Medio Ambiente Nacionales

Samaná: El paraíso olvidado

Playa El Valle (Samana)
Escrito por Debate Plural

Alfonso Quiñones (D. Libre, 8-7-17)

Sin andar corriendo por la Autopista Juan Pablo II, y girando a la derecha por la carretera hasta Santa Bárbara de Samaná, bien se van 2:40 horas para descubrir una ciudad caribeña, que sirve de trampolín para conquistar el resto de la península, un paraíso olvidado, pero que los naturales adoran y tratan de cuidar y desarrollar, a pesar de la inopia oficial.

La península de Samaná puede resumirse en una palabra por estos días un tanto insurrecta: verde. Montañas que bajan hasta las playas, rincones de ensueño y asombros permanentes.

El primer descubrimiento es el renovado hotel Amhsa Marina en Las Galeras, a unos 30 a 40 minutos de la ciudad, con sus boongaloos en el nivel Select, que ofrece bebidas y alimentos de alta gama y piscina propia, entre otros niveles de hospedaje. De noche se puede cenar a la orilla del mar, con una luna que parece mandada a poner para que riele en el agua. Otro descubrimiento: el hermoso paisaje, en la mismísima punta de la península, es coronado con una de las mejores playas del país, quizás el mejor valor agregado.

Abierto, cálido, hospitalario, el samanense se entrega como pan de coco. Carlitos Ramírez sirve de guía, habla cinco idiomas, tiene una excelente cultura general, y señala los nombres científicos de los árboles y las flores que crecen en el jardín botánico que Gina y Lon han ido sembrando en El Rancho, un lugar a unos seis kilómetros de la ciudad, por el camino a El Valle, donde se puede beber cacao o café orgánicos y comprar artesanías, y al cual se puede llegar en fourwheels.

Unos cinco o seis kilómetros más adelante está el Tree House Village, con 22 cabañas construidas en las copas de los árboles. Las hay básicas, altas y las VIP (con baños incluidos). Allí también es parte del espectáculo el zip line de cuatro niveles, entre las montañas, y también lo es una cascada natural que refresca el ambiente y en la que la muchachada se divierte lanzándose, o columpiándose con lianas que cuelgan de los árboles centenarios.

Atravesando el río sin puente (que espera la comunidad desde Trujillo, de lo cual permanecen los pilotes donde se iba a levantar), se sube a la derecha y luego a la izquierda, durante un kilómetro más (a la orilla crecen dos hotelitos de alto standing y hermosa arquitectura estilo rústico), al final del camino, está la playa El Valle de arenas mulatas, entre dos picos de la península –en una de las montañas de la derecha, Shakira tiene una villa a la cual se llega en helicóptero– donde Carlos y amigos ayudan a proteger las tortugas que llegan a desobar.

Una escapada que invita a regresar una y otra vez a estas hermosas tierras.

Datos útiles

Distancia: a 243 kms de Santo Domingo.

Peajes: en la primera estafeta, los automóviles, camionetas, yipetas y bus familiares pagan RD$53, en la segunda a 16 kms pagan RD$174, y en la tercera, a 84 kms. pagan RD$204.00.

Total ida y vuelta: RD$862.

Superficie de la península: 862.8 km2.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario