclamos presupuestarios de la UASD.

En eso se diferencia abismalmente de su Maestro, Dr. Balaguer. El Dr. Fernández, notable académico, hijo de la UASD y profesor  destacado de esa institución, ha sido más que condescendiente, agradecido de los favores recibidos de su Alma Máter, particularmente por el apoyo dado a la aventura del Metro, cuando todas las voces independientes o sensatas, incluyendo el CESI, abogaban por otras soluciones menos dispendiosas y más eficaces.

Así, guardando su estilo faraónico, vemos a una Universidad estatal lujosamente revestida con su Aula Magna totalmente remozada, su fabulosa biblioteca Pedro Mir, deslumbrantes  construcciones de Centros Regionales, como el de Barahona, y el no menos asombroso parqueo millonario, a punto de convertirse en aulas para satisfacer la real demanda estudiantil.

Así las cosas, sin sentido de prioridad, con políticas que no racionalizan el costo – inversión, en función de necesidades primarias básicas, sin el coraje necesario para  eliminar de cuajo prebendas y cargas fijas inútiles y  un boato injustificado, se aprueba un nuevo presupuesto aumentado a 430 MM;  pero no se le asigna a Educación lo que la ley le otorga  y la patria necesita para  el logro de su objetivo: “la formación integral del ser humano a lo largo de toda su vida, orientada hacia el desarrollo de su potencial creativo y los valores éticos.”

Se le niega a la UASD y a la Educación su ración presupuestal, como si el reclamo de una mayor inversión en la educación, la ciencia y la tecnología fuera una lucha contra el gobierno y no  un propósito vital que debería ser común y compartido por pueblos y gobiernos en un Estado Social y Democrático de Derecho.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario