Medio Ambiente Nacionales

En 2011 la ONU habló de grandes propiedades rurales en manos de extranjeros

Zona rural
Escrito por Debate Plural

Panky Corcino (El Caribe, 29-12-11)

El proceso de concentración y de extranjerización de la propiedad de la tierra en República Dominicana, a través de consorcios tradicionales que se dedican al cultivo de la caña de azúcar y el banano en predios que ocupan 80 mil hectáreas (alrededor de un millón 272 mil tareas), llama la atención de expertos de la Organización de las Naciones Unidades para la Agricultura y la Alimentación (FAO), organismo que muestra preocupación ante la reducción de la superficie destinada a la producción de alimentos.Expertos de la FAO analizaron en Chile, a mediados de noviembre, la realidad de la tenencia de tierra en 17 países de América Latina y el Caribe. El fenómeno de la extranjerización representa un problema mayor en países como Argentina, que hace una semana votó una ley para limitar la compra de terrenos por parte de extranjeros a sólo el 15% del territorio. En esta nación, empresas de China, Corea del Sur, Arabia Saudí y Qatar invierten en la compra o arrendamiento de grandes extensiones para dedicarlas a la explotación agrícola y sacar productos y materias primas.

En relación a República Dominicana, Sergio Gómez, miembro de la Oficina Regional de la FAO, apunta que las 80 mil hectáreas destinadas a la caña y banano están en manos de “capitales de origen norteamericano, español, francés y venezolano, así como cubanos radicados en Estados Unidos”.

Apunta además que en el país se han constituido consorcios no tradicionales vinculados a la producción de frutas y vegetales para el mercado externo, que explotan unas 10 mil hectáreas (159 mil tareas), destinadas al cultivo de mangos, cítricos, aguacates, cacao y pimientos.

También se refiere al proyecto que busca destinar 23,000 hectáreas (unas 365,717 tareas) a la caña de azúcar, para fabricar etanol, con capitales del Gobierno y empresas de Suecia, Brasil, Guatemala y Colombia.

El organismo de la ONU se apoyó en diversos expertos para estudiar lo que sucede en América Latina con el fenómeno conocido como Land Grabbing, o la adquisición de tierras fértiles con fines agrícolas por parte de otros Estados o inversionistas extranjeros.

En el caso de República Dominicana el estudio estuvo a cargo de la consultora legal Ingrid Lavandier, quien reseña que la concentración de grandes extensiones agrícolas en el país la encabeza el Grupo Vicini, que mantiene en operación los ingenios Cristóbal Colón y CAEI. Además, menciona en este renglón al Consorcio Azucarero Central, el Consorcio Caña Brava y la Central Azucarera del Este.

En cuanto a los productos no tradicionales, Lavandier explica que en 1980 inició en el país un proceso de diversificación de cultivos, así como la formulación de nuevos modelos de inversión que combinan la inversión extranjera con capital local.

Indica que esto permitió el establecimiento de nuevas empresas, entre las que cita a Frudoca y Dole Dominicana, del Complejo Agroindustrial Piñero; la Agroindustrial Citrícola y el Proyecto de Diversificación del Ingenio Esperanza (cultivo de sorgo, maíz, gandul, yuca, habichuela, batata, etc.).

Turismo

La consultora resalta el tema de la inversión extranjera en el sector turístico, que implica la utilización de la tierra para la construcción de hoteles y campos de golf.

Entre los proyectos importantes de este sector cita a Cap Cana, que cuenta con 6 mil 250 hectáreas (99 mil 379 tareas) en un complejo desarrollado por empresas dominicanas asociadas a extranjeros, entre los que figuran el magnate estadounidense Donald Trump.

También, Punta Cana, formado por la familia Rainieri, de ascendencia italiana, y grupos económicos estadounidenses y con figuras conocidas como el intérprete español Julio Iglesias y el diseñador Oscar de la Renta.

Asimismo, menciona al español grupo Barceló, con 16 hoteles, aunque no especifica la extensión de terreno, y al grupo de la familia Fanjul, de origen cubano, que son dueños del complejo hotelero Casa de Campo, que ocupa unas 4 mil hectáreas (63 mil 603 tareas).

“Recientemente se ha establecido en la zona Este el Grupo de Gustavo Cisneros de nacionalidad venezolana, que está haciendo grandes inversiones en este sector.

Incluso, este grupo ha tenido problemas legales, porque ha adquirido terrenos turísticos que son parques nacionales, lo que ha desatado un debate sobre la pertinencia o no del uso para fines turísticos de estos terrenos”, dice la consultora de la FAO.

Los predios agrícolas se redujeron en un 6%

Entre 1980 y 2009 la superficie agrícola de República Dominicana se redujo en 6%; mientras que entre 2000 y 2009 el terreno destinado a la producción de ganado vacuno aumentó 44%, de acuerdo a Eduardo Baumeister,  uno de los expertos que aborda el tema en la FAO.

Este fenómeno se da mientras en países como Guatemala y Nicaragua la superficie agrícola se incrementó en 44% y 20%, respectivamente. Baumeister ve un problema en el país con el “no crecimiento de la frontera agrícola” y en la expansión del turismo de playa con fuerte presencia de consorcios externos.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario