Cine Cultura

El padrino III

El padrino III
Escrito por Debate Plural

Rienzi Pared P. (Listin, 17-6-17)

Esta es la tercera parte de la saga de Francis Ford Coppola, con que cierra la historia de una de las familias más famosas en la historia del séptimo arte. Aquí, Michael Corleone  trata de legitimar su imperio criminal a través de una Fundación que regentea su hija para poder ser respetado como un ciudadano ilustre, simple y normal.

La trama está ambientada a finales de la década de los años setenta. Se mezcla la misteriosa muerte del Papa Juan Pablo I y el escándalo del Banco del Vaticano con las inversiones de la familia Corleone, para mostrar el nivel de complejidad de las relaciones y el manejo del poder.

La película comienza con una celebración donde Michael es reconocido como un gran filántropo por la Iglesia Católica. Estas donaciones que realiza el gran capo, es para poder ser consagrado como un ciudadano ejemplar, y poder así, limpiar su apellido y el de su familia. No obstante, siempre estarán los demonios aleteando por su cabeza; ya que es sumamente difícil salir de ese mundo macabro en que vive.

En esta entrega, el director incluye un nuevo personaje el hijo bastardo de Sonny, el hermano mayor de Michael, quien lo personifica el actor Andy García en el papel de Vincent Mancini. Este personaje es quien le sucederá en los negocios de la familia por tener el coraje y la valentía para mantener ese poder. Los resortes del control emocional de Michael con su familia directa están cuestionados, ya que el hijo mayor de él, sabe que Michael había asesinado a su tío (Fredo) por lo que la figura del hombre ha ido disminuyendo ese nivel de control, cuando el hijo decide estudiar canto, en vez de ser abogado como quería su padre.

La “Familia” vendrá a ser para Michael, el grupo de matones y asesinos que lo han rodeado durante toda su vida. Es por eso que, cuando escapa del atentado que Joey Zasa (Joe Mantegna) le había programado, Michael Corleone se da cuenta que quien quiso asesinarlo era Don Altobello (Eli Wallach) y en un arranque de furia como si fuera poseído, manifiesta que cuando quiere salir de ese bajo mundo vuelven y lo entran como si fuera su castigo eterno.

Las inversiones de la familia Corleone en la compañía europea “International Inmobiliare” para finalizar el proceso de legitimización de sus negocios, dependerá de la ratificación por parte del Papa Pablo VI; pero se complica dicha ratificación por el estado de salud del Papa. No sin antes, la familia Corleone haber depositado la suma de US$800MM de dólares a instancia del Arzobispo Gilday para cubrir el faltante en el Banco del Vaticano.  Aquí, Michael se da cuenta que se siente presionado por los cabecillas de las otras familias de criminales y acude a consulta con el Cardenal Lamberto donde le explica todo el entramado y dicho Cardenal logra la confesión de Michael para poder sacarles todos sus pecados como forma de liberación espiritual.

El Cardenal Lamberto es elegido Papa y asume el control de la Iglesia con el nombre de Juan Pablo I y procura una investigación exhaustiva de la corrupción imperante; pero el mismo es asesinado. Los tentáculos del poder son enormes dado que nadie se siente a salvo. Es por ello, que Michael tomará acciones parecidas a la primera entrega de la saga, de eliminar las cabezas de dichas familias mafiosas y tratar de imponerse.

Esta película aunque es buena, no se encuentra a la altura de las primeras dos; porque hay momentos que baja el nivel o el ritmo de la película, especialmente del carácter de Michael. Quizás por la vejez del personaje en el cual los guionistas quisieron darle un poco de familiaridad que no tuvo. Lo que sí pudiera destacarse, es el castigo que el director quiso plasmar al protagonista cuando es asesinada su hija como un modo de pagar por todo lo que hizo, dándole donde más le duele; ya que su hija era lo único puro en su corazón.

Es por ello, que el final de este personaje termina de una manera simple, sentado en una silla del patio de su casa en Sicilia, cayendo de un infarto sin que nadie de su “familia” estuviera a su lado, solamente le acompaña un pobre perro realengo como determinando que no importa el poder que pudiera haber tenido; porque al fin y al cabo, terminaremos como todos….. Solo.

Con esta película termina la mejor Trilogía que se haya hecho en el séptimo arte, donde se nos muestra el manejo del poder a sus anchas, donde han quedado frases  para la posteridad.

(+)
ALGUNAS CURIOSIDADES DE LA PELÍCULA:

1) Francis Ford Coppola aclaraba en una entrevista que los dos primeros films alcanzaban para contar toda la historia de la Familia Corleone; pero su situación financiera, luego del fracaso de una película de alto presupuesto, le obligó a aceptar la sólida propuesta de Paramount Pictures para realizar la tercera película.

2) El Padrino I y III son muy similares: Un Padrino viejo que cae gravemente enfermo a causa de un atentado, un sucesor que debe tomar el control y un viaje a Sicilia. Finalmente una secuencia de asesinatos para saldar cuentas.

3) Coppola advierte que la saga de El padrino está basada, esencialmente, en la vida de Michael Corleone, una historia de cómo “un buen hombre se vuelve malvado”. Además, para él, Michael realmente no había pagado por los pecados cometidos en la segunda película y quiso demostrarlo en el último capítulo. Específicamente con la muerte de la hija.

4) Winona Ryder fue la escogida para interpretar inicialmente a Mary Corleone, pero después del primer día de rodaje abandonó el set alegando que se sentía extenuada después de haber rodado tres películas, una detrás de otra. Como ya se sabe, se sustituyó por la hija del director, Sofia Coppola, decisión muy criticada tanto en el estudio como en la Paramount, se criticó ferozmente esta decisión; pero Coppola hizo caso omiso de tales críticas.

5) El grito final de Michael Corleone en las escaleras de la iglesia lo quitaron de forma premeditada para que pareciera que aunque quisiera gritar no podía hacerlo…. hasta que al final el grito sale desgarrador. Es decir, Pacino en realidad grita, pero eliminan el sonido para hacer ese efecto… después, vuelven a ponerlo para que parezca que el grito estalla por fin en la garganta de Corleone.

6) Las malas lenguas dicen que, después que se acabara de rodar la última toma de Sofía Coppola, se escucharon aplausos sarcásticos en el estudio.

7) Al Pacino recibió una oferta de 5 millones de dólares para que retomara su papel de Michael Corleone, pero Pacino la rechazó pues lo que solicitaba eran 7 millones más un porcentaje de los beneficios. Entonces Coppola declaró que estaba dispuesto a reescribir parte del guión, cuya primera escena seria el funeral de Michael. Pacino aceptó la oferta de 5 millones.

8) Francis Ford Coppola quiso contar con Robert Duvall para que retomara su papel como Tom Hagen, pero sus exigencias, tres millones y medio de dólares, estuvieron por encima de lo que la Paramount estaba dispuesta a pagar.

9) Tal era el respeto que Andy García sentía hacia Al Pacino que incluso cuando las cámaras estaban apagadas seguía abriéndole las puertas para que pudiera pasar.

10) El personaje de Al Neri, guardaespaldas de Michael Corleone, aparece en todas las películas de la saga. Como distinción especial, es el único personaje secundario que sobrevivió a la trilogía entera, interpretado por el mismo actor: Richard Bright.

11) La trilogía del Padrino ha sido considerada la mejor saga del cine de todos los tiempos.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario